Compartir
Publicidad

El hombre que ha hackeado su cuerpo para mejorar su vida sexual

El hombre que ha hackeado su cuerpo para mejorar su vida sexual
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es ningún secreto que llevamos años intentando mejorar nuestra vida sexual. Lo hemos hecho de muchas formas y casi siempre hemos recurrido a juguetes de todo tipo para hacer más placentera la experiencia en la cama. ¿Cuál es el futuro? Algunos creen que será la tecnología y, por extensión, los implantes, es más ya se están creando los primeros prototipos para ello.

Rich Lee es un tipo normal. En su día a día es un comercial pero en su tiempo libre colabora con una comunidad de modders que se ha propuesto crear e instalar implantes antes de que se regule su utilización. Su creación se llama Lovetron9000, un pequeño dispositivo que convierte el pene en una especie de vibrador.

Convirtiendo el pene en un juguete sexual

Esta pieza se instala en el hueso púbico de los hombres para que el aparato reproductor vibre y se mueva como si fuera un vibrador. Tiene varias rutinas y movimientos pero el objetivo, tal y como explica Lee, es crear un dispositivo pensado para “el placer de ella” aunque su uso no parece a priori exclusivo para las parejas heterosexuales.

La idea de Lee surge de haber visto otros juguetes sexuales tecnológicos caseros. Slashdong, un juego de palabras con el famoso sitio Slashdot, es una referencia en el tema y lo cierto es que algunos juguetes lejos de animar a meter ahí nuestros geniales consiguen el efecto contrario: que no queramos acercarnos a ellos. Algunos la verdad es que parecen instrumentos de tortura. Aún así, echando un ojo vemos algunos bastante curiosos. Venga, seguro que alguno os llama la atención.

Lovetron 9000 como tal es un dispositivo muy sencillo que se compone de los siguientes objetos: un motor de 3 vatios de un cepillo eléctrico de Oral B. Diferentes piezas de plástico de bolígrafos, un interruptor, una bobina de Ruhmkorff y un poco de soldadura para dar forma a este pequeño dispositivo que podemos encender o apagar a placer según lo necesitemos.

Lovetron

Lo cierto es que Rich Lee no es un desconocido en todo lo relacionado con el hackeo del cuerpo. Ya en su día se implantó un auricular en la cabeza o un imán en la punta de uno de sus dedos. De hecho, en el foro de Biohack hay muchos proyectos singulares como por ejemplo un implante de castración que funcionaría parecido a la píldora anticonceptiva.

Vía | Kernel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio