Publicidad

A este robot lo contratan para limpiar baños 40 horas semanales, pero cobra menos de la mitad que un humano

A este robot lo contratan para limpiar baños 40 horas semanales, pero cobra menos de la mitad que un humano
36 comentarios

Publicidad

Publicidad

Somatic es un robot autónomo que ha sido creado con el propósito de hacer durante toda su vida la ardua tarea de limpiar baños públicos. En diferentes oficinas de Nueva York se pasa el día dejando los baños impecables. Siendo un robot no se cansa ni se queja, a pesar de que su sueldo es la mitad de lo que le pagarían si fuese humano.

El robot de Somatic es una especie de caja con cuatro ruedes de la que sale un brazo robótico encargado de aspirar y limpiar el suelo. También cuenta con otros dispensadores más pequeños para echar agua a presión, detergentes y otras sustancias sobre las superficies a limpiar. Opera de forma completamente autónoma una vez se ha aprendido el baño en el que debe limpiar.

Sus creadores indican que el robot está pensado para trabajar en aeropuertos, oficinas, centros comerciales y lugares similares donde hay baños con una gran afluencia de personas. De momento ya está operando en varias oficinas de Nueva York.

A diferencia de otros robots, al de Somatic no se le puede comprar. En su lugar se le contrata, con un contrato de 40 horas semanales como a cualquier empleado. La diferencia es que su salario es de 1.000 dólares, mientras que un humano en situaciones similares y contexto podría cobrar más de 2.000 dólares. Según el fabricante, lo único que hace falta es darle agua y electricidad al robot para que haga su trabajo.

Somatic

El baño como lugar ideal para entrenar a un robot

Entrenar a un robot no es tarea fácil, por muchas habilidades que los de Boston Dynamics tengan. Un ejemplo de ello es el robot que tras cientos de millones de inversión sigue sin saber hacer una pizza. Pero según Somantic, en el ámbito de los baños públicos es un poco más sencillo.

Somatic

Tal y como explican sus creadores a TechCrunch, los baños tienen la peculiaridad de que están diseñados de un modo muy similar siempre, los elementos que se encuentran en un baño son casi siempre los mismos. Además no suelen haber piezas sueltas o movibles. En otras palabras, si el robot practica en unos cuantos baños sabrá limpiar en prácticamente cualquier baño público con sólo conocer el mapa del baño.

Este "diseño único" le ha permitido a sus creadores entrenar al robot en un baño nuevo mediante realidad virtual y de forma remota. Cuando el robot llega por primera vez a un baño nuevo sus creadores se conectan a él y "limpian" una vez el baño para que el robot aprenda cómo. A partir de ahí ya tiene un mapeado 3D del espacio y puede hacerlo por si sólo la próxima vez.

El robot limpia el baño de forma rutinaria y combina esa tarea con recargarse de energía y rellenarse con más detergente y otros recursos necesarios. Completa su jornada laborar de ocho horas y al siguiente día vuelve a empezar. Y los 1.000 dólares mensuales, para sus creadores.

Vía | TechCrunch
Más información | Somatic

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios