Compartir
Publicidad

Runtastic Moment, un reloj conectado que pone lo analógico por delante de lo digital

Runtastic Moment, un reloj conectado que pone lo analógico por delante de lo digital
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La historia de Runtastic es curiosa, ellos comenzaron como un estudio de desarrollo de aplicaciones deportivas y con el paso de los años pasaron a crear wearables. El año pasado conocimos y analizamos uno en Xataka: Orbit. Un cuantificador sencillo que pese a que no era el más bonito, era fiel midiendo distancias, calorías y la batería sin ser un prodigio era suficiente para no tener que cargarlo día sí y día no.

Si pensamos en esta compañía afincada en Austria, lo primero que se nos viene a la mente son dispositivos muy deportivos. Para 2015, han querido ir con una aproximación diferente al concepto de wearable y apostar más por el diseño y lo analógico para traernos un reloj cuantificador que a simple vista parece eso mismo: un reloj más. Su nombre es Runtastic Moment y en Xataka hemos tenido oportunidad de probarlo.

Más analógico que digital

Llego a mi cita con la responsable de Runtastic. "Tengo un producto nuevo que enseñarte" me dice en los correos que intercambiamos previamente. Al llegar al punto de encuentro veo cómo viene a lo lejos e intento averiguar dónde está el wearable que voy a conocer. Me fijo en su reloj (mi primer pensamiento al hablar con ella fue que sería un smartwatch) pero al ver que era un modelo convencional de agujas lo descarté.

Sin embargo, al acercarse y saludarnos veo el logotipo de Runtastic en la corona. Moment se camufla muy bien (especialmente en las ediciones más elegantes) y es que toda la tecnología de sensores y conectividad Bluetooth se esconde debajo del mecanismo de un reloj analógico que funciona tal que así. No es la primera vez que lo vemos, Withings tiene ya algo parecido, y cómo idea a la hora de abordar el diseño de wearable me parece interesante.

Runtastic Moment es un cuantificador al uso que en funciones no ofrece nada que no hayamos visto ya: contar pasos y distancia, registro del sueño, calorías quemadas, fijarnos metas, conectividad Bluetooth, notificación LED, alarmas por vibración... Las notificaciones, por cierto, son una pequeña luz que se esconde en la flecha del número 9, muy sutil.

Runtastic 1

A la izquierda: Fun. A la derecha: Basic.

En el anillo del reloj nos encontramos un botón físico que nos sirve para comprobar los pasos que llevamos andado (tenemos una pequeña aguja en la esfera para ello) y si lo dejamos pulsado se pondrá en modo sueño. Cada vez que nos vayamos a dormir tendremos que hacerlo ya que no tiene un sistema que se encarga de detectar cuando estamos descansando.

Según me explica la responsable de Runtastic, el desarrollo de Moment comenzó en febrero y se ha diseñado en colaboración con el socio habitual con el que han creado otros wearables. Será el último dispositivo antes de que en enero comience el desarrollo de dispositivos con Adidas, recordemos que el mes pasado fueron adquiridos por la marca deportiva. Un dato curioso: es la primera vez que Adidas compra una compañía.

Runtastic ha querido centrase en lo que sabe hacer bien: cuantificar el día a día. Moment es ante todo un reloj analógico que además sabe cuantificar unas cuantas variables.

Runtastic lanzará Moment en cuatro modelos: Fun será el más sencillo de todos, correa de silicona, acabado muy juvenil y disponible en dos colores. En el mismo rango de precio tenemos Basic con un frontal algo más grande y pensado para quien busca un modelo simple pero con algo más de presencia.

Runtastic 2

A la izquierda: Classic. A la derecha: Elite.

Por otro lado tenemos Classic: esfera metálica (plateada o dorada) con un acabado más parecido a un reloj clásico. La esfera, como decía, es algo más grande que la de un reloj analógico. Por último tenemos Elite con un claro enfoque para el mercado masculino: cuerpo algo más grande que Classic y con más detalles en la esfera. Los cuatro modelos comparten las mismas funciones y la única diferencia la encontramos en el diseño.

Como reloj, Moment no es especialmente pesado. Quizá algo más que un reloj convencional pero en el rato que estuvimos con él no se hizo molesto. Los modelos Classic y Elite sí que son algo más grande que un reloj de ese diseño pero los gama de entrada (Basic y Fun) tienen unas dimensiones acordes a las de otoros modelos parecidos.

La sincronización de los datos del reloj se hace a través de la aplicación de Orbit. Esto se mantiene igual aunque en Runtastic advierten que dentro de poco veremos cambios importantes en las aplicaciones aunque, de momento, no nos pueden contar nada más. Si tenemos el wearable del año pasado, podemos usarlo de forma conjunta con el reloj y enviar datos al móvil sin que se solapen. Por ejemplo: si siempre llevamos Orbit y Moment pero nos quitamos el segundo para hacer deporte, los datos del primero no borrarán los del segundo.

Runtastic sigue la filosofía de otros fabricantes de wearables, tras un tiempo fabricando dispositivos para un público muy concreto, es hora de ir a por una audiencia mayor.

El movimiento de Runtastic de fabricar un reloj cuantificador con un corte más clásico es una estrategia diferente pero bien planteada. No tiene tantas opciones como un Apple Watch o un Android Wear pero tiene muy bien definida su utilidad. La única pega que le veamos a simple vista es la falta de algunos sensores como el altímetro.

La batería del reloj dura seis meses y funciona con una pila de botón. En los cuatro modelos que se pongan a la venta se incluirá un destornillador para que podamos cambiarla nosotros mismos aunque siempre tenemos la opción de llevarla al relojero. Runtastic asegura que la manipulación (nuestra o de un profesional) no condiciona la resistencia al agua de Moment.

Precio y disponibilidad de Runtastic Moment

El reloj se pondrá a la venta desde hoy mismo en su tienda online y en una serie de distribuidores (en el caso de España, el Corte Inglés). El precio variará según el modelo. Los más básicos (Basic y Fun) costarán 129,99 euros mientras que Elite y Classic tendrán un precio de 199,99 euros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio