Compartir
Publicidad
Publicidad

Palmer Luckey, el fundador de Oculus, está dejando Facebook y el proyecto que lo puso en el mapa

Palmer Luckey, el fundador de Oculus, está dejando Facebook y el proyecto que lo puso en el mapa
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No debe ser sencillo haber dedicado varios años de tu vida a crear e impulsar un proyecto para que al final quedes fuera de él. Esto es lo acaba de pasar con Palmer Luckey, el joven que con sólo 17 años creó un casco de realidad virtual, fundó Oculus, triunfó en Kickstarter, fue adquirido por Facebook, y ahora está fuera de la compañía y de su proyecto.

Hace unos minutos, mediante un comunicado, Facebook confirmó que Palmer Luckey está abandonando la compañía, donde aún no se sabe si esta partida fue voluntaria o es el resultado de los últimos cambios que ha implementado Zuckerberg. Lo que es un hecho, es que el ahora joven de 24 años y quien fuera considerado el rostro de la realidad virtual moderna, está dejando su proyecto.

"Sin duda le echaremos de menos. El legado de Palmer se extiende mucho más allá de Oculus. Su espíritu inventivo ayudó a arrancar la revolución de la realidad virtual moderna y ayudó a construir una industria. Estamos agradecidos por todo lo que hizo por Oculus y la realidad virtual, y le deseamos lo mejor."

De ser toda una revolución, a quedar fuera de ella

Luckey fue considerado por muchos años un ejemplo de cómo las nuevas generaciones pueden ser un agente de cambio en una industria que muchas veces suele estancarse. Sus logros van desde haber desarrollado un casco de realidad virtual desde cero, esto cuando muchos creían que la realidad virtual estaba muerta, hasta haber vendido su compañía Oculus a Facebook por 2.400 millones de dólares.

Para quien no lo recuerde, este éxito llegó después de que Luckey mostró su proyecto a John Carmack, un veterano en la industria del videojuego, quien lo ayudó a aterrizar la idea y a fundar Oculus. En abril de 2012 esta nueva compañía lanzaba una campaña de financiación en Kickstarter donde logran recaudar 2,4 millones de dólares, es decir, diez veces más de lo que se habían fijado como meta. Esto significaba que los consumidores estaban ansiosos de probar la nueva realidad virtual.

Oculus DK1

Es así como Luckey se volvió el rostro de la compañía y mostraba su casco en todas las conferencias que era posible. Ya en marzo de 2014 aparecía Zuckerberg en escena, quien sacaba la billetera y compraba Oculus debido a las buenas impresiones que había provocado en él, además de que se ajustaba de forma perfecta al proyecto de crecimiento que estaba desarrollando en Facebook.

Los siguiente años fueron complicados tanto para Luckey como para Oculus, ya que después de varios retrasos, en marzo de 2016 finalmente lograron poner a la venta sus gafas Oculus, justo en un momento en el que la competencia, con HTC y Sony, también estaba por entrar al mercado. Después de este lanzamiento, surgieron problemas por retrasos en los envíos, fallos en el touch controller y errores de software, pero lo que creó problemas en Facebook fue la poca presencia en tiendas minoristas, donde las HTC Vive estaban triunfando.

Pero el problema más grande vino cuando se descubrió que Luckey había financiado al grupo que se encargó de crear memes y parodias contra Hillary Clinton, todo en pro de apoyar la candidatura de Donald Trump durante las pasadas elecciones en los Estados Unidos. Esto provocó fricciones con Zuckerberg e hizo que Luckey se apartara del ojo público, donde incluso dejó de participar en las conferencias de la compañía.

Time 100 2016 Luckey Palmer

En enero de este 2017, Zuckerberg anunció el fichaje de Hugo Barra, quien pasaba a formar parte del departamento de realidad virtual en Facebook como líder de Oculus y otros proyectos. A pesar de este anuncio, Luckey nunca dio la cara o mencionó algo al respecto.

La última aparición de Luckey fue en febrero de este año cuando se presentó a declarar ante una demanda por parte del fabricante de juegos ZeniMax, quien aseguraba que las gafas de Oculus estaba basadas en tecnología que les había sido robada. El resultado fue una infracción de patentes que hizo que Facebook tuviera que pagar 500 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras que Luckey tuvo que pagar 50 millones por haber violado un acuerdo de confidencialidad.

Hasta el momento, Palmer Luckey no ha salido a dar declaraciones acerca de su salida de Facebook y Oculus, donde sin duda será interesante conocer la razón de su partida, ya que todas las versiones giran en torno a Facebook. Por supuesto estaremos pendientes.

En Magnet | La portada de Time es la peor promoción de la realidad virtual que se podría haber hecho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos