Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando la realidad virtual me hizo querer aprender más de historia en un museo de 150 años

Cuando la realidad virtual me hizo querer aprender más de historia en un museo de 150 años
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me encanta visitar museos. Y no sólo de pasada. Me gusta perderme, pararme a leer la información disponible, analizar lo que veo. Sin embargo, aunque siga queriendo más, llega un momento en el que estoy cansado de leer o, dicho de otra manera, poner de mi parte para disfrutar de la ciencia o del arte que tengo ante mí.

Suele venir al rescate la típica película o documental que te cuenta cosas. Tú no tienes que hacer nada más que prestar atención. El problema es que ahí acabas poniendo encefalograma plano y, si la temática no te engancha, posiblemente acabes más aburrido que antes. Hasta que llega la realidad virtual y te demuestra que eres capaz de interactuar con lo que ves mientras te van explicando conceptos.

Eso es lo que me pasó a mí con el proyecto "Vive el pasado" de Samsung y el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Mira, escucha o explora a tu ritmo

Historia Espana Samsung Man

Se trata de un proyecto de recreación histórica digital llevada a la realidad virtual. Se han seleccionado cinco épocas de la historia de España (Prehistoria, Protohistoria, Hispania Romana, Edad Media y Edad Moderna) y se ha desarrollado un escenario virtual para cada una de ellas.

En el Museo hay instalados cinco puestos o tótems (uno para cada época) que incluyen unas gafas Gear VR, un Samsung Galaxy S7 y unos auriculares Samsung Level. Dentro del smartphone está instalada la aplicación "Vive el pasado", que incluye dos modos diferentes:

  • Guiado. Aquí una guía virtual nos cuenta en unos dos minutos cada etapa de la historia de España. Podemos interactuar con lo que vemos, pero la experiencia se acaba cuando termina la explicación.
  • Libre. Nos dejan todo el tiempo que queramos para explorar cada rincón de los escenarios.

Una vez que te colocas las gafas y los auriculares, la experiencia es bastante intuitiva, incluso para los que nunca hayan probado la realidad virtual. Todo está explicado paso por paso y es muy sencillo. En cuanto seleccionamos el idioma (español o inglés) enseguida comienza el tour (en nuestro caso probamos el modo guiado).

Escuchas e interactúas con el entorno al mismo tiempo: retienes mucho mejor lo que te cuentan

Aparte de que va todo muy fluido, lo que más me gustó fue que, mientras escuchaba a la guía contarme sobre las casas de la época musulmana en España, podía mover la cabeza para ver en detalle y en 3D lo que me estaba contando. Igual resulta una obviedad, pero la retención de contenido se me hizo tan natural que, sí, aprendí más en dos minutos que durante todas esas soporíferas horas leyendo textos llenos de fechas y datos aburridos.

Guia Museo Man Guía virtual que nos encontramos en la aplicación "Vive el pasado"

A nivel técnico, la aplicación se ha desarrollado con fotogrametría y modelado 3D. En el caso de la guía, se ha utilizado motion capture de una persona real para que los movimientos sean más realistas y "humanos".

Todo el proyecto ha sido dirigido por Magoga Piñas Azpitarte, especialista en recreación digital y animación y con experiencia en series como 'Juego de Tronos' o películas como 'Ágora'.

La gran pega es que hay muy pocos puestos VR en el museo: será difícil no desesperarse con las colas

¿El futuro de los museos?

Más allá de que sean pocos puestos con gafas VR y que las colas vayan a ser ingentes para disfrutar de la experiencia in situ, Samsung y el Museo avisaron de que esto es un primer paso y quieren ver qué tal funciona para ver si tiene sentido y cómo se puede mejorar. De hecho, ya están trabajando en una experiencia más: una visita virtual al propio Museo Arqueológico Nacional.

Alguien preguntó si estas experiencias no son contraproducentes para los museos. "Si tengo la aplicación, para qué voy a venir", dejaba caer un periodista. El director del Museo Arqueológico Nacional, Andrés Carretero Pérez, contestó de manera contundente:

Es un temor al que nos enfrentamos los museos hace tiempo, pero ya lo superamos y ahora creemos que, al contrario, incentiva la visita para ver en directo lo que ya conoces gracias a la aplicación. Son experiencias que se alimentan recíprocamente.

Esta afirmación habría que contrastarla con datos, pero sí es cierto que lo que propician proyectos como éste es que cada vez más gente pueda disfrutar de lo que hasta ahora sólo se podía vivir en los museos. Ojalá y haya muchos más proyectos así.

En Xataka | 46 museos y bibliotecas que han digitalizado todo su conocimiento y lo ofrecen gratis en internet

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos