Las empresas gastan más en la nube que en sus propios centros de datos por primera vez, según Synergy Resarch

Las empresas gastan más en la nube que en sus propios centros de datos por primera vez, según Synergy Resarch
Sin comentarios

Pese a que las empresas siguen teniendo buena parte de su infraestructura en sus propios centros de datos (IBM calcula que sus clientes han movido a la nube solo el 20% de sus cargas de trabajo y Oracle también reconoce que la venta de licencias on-premise sigue siendo importante), 2020 ha sido el primer año en que se ha gastado más en la nube que en nuestros propios CPD.

Así al menos lo asegura un informe de Synergy Research Group, según el cual el gasto empresarial en servicios de infraestructura en la nube ha crecido un 35% hasta llegar a casi los 130.000 millones. Mientras, las empresas han dedicado 90 mil millones a mejorar su hardware y software para sus propios centros de datos, lo que supone un crecimiento del 6%.

6 de cada 10 servidores, a la nube

Aunque en 2019 el dinero destinado a los CPD empresariales y a los que están en la nube era casi el mismo, en 2020, y como consecuencia de la pandemia, las empresas han tenido que aumentar sus partidas en la nube para favorecer el trabajo en casa.

Estas necesidades de computación en la nube están conllevando que “el 60% de los servidores que se venden ahora van a los centros de datos de los proveedores de la nube y no a los de las empresas”, según John Dinsdale, analista jefe de Synergy Research Group.

En este sentido, cabe decir que los grandes hiperescaladores se están volviendo más grandes con esta tendencia a la nube. No solo por el hecho de que, por ejemplo, las empresas europeas dedican 2 de cada 3 euros a los grandes jugadores, sino que ya tienen la mitad de los CPD de todo el mundo.

CPD Spending 2020

Los datos de esta consultora también muestran que, durante esta década, el gasto de las empresas en su centro de datos fue creciendo a un ritmo de solo el 2%. Al mismo tiempo, la inversión en los servicios en la nube (IaaS, PaaS y nube privada alojada) fue incrementándose un 52% hasta alcanzar los 89.000 millones de dólares.

Los segmentos con las tasas de crecimiento más altas durante la década fueron el software de virtualización, los conmutadores Ethernet y la seguridad de la red.

La nube seguirá creciendo

Dentro del mercado de servicios de infraestructura en la nube, los principales segmentos con las tasas de crecimiento más altas durante la década fueron principalmente dentro de PaaS, especialmente bases de datos, IoT y análisis. La participación de IaaS del total se mantuvo razonablemente estable, mientras que la participación del servicio de nube privada administrada disminuyó un poco.

Por último, cabe señalar que la consultora también asegura que durante los próximos años no se producirá una reducción “tan drástica en el gasto en centros de datos empresariales, pero seguro que continuaremos viendo un crecimiento agresivo de la nube”.

Temas
Inicio