Publicidad

Condenan a una abuela a borrar las fotos de sus nietos en Facebook por incumplir la ley de protección de datos

Condenan a una abuela a borrar las fotos de sus nietos en Facebook por incumplir la ley de protección de datos
14 comentarios

La abuela quería publicar fotos de sus nietos en Facebook y Pinterest, pero un juzgado de los Países Bajos ha dictaminado que la mujer está obligada a eliminarlas. La decisión llega después que estas imágenes fueran publicadas sin el consentimiento ni de los pequeños ni de la madre, según describe el New York Times.

¿Podemos negar a una abuela el derecho a publicar imágenes de sus nietos? Según han determinado los tribunales holandeses parece que sí, pues en una sentencia pionera en Europa han condenado a la mujer a eliminar las fotos de sus nietos o tener que pagar una multa.

Una sentencia pionera en Europa

La sentencia puede marcar una línea de actuación futura en casos similares. El tribunal ha considerado que en esta ocasión aplica el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD o GPDR por sus siglas en inglés) pese a que en principio no se aplica para fotos dentro del ámbito personal o doméstico.

La decisión del juez ha venido determinado en base a que estas imágenes se subieron sin permiso de los padres y estaban exponiéndolas a un público más amplio. Este concepto es clave, pues es lo que ampara el uso del RGPD.

La abuela y su hija, la madre de los niños, estaban peleadas y no se hablaban desde hace un año. La denuncia procedió por parte de la madre, quien denunció a la suya por publicar fotos de los pequeños después de varios intentos fallidos para que se borrasen. Una disputa familiar en la que los jueces han tenido que aplicar el reglamento de protección de datos europeo para fallar en favor de la demandante.

Nietos

La abuela en cuestión se verá obligada a borrar las fotos de sus nietos de las redes sociales donde fueron publicadas, Facebook y Pinterest. Por cada día que pase sin hacerlo, deberá pagar una multa de 50 euros hasta un máximo de 1.000 euros.

"Con Facebook no se puede descartar que las fotos colocadas se puedan distribuir y terminar en manos de terceros", explica el juez. "Es la posición que el Tribunal Europeo ha tomado durante muchos años", concluye un experto citado por la BBC).

La sentencia es un poderoso ejemplo de cómo los usuarios deben reflexionar antes de publicar una imagen en redes sociales, pese a que se pueda pensar que se mantienen en el ámbito estrictamente doméstico. Porque lo que para unos puede ser familiar, para otros puede suponer una invasión de la privacidad personal.

Vía | Xataka Foto

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios