Publicidad

Este collar tan Cyberpunk es realmente un inhibidor de micrófonos para evitar que graben nuestra voz

Este collar tan Cyberpunk es realmente un inhibidor de micrófonos para evitar que graben nuestra voz
33 comentarios

Imagina llevar un wearable, como una pulsera o un collar, que fuese capaz de dejar KO a los micrófonos que hay a nuestro alrededor. Un inhibidor de micrófonos, podríamos decir. Eso evitaría que alguien pudiese grabar una conversación a escondidas o que los asistentes de voz pudieran captar lo que decimos. Pues ese dispositivo existe y, aunque no es precisamente disimulado, funciona.

Su nombre es un tanto rimbombante: Cyberpunk Ultrasonic Microphone Jammer. Lo ha creado (ahora matizaremos) Naomi Wu, una de las youtubers chinas más conocidas del mundo maker y de la impresión 3D. Se trata de un collar lleno de micrófonos ultrasónicos y que aprovechan una vulnerabilidad de los micrófonos de móviles y dispositivos portátiles para bloquear la captación de nuestra voz.

Un wearable que bloquea los micrófonos

El dispositivo de Naomi Wu, conocida en YouTube por su alias Naomi 'SexyCyborg' Wu, se trata de un collar impreso en 3D, pero está basado en un dispositivo desarrollado por la Universidad de Chicago que el año pasado se llevó unos cuantos premios a la innovación. Este no era un collar, sino una pulsera llena de transductores ultrasónicos.

¿Cómo funciona? ¿Cómo consigue inhibir los micrófonos de móviles, altavoces inteligentes y relojes? Pues bien, este wearable se basa en un exploit que aprovecha el hecho de que cuando los micrófonos de los dispositivos portátiles se exponen a ruido ultrasónico (inaudible para el oído humano), este se filtra al espectro audible del micrófono y produce una señal de interferencia dentro de su circuito. En pocas palabras, las personas sí nos pueden escuchar, pero los micrófonos no.

Detalle

El modelo original, que tiene forma de pulsera, también se vale de la gesticulación de las manos para mejorar la cobertura de interferencia. Al mover la mano, los transductores emiten el sonido en diferentes direcciones y amplían la eficacia del dispositivo. La idea de ponerlo en un collar, como ha hecho Naomi Wu, tiene también su razón de ser: conseguir que los micrófonos apunten a la misma dirección en que se habla.

En el vídeo que hay sobre estas líneas podemos ver el proceso de construcción del collar y el resultado, que es de lo más interesante. Cuando se activan los micrófonos del collar, los micrófonos son incapaces de captar bien la voz de la youtuber. En su lugar, escuchamos el típico ruido blanco propio de las interferencias. Una muestra fácil de ver está en el minuto 20:58.

El collar es un poco aparatoso y bastante grande, pero la youtuber asegura que se podría reducir su tamaño para hacerlo más compacto. El proyecto es open source y todo el código se puede encontrar en GitHub. En este enlace también se puede acceder al paper original.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio