Publicidad

El Brexit compromete la privacidad de los británicos: Google cambiará el restrictivo GPDR europeo por la débil ley de los EE.UU

El Brexit compromete la privacidad de los británicos: Google cambiará el restrictivo GPDR europeo por la débil ley de los EE.UU
15 comentarios

Reino Unido lleva menos de un mes separada de la Unión Europa, pero algunas consecuencias ya se están dejando ver. Según detalla Reuters, Google planea trasladar las cuentas de sus usuarios fuera de la regulación de la Unión Europa y llevársela a los Estados Unidos.

Con el cambio, la información confidencial y los datos de millones de usuarios pasarán a estar menos protegidos, pues la ley de protección de datos estadounidense es menos restrictiva que la GPDR europea. Un cambio provocado por el Brexit y donde, según describen las fuentes, Google forzará a los usuarios a volver a aceptar los nuevos términos del servicio, incluido el cambio a la nueva legislación.

Ante la nueva situación, Google prepara gestionar los datos de los británicos desde EE.UU

El Brexit plantea muchas dudas a nivel tecnológico. Y Google no parece querer convivir en este limbo. No está claro si Reino Unido seguirá con el RGPD de la Unión Europea o creará su propia ley. Ante esta situación, Google ha optado por trasladar en un futuro todos los datos a los Estados Unidos en vez de mantenerlo como hasta ahora.

La relevancia del cambio es debido a las grandes diferencias existentes entre la legislación europea y la norteamericana. EE.UU mantiene una de las leyes de protección de la privacidad más débiles, mientras que la Unión Europea ha ido ampliando y reforzando este apartado. Lo que se deriva en que los usuarios británicos perderán en privacidad debido al Brexit.

Se espera que con la reciente 'Cloud Act' de los Estados Unidos, la transición de datos del Reino Unido a los EE.UU sea más fácil. Y es que este es uno de los puntos tratados en los acuerdos comerciales que están planteando los dos países.

Google también podría haber tenido estas cuentas británicas en una filial británica, pero ha optado por no hacerlo, explican a Reuters. "Nunca descartes el deseo de las empresas tecnológicas de no quedar atrapadas entre dos gobiernos diferentes", explica Lea Kissner, ex-líder global de privacidad en Google.

Es bien conocido que Google mantiene en sus servidores una gran cantidad de información personal sobre sus usuarios. Con esta decisión, Google se protegería de la incertidumbre jurídica. A costa de que los usuarios británicos tengan que perder la protección del RGPD europeo. Una inesperada consecuencia del Brexit donde de nuevo los que pierden son los usuarios.

Desde Google explican que "al igual que muchas empresas, tenemos que prepararnos para el Brexit. No se están haciendo cambios a nuestros servicios ni a nuestro enfoque de privacidad. Ni tampoco cambiaremos la forma en que recopilamos o procesamos datos, y cómo respondemos a las demandas de las autoridades sobre información de los usuarios. Las protecciones del RGPD del Reino Unido aún se aplicarán a estos usuarios".

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios