Publicidad

¿Un teclado mecánico e inalámbrico? Existe, es el Rapoo KX

¿Un teclado mecánico e inalámbrico? Existe, es el Rapoo KX
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los teclados mecánicos suelen estar restringidos a periféricos de alto rendimiento, caros y típicamente cableados. Hay muchos modelos - en los últimos años se ha experimentado un crecimiento en número de modelos y fabricantes interesados -, aunque hay una categoría de producto que está bastante aislada: son los mecánicos inalámbricos.

¿Existen? Alguno hay. Uno de los últimos en llegar es el Rapoo KX, que modifica la estética típica de los teclados más habituales. Es mecánico e inalámbrico y está pensado en servir en HTPCs o equipos de salón debido a su tamaño (carece de parte numérica) y a la inclusión de las teclas de función de la zona superior, táctiles con funciones multimedia asociadas. Su estructura está construida en acero inoxidable y por supuesto también será compatible con cualquier equipo, con el único requisito de tener un puerto USB al que conectar el nanoreceptor necesario.

Las teclas mecánicas (en la web se refieren a (sic) teclas mecánicas de color negro cereza, que asumiremos son interruptores Cherry MX Black) son intercambiables y disponen de retroiluminación ajustable en varios niveles de intensidad. Un punto interesante es el apartado energético, ya que dispone de una batería integrada de ión-litio con la que olvidaremos el mundo de las pilas o baterías externas. Se recarga vía USB y listo.

Rapoo KX mechanical keyboard

Un teclado diferente que es perfecto para los que busquen la tecnología mecánica en un formato mucho más reducido de lo convencional. Rapoo KX se ha empezado a vender en Estados Unidos por un precio de 80 dólares, la unidad, inicialmente sólo en blanco y negro. Lo podemos encontrar en algunos distribuidores como, por ejemplo, Amazon tiene varios modelos a la venta que van entre los 57 y los 85 dólares.

Vía | Hexus
Más información | Rapoo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir