El Onyx Book Mira Pro es un monitor de 25 pulgadas diferente: usa tinta electrónica y promete tiempos de refresco reducidos

El Onyx Book Mira Pro es un monitor de 25 pulgadas diferente: usa tinta electrónica y promete tiempos de refresco reducidos
38 comentarios

Las pantallas de tinta electrónica han demostrado su validez en lectores de e-books, así que, ¿por qué no usarlas como monitores monocromos para nuestros ordenadores?

Eso es justo lo que hace el Onyx Book Mira Pro, un monitor de tinta electrónica con una diagonal de 25,3 pulgadas y que desde luego parece prometedor si no necesitáis las habituales prestaciones de los monitores convencionales. Y sobre todo, si podéis conformaros con verlo todo en escala de grises.

Ideal para leer (y escribir) sin descanso

Este monitor cuenta con unas prestaciones destacables: la resolución es de 3.200 x 1.800 píxeles, la pantalla ocupa el 85% del frontal y es capaz de pivotar completamente y funcionar tanto en modo apaisado como en modo retrato.

Otro de los elementos clave de la pantalla es su tecnología de refresco BSR, que según sus responsables hace que la velocidad con la que los contenidos se muestran en pantalla está cerca de la que se logra en monitores convencionales.

Es incluso factible ver vídeos en el monitor sin demasiados problemas, aunque evidentemente tanto esos vídeos como las imágenes y el resto de los elementos visuales carecen de colores: todo se representa en escala de grises.

El Boox Mira Pro tiene acabado brillo, y no parece que tenga soporte táctil, pero aún así plantea una alternativa estupenda a los monitores tradicionales sobre todo si el usuario lee y escribe mucho en su día a día y para él no es tan necesario el color o la reproducción de vídeos y animaciones.

De hecho parece una propuesta especialmente interesante como monitor auxiliar precisamente para esos escenarios. La propuesta es muy similar en prestaciones a la que planteaba hace unas semanas Dasung con su Paperlike 253, pero esta última tenía un precio superior a los 2.000 dólares.

El monitor acaba de lanzarse en China, donde su precio es de 8.999 yuanes (unos 1.165 euros al cambio). No se ha confirmado si este monitor se venderá a nivel internacional, pero desde luego Boox lleva tiempo vendiendo lectores de e-books desde hace tiempo, así que puede que efectivamente estos monitores acaben llegando a este y otros mercados.

Vía | Goodereader

Temas
Inicio