Compartir
Publicidad

Los SSD en 25 nanómetros ya empiezan a prepararse y serán mucho más asequibles

Los SSD en 25 nanómetros ya empiezan a prepararse y serán mucho más asequibles
Guardar
48 Comentarios
Publicidad

Dicen los expertos que 2010 es el año de los SSD. Durante los próximos meses empezaremos a ver cada vez más y más el uso de estas unidades, más rápidas y eficientes que los dispositivos que denominamos discos duros tradicionales.

Pero la razón principal por la que los SSD tendrán un cierto éxito en el mercado doméstico no es porque sean más rápidos. Los SSD de 2010 serán mucho más baratos que los de otros años, principalmente debido a la llegada de los 25 nanómetros a estas unidades de almacenamiento. Se dice que el coste de un SSD que sigue este proceso de fabricación es de, aproximadamente, 0.50 dólares por cada GB, hablando por supuesto de precios del fabricante que luego serán notablemente superiores en las tiendas. De igual forma, se estima que el precio de la misma unidad en 34 nanómetros (las actuales más potentes) es de 1 dólar por cada GB de espacio, con lo que la diferencia es bastante significativa

No obstante, en la actualidad un disco duro tradicional ronda los 0.10 euros, con lo que aunque esta diferencia pueda ser muy amplia no lo es tanto, pues hace sólo tres o cuatro años el precio de los discos duros estaba en el 1€ = 1 GB.

Teniendo en cuenta que los actuales discos de tera sólo sirven como enormes almacenes de información (seamos realistas: con 256 GB tendríamos más que suficiente para el sistema operativo, y toda la capa de software, incluyendo videojuegos), los precios de los nuevos SSD en 25 nanómetros se plantean excelentes: pagar 100 euros por 128 GB de almacenamiento mucho más rápido que el actual es una ganga frente a su homólogo en almacenamiento magnético.

Y por supuesto, no olvidemos que éste tipo de tecnología se devalúa muy rápidamente, con lo que no sería descabellado pensar que en un par de años los SSD tendrán precios similares al 0.10 € = 1 GB de los discos duros actuales.

Aunque ya veremos cómo se comportan los fabricantes y cuánto inflan su precio sobre el coste de fabricación. ¿Será 2010 el año de los SSD o tendremos que esperar a 2011? Lo que sí parece claro es que los SSD serán los discos del futuro, dejando a los actuales discos duros tradicionales como almacenamiento secundario y masivo.

Vía | LegitReviews.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos