Compartir
Publicidad

Especial NAS I: qué es un NAS. Introducción

Especial NAS I: qué es un NAS. Introducción
Guardar
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

NAS, o Network Attached Storage, son un conjunto de dispositivos de los que llevamos mucho tiempo hablando. Almacenamiento masivo externo, conectado por red, podría ser una sencilla definición. Sin embargo, ¿sabemos realmente lo que es un NAS?

Hoy iniciamos un nuevo especial Xataka centrado en los NAS. ¿Qué son? ¿Para qué sirven? ¿Qué diferencia existe entre un NAS y un disco duro externo? Sobre ésto y mucho más es de lo que vamos a hablar en esta serie de entradas. Y sí, por supuesto, también vamos a comentar cuáles son las principales pautas a tener en cuenta para haceros con uno de estos dispositivos.

Hoy el primer capítulo: ¿Qué es un NAS?

Entregas del Especial NAS

Lo que es un NAS

Synology DS409slim
Con la cantidad de periféricos que a día de hoy tenemos en el mercado se hace necesaria una definición muy concreta de lo que es un NAS.

NAS proviene de network-area storage, que viene a significar algo así como almacenamiento en red. Es precisamente ésta la característica que diferencia a un NAS de cualquier otro dispositivo de almacenamiento, la interfaz de conexión es la red local, generalmente Ethernet o cable de red RJ45.

Esto implica que los NAS suelen ir conectados a un router, con el incremento de velocidad que ésto supone: la implementación de una red gigabit, a 1 Gbps o unos 128 MB/s. No obstante, en la realidad las tasas de transferencias de estos dispositivos suelen ser menores, rondando los 30 o 40 MB/s, pues existen numerosas trabas y complicaciones que limitan esa velocidad.

Cómo funciona un NAS: Instalación

Aunque existen varias configuraciones posibles, la más generalizada es conectar el NAS a nuestro router. De esta forma obtendrá conexión directa tanto a la red local (es decir, a otros ordenadores de la red) como a la propia Internet, en el caso de que queramos utilizar algunos de los servicios y funcionalidades que suelen venir implementadas.

QNAP TS-119

Algo que los NAS ofrecen de una forma muy sencilla es la posibilidad de compartir información en una red local, generalmente mediante una unidad de red accesible a través de cualquier ordenador. Ésto puede ser de gran utilidad, por ejemplo, para una pequeña oficina en donde se quiere tener un pequeño servidor de datos, todo centralizado, con cierta velocidad y sin requerir conectar un dispositivo cada vez que queramos guardar o cargar algo. Por supuesto requerirá una instalación previa, pero suele un proceso bastante sencillo.

Precisamente acerca de la instalación, todos los NAS que hemos probado en Xataka utilizan un sencillo proceso de unos pocos pasos, generalmente introducir el nombre del dispositivo y poco más. Simplemente necesitaremos tener el dispositivo conectado a la red, encendido y con un pequeño programa (que se descarga de la web del fabricante) y un firmware (que también lo encontrarás en la misma web) lo tendremos en unos diez o quince minutos.

Elementos necesarios en un NAS y funcionalidades básicas

La apariencia externa de un NAS es la de una pequeña caja con unas dimensiones que dependen de sus características finales, principalmente del número de discos duros que podemos utilizar en él. El disco duro es uno de los elementos fundamentales de cualquier NAS, pues el dispositivo como tal no tiene memoria interna, o en algunos casos dispone de unos pocos megas que no valen para mucho más que para el propio sistema.

El disco duro hace las funciones de almacenamiento por dos partes: por un lado almacena el firmware y el propio sistema operativo del NAS (sí, lo que se denomina firmware también se considera un sistema operativo); por otro lado, sirve como almacenamiento para los ficheros que deseemos introducir en él.

Synology Download Manager

Lo bueno de los NAS es que muchos de ellos permiten utilizar varios discos duros, al contrario que la inmensa mayoría de discos duros externos por USB. Este aspecto ya lo veremos en futuras entradas de este especial, pues debe ser una de las razones de mayor peso para decantarse por un modelo de NAS u otro.

Además del disco duro, todos los NAS del mercado integran un pequeño ordenador, que como cualquier computador del mercado utiliza el hardware básico: procesador y memoria RAM, entre otros. A pesar de que lo más básico servirá para el usuario medio, es posible que cierto público necesite un equipo más potente, aunque no suele ser lo usual. Existen NAS que integran microprocesadores Intel Atom, por ejemplo.

¿Qué es un NAS? Primeras conclusiones

Finalizamos ya esta primera entrada con una primera conclusión: la misión principal de los NAS es servir como almacenamiento externo y masivo, conectado por red. Además del almacenamiento como tal, uno de los mayores atractivos de los dispositivos NAS es que ofrecen numerosas funcionalidades adicionales, sobre las que hablaremos en la próxima entrada de este especial.

En Xataka | Especial NAS.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos