No solo de auriculares vive el hombre: los altavoces de PC viven una segunda juventud

No solo de auriculares vive el hombre: los altavoces de PC viven una segunda juventud
11 comentarios

Hubo un tiempo en el que uno casi no concebía disfrutar del PC sin un par de altavoces que normalmente flanqueaban nuestros monitores. No solían ser demasiado avanzados, pero siempre estaban ahí, acompañándonos mientras jugábamos, trabajábamos o veíamos alguna película.

La cosa se difuminó con el auge absoluto de los auriculares que dominan el mercado gamer y que también se usan con profusión entre youtubers o twitchers, pero atención, porque los altavoces de PC no están ni mucho menos muertos. Hay una parte importante de la comunidad que los prefiere, y en los últimos años hemos visto cómo los modelos han madurado a lo bestia gracias a unas prestaciones casi dignas del mundo audiófilo en algunos casos.

A los altavoces de PC ya no los reconoce ni su madre

Si tenéis unos añitos seguro que os acordáis con cariño de aquella época en la que efectivamente lo normal era tener una caja de PC horrorosa y anodina, un monitor de tubo que ocupaba mucho en la mesa y, por supuesto, un par de altavoces —si es que no conectábamos el PC a la minicadena— que a menudo eran muy baratos y de baja calidad. Tipo estos:

Altavoces
Ah, esos controles de volumen. Esas rejillas que se ensuciaban a los dos días. Esas carcasas que al poco amarilleaban. Qué tiempos.

Muchos monitores no disponían de altavoces integrados, así que contar con unos altavoces era lo normal. Bastante más que lo de usar auriculares, al menos durante los 90 y buena parte de los 2000. En algún momento la tendencia se invirtió: los altavoces ya no molaban (tanto), y más y más usuarios preferían montarse equipos en los que utilizar auriculares.

Esa tendencia se vio reforzada con el auge del mundo gaming: las luces RGB, las cajas con cristales templados y otros elementos acabaron contribuyendo al nacimiento de un fenómeno singular: de repente ya no escondíamos las cajas debajo de la mesa. Queríamos enseñar nuestros PCs, cuya construcción además se convertía casi en algo artesanal.

Por el camino perdimos un poco los altavoces, que no cuajaban ya. Los auriculares se convirtieron en complemento habitual de los gamers, pero también de youtubers, twitchers o podcasters que los usaban con frecuencia y a menudo aparecían (y aparecen) con ellos en sus retransmisiones.

El uso creciente de portátiles invitaba también a usar auriculares tanto con cable como inalámbricos. Estos últimos han acabado haciéndose un hueco enorme en el mercado tras decisiones como la que tomaron muchos fabricantes de erradicar el minijack de muchos de sus modelos de smartphone.

¿Ha hecho eso que dejemos de usar altavoces de PC? Ni mucho menos. Hay aún una fuerte representación de estos periféricos en comunidades como la de Battlestations en Reddit, y allí es habitual encontrar montajes y 'setups' fantásticas en las que los altavoces siguen acompañando al resto de elementos.

Son varios los debates que tanto allí como en otros foros tratan de dilucidar si es mejor usar altavoces o auriculares en el PC. Este usuario explicaba cómo para él tanto para la música como para las películas lo mejor eran los altavoces por esa capacidad de respetar mucho más el escenario sonoro —excepto si molesta a otros o busca privacidad—, e incluso en juegos también los prefería salvo que fueran multijugador, entre otras cosas porque aportan más profundidad e inmersión.

Es cierto que muchos fabricantes de auriculares ofrecen tecnologías que buscan precisamente buscar esa sensación de sonido envolvente —que se lo digan a Creative y su "sonido holográfico"— pero en la búsqueda del verdadero audio 3D, 360, holofónico o como queráis llamarlo, un sistema de altavoces multicanal resolverá mejor esa situación que los sistemas de emulación que se usan en los auriculares.

Otros prefieren los auriculares por diversas razones además de las ya señaladas: la calidad del sonido suele ser notable con una inversión no demasiado alta, aportan privacidad y evitan molestias a los que nos rodean, no ocupan apenas espacio y son fáciles de llevar a cualquier lado.

Para gamers la cosa aún tiene más sentido si hacen uso del micrófono, pero es cierto que ese apartado cambia cuando uno necesita grabar sonido de calidad y acude a un buen micrófono. Eso, claro, si no te cansa llevarlos durante horas, algo que también es un factor importante en el que otros usuarios inciden.

Lo cierto es que la evolución del mundo de los altavoces también ha sido positiva: siguen existiendo modelos muy asequibles que básicamente permiten salir del paso, pero dado que son muchos los monitores que incluyen altavoces propios, los fabricantes que ofrecen estos periféricos tratan de darle una vuelta de tuerca a sus altavoces de PC.

Así, Creative es una de las referencias junto a otros como Edifier —yo mismo compré su modelo Studio R1280T en 2018 y me parecen un acierto— o por supuesto los modelos de Logitech, Audioengine, Harman Kardon, Klipsch o Bose. Todos ellos ofrecen propuestas interesantes y solventes, pero aquí, como en todo lo que rodea al mundo del audio, el cielo es el límite, y podremos gastar verdaderas millonadas si queremos un sistema de altavoces de PC más exclusivo.

Temas
Inicio