Compartir
Publicidad

SpaceX va a intentar que sus cohetes aterricen en una plataforma flotante

SpaceX va a intentar que sus cohetes aterricen en una plataforma flotante
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A nadie se le escapa que en esto de los cohetes reutilizables, la complicación no está en mandarlos muy lejos, sino en la vuelta en condiciones de los mismos. Los chicos de Space X siguen con sus pruebas, con la intención de mejorar los sistemas de aterrizaje, y de paso, demostrar al mundo de lo que son capaces.

Lo último que se han propuesto es crear una superficie de aterrizaje en medio del océano. Una plataforma flotante en la costa de Florida que se convertiría en el destino de los cohetes Falcon 9 tras su paseo espacial.

Hablamos de una superficie con poco menos de cien metros de largo y cincuenta metros de ancho - al abatir unas alas -, sin ninguna conexión con tierra. SpaceX se refiere a ella como un "puerto espacial autónomo para vehículos no tripulados", y es que los cohetes todavía no llevan gente a ningún sitio.



La reutilización de los cohetes es el avance crítico para llevar a las cosas al siguiente nivel. Hemos conseguido aterrizar sobre el mar en un par de ocasiones, con muchas complicaciones e incluso un accidente al no conseguir mantener en pie el cohete. Ahora mismo lo importante es demostrar que podemos aterrizar con precisión una y otra vez. Elon Musk

Si ya es bastante complicado tener que frenar un vehículo con catorce pisos de altura que cae a 1.300 metros por segundo - cuenta con tres sistemas de frenado y estabilización -, y debe aterrizar a 2 metros por segundo, también lo es acertar con el destino de vuelta.

Por ello, la plataforma cuenta con propulsores que la hacen estar en el mismo lugar con pocos metros de error, y tanques de agua internos que le ayudan a amortiguar la acción de las olas. Gracias a esos mecanismos podemos entender que denominen a la plataforma como un sistema "autónomo".

Inicialmente se está trabajando en el lanzamiento de contenedores de carga llamados Dragon, que van sobre los Falcon 9, ideados para misiones de suministro. La quinta prueba tendrá lugar el 19 de diciembre, llevando alimentos y materiales para experimentos a la ISS. A la vuelta, Falcon 9 tendrá que aterrizar en la nueva plataforma, si las condiciones lo permiten.

Crear un cohete que puede utilizarse varias veces es una forma de recortar costes en la carrera espacial, pero también una forma de no quedarnos atrapados en el lugar al que hayamos llegado.


Más información | Space X

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio