Publicidad

Raddin nos permite cabalgar sobre las olas con una tabla de wakeboard eléctrica

Raddin nos permite cabalgar sobre las olas con una tabla de wakeboard eléctrica
12 comentarios

Hacer wakeboarding es divertido pero hacen falta dos personas para practicarlo. Raddin pretende acabar con la segunda parte de esta ecuación y que podamos usarlo sobre las aguas por nuestra cuenta. Todo eso gracias a una tabla eléctrica que recuerda en diseño a ese patinete volador que nunca termina de llegar.

Diseñado en Suecia por Alexander Lind y Philip Werner, cuenta con un cuerpo de fibra de carbono y un motor de propulsión alimentado por una batería de ión de litio. Los controles de potencia se hacen con un dispositivo inalámbrico y es capaz de alcanzar una velocidad de 46 kilómetros por hora, aunque esperan aumentar esta cifra en la versión final.

Wakeboarding sin ayuda de nadie

Tiene un peso de 29 kilos y funciona de forma independiente sin necesidad de que tengamos una barca que nos propulse para ir haciendo wakeboard. Tiene una autonomía de 45 a 60 minutos si lo utilizamos variando de velocidad y unos 30 cuando va a máxima velocidad durante todo el tiempo.

La tabla lleva un par de seguros para no caernos de ella, algo ideal para principiantes. Se pueden quitar sin problemas cuando nos sintamos seguros con ella y ya no sea necesario llevar este elemento para evitar accidentes frecuentes. Su precio, eso sí, la pone al alcance de unos pocos: 15.000 euros.

No es la única tabla eléctrica pero de los modelos que hay en el mercado, o que van a llegar dentro de poco, es la opción más completa de todas. Las primeras unidades se pondrán a la venta a finales de año, no es la época más apetecible para practicar este deporte (en el hemisferio norte, claro) pero veremos qué futuro le depara.

Vía | Gizmag

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio