Compartir
Publicidad

La SuperBowl trae el 3D a los televisores

Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los eventos más vistos en televisión en Estados Unidos es la SuperBowl, la final del campeonato de la liga de fútbol americano, que se celebra el primer domingo de febrero. Suele ser una excusa para reunirse con amigos y familia y verlo en compañía.

Igual que sucede en España con los primeros anuncios del año tras las campanadas, en el intermedio de la SuperBowl las empresas se disputan los mejores puestos para sus anuncios, rodando versiones exclusivas para la SuperBowl y preparando al máximo sus campañas de marketing.

Y ha sido este año cuando han traído por primera el 3D al público general, aunque haya sido de una forma algo limitada. Lo espectacular hubiera sido transmitir el partido en 3D, pero se ha limitado a un par de anuncios.

Para poder visualizar las imágenes en 3D era necesario, igual que hasta ahora, utilizar unas gafas especiales con un “cristal” de cada color, con las que se consigue que cada ojo vea una imagen ligeramente distinta y se obtenga el efecto de tridimensionalidad. Pero en esta ocasión no se trataba de las clásicas con cristales rojo y azul.

Las gafas eran de color amarillo y azul y se podían conseguir gratuitamente en muchos supermercados, junto al stand de Sobe, una de las compañías que mostraban su spot en tres dimensiones. Se ha hecho una gran campaña para que todo el mundo pudiera conseguir unas, pudiendo pedirlas a través de Internet para recibirlas por correo.

Gafas 3D SuperBowl

Pero este sigue siendo el gran inconveniente de las tres dimensiones. Los televisores no están preparados para ello, por lo que se necesitan usar complementos, que en la mayor parte de los casos son incómodos y no encontramos justo cuando los necesitamos. Hasta que no tengamos televisores 3D en casa este tipo de tecnologías lo tienen complicado para imponerse.

Es Intel, por cierto, quien está detrás de la tecnología InTru 3D que se ha utilizado para los anuncios, y que ha desarrollado junto a DreamWorks Animation. Es precisamente esta última quien más la aprovechará, presentando el próximo mes de marzo su película Monsters vs. Aliens, que podrá verse en tres dimensiones.

Las películas de animación son las que mejor situadas están para adoptar las tres dimensiones, puesto que precisamente están creadas en 3D. Por tanto, para obtener un resultado en tres dimensiones o en dos “solo” hay que volver a renderizar la película para conseguir uno u otro, igual que cuando hablamos de formatos panorámicos en los que se pueden obtener diversas versiones sin tener que volver a rodar una escena.

Además de mostrar el trailer de la película en tres dimensiones, DreamWorks ha anunciado que todos sus próximos films se lanzarán con esta tecnología, lo que implica un fuerte espaldarazo a la llegada del 3D al cine convencional. Quedará por ver como serán los lanzamientos para consumo doméstico, si ambas versiones vendrán juntas, se podrán adquirir por separado o si alguna de las dos no se distribuye. Otras películas, como Bolt ya tienen su versión 3D.

Habiendo comprobado el funcionamiento del 3D tanto en pantallas especialmente diseñadas para ello como con las clásicas gafas he de decir que cada método tiene sus ventajas e inconvenientes. De momento, las pantallas 3D obligan a estar a una distancia y a un ángulo de visión bastante ajustados para ofrecer un buen efecto.

Por otro lado, las gafas tienen el problema indicado de ser incómodas, además de distorsionar el color original (hay otras gafas, como las polarizadas que mejoran esto, aunque son más costosas de producir). Por tanto, a las tres dimensiones todavía les queda bastante para popularizarse, pero han dado un paso de gigante para acercarse más al gran público.

Más información | InTru 3D.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos