Publicidad

La pose de duro sólo le sirve a Superman porque no es real

La pose de duro sólo le sirve a Superman porque no es real
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Afecta el lenguaje corporal de tu cuerpo a la hora de que tu cerebro decida tomar una decisión? Puede parecer una pregunta sin sentido, pero investigadores de la Universidad de Harvard demostraron en 2010 que así era, asegurando que la gente que utilizaba "posturas de poder" (por ejemplo, reclinarse hacia atrás y poner los pies encima de una mesa) era más propensa a tomar decisiones arriesgadas, y de hecho el simple hecho de utilizar dicha postura aumentaba la testosterona.

Sin embargo, un estudio reciente de la Universidad de Zurich ha intentado replicar el experimento de los colegas de Harvard eliminando algunos factores que podrían haber influido, y los resultados han sido completamente opuestos: la postura no afectó en la capacidad para decidir de los sujetos que se prestaron voluntarios y, de hecho, los niveles de testosterona no sufrieron cambio alguno durante el proceso.

"La principal influencia de las "posturas de poder" es que los sujetos se sienten con más confianza en sí mismos. Sin embargo, no hemos encontrado prueba de que esto afecte a su comportamiento o a su fisiología", explicaba una de las responsables de la versión más reciente estudio.

Eliminando casi todos los posibles factores externos

¿Cómo lo hicieron? Además de contar con más sujetos (200, frente a los 42 del original), las órdenes para que adoptaran una postura de poder o una postura sumisa las dieron a través del ordenador (eliminando el contacto humano que, en su opinión, pudo haber influido en el resultado). A estos se les analizó una muestra de saliva y, a continuación, se les pedía que adoptasen una determinada postura.

Para las posturas de poder optaron por reclinar a la gente hacia atrás al mismo tiempo que se les ponían los pies sobre la mesa. La postura opuesta era encorvarse hacia delante con las manos sobre las piernas. Después de tres minutos aguantando en dicha posición, llegaba la hora de la verdad y les planteaban la pregunta: ¿preferirías ganar una cantidad fija ahora mismo o te jugarías dicha suma al doble o nada en la lotería?

¿Afecta tu postura corporal a las decisiones financieras que tomes? Según el estudio más reciente, no

Los investigadores descubrieron que, contrariamente a lo que ocurría en el estudio de 2010, los sujetos que habían adoptado una postura de poder no optaban necesariamente por la opción más arriesgada. Las muestras de saliva tomadas a posteriori tampoco presentan cambios significativos. Según los responsables, su estudio es más definitivo que el original puesto que tienen "muchos más datos". Sin embargo, y como bien apuntan en Ars Technica, hay otros factores que no han considerado: los sujetos sabían que el experimento trataba sobre posturas y hormonas con anterioridad y, además, eran de otro país distinto al de la primera investigación.

Imagen | Ben Nothern

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios