Compartir
Publicidad

Jazztel, historia de una leyenda de las telecomunicaciones

Jazztel, historia de una leyenda de las telecomunicaciones
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De startup, esa palabra tan de moda, a ser comprada por unos 3.400 millones de euros (a falta de aprobación final) en apenas 16 años. Esa es la corta y meteórica historia de la Jazztel, fundada por Martin Varsavsky y comandada en la última década por Leopoldo Fernández Pujals que llegó para revolucionar un mercado, el de la Banda Ancha fija, que por entonces estaba totalmente copado por Telefónica.

Pero en el periplo de Jazztel ha habido muchos altibajos, y es que una planificación económica desastrosa estuvo a punto de llevar a la compañía a la desaparición. Finalmente, gracias a una gestión más acertada y a una crisis económica, que ha provocado que los usuarios busquen la opción más barata, Jazztel se convirtió en la niña bonita que adquirirá Orange. Pero conozcamos ahora su historia en profundidad.

Inicios en busca de financiación en el extranjero

El comienzo de la historia de Jazztel es cuanto menos curioso. Y es que aunque se hable de Jazztel como una compañía española su sede fiscal siempre ha estado en Londres y comenzó cotizando en la bolsa de EEUU. Las razones fueron que su fundador Martin Varsavsky necesitaba buscar financiación para su proyecto y en España no era del todo bien recibida una compañía que quisiese plantar cara a Telefónica.

Tras el estallido de la burbuja de las punto com a la compañía no le resultaba ni fácil ni económico financiarse, por lo que la deuda iba estrangulando sus resultados

El mismo Varsavsky, conocido también por haber fundado más tarde FON, decidió plantar cara al portal de Internet de Telefónica, Terra, con su propio portal, el famoso Ya.com, cuyas acciones se repartían en un 70% para Jazztel, un 10% para Varsavsky y un 20% para los empleados del portal. Era 1999 pero poco duró Ya.com en esas manos, ya que en octubre del año 2000 el portal fue vendido a Deutsche Telekom, por 550 millones de euros.

Ya.com

Los alemanes reconvirtieron la marca, ofreciendo mediante ella conexiones a Internet hasta que decidieron desinvertir en el mercado español, curiosamente vendiendo Ya.com a Orange en 2007 por 330 millones de euros. Antes de eso Ya.com y Jazztel protagonizaron un duelo fratricida, acusando la primera a Jazztel de incumplir los acuerdos de su venta, aunque finalmente Jazztel ganó el juicio. La marca Ya.com permaneció como la marca low-cost para conexiones a Internet de los franceses hasta su desaparición en 2012.

Abandonando los negocios secundarios, también saldría del mercado portugués en 2004, Jazztel comenzó a ofrecer conexiones a Internet para particulares en 2002, concretamente un dial-up, aquellas conexiones de 56 kbps con suerte que nos dejaban sin teléfono fijo mientras las usábamos, y un ADSL con 256/128 Kbps por el módico precio de 39 euros mensuales. Ya en 2004 Jazztel ofreció ADSL con bucle desagregado, sin revender la conexión de Telefónica, con un 1 Mbps de bajada por 39 euros mensuales.

Pero por entonces los problemas de Jazztel ya eran considerables. Tras el estallido de la burbuja de las punto com a la compañía no le resultaba ni fácil ni económico financiarse, por lo que la deuda iba estrangulando sus resultados. Además Jazztel llegó muy pronto a un mercado poco tecnológico por aquella fecha, copado por una Telefónica de la que los usuarios casi que les daba pereza salir.

2004, la llegada del pizzero

2004, la llegada del pizzero

2004 fue uno de los años claves en la historia de Jazztel. Tras la salida de su fundador en 2002 la empresa contaba con una situación muy débil, que llegó a hacer pensar a muchos que el final de la compañía se acercaba. Una deuda muy abultada, la necesidad de financiación para continuar con su plan de expansión y la escasez de clientes ponían contra las cuerdas a la compañía.

Fue en septiembre de 2004 cuando llegó Leopoldo Fernández Pujals. Aquel fundador de Telepizza, que no tenía ni una cuenta de correo electrónico, se hizo de entrada con el 24.9% de las acciones de Jazztel a cambio de 62 millones de euros, cuando la acción de la compañía tenía un valor de 0.24 euros. Al de un año el valor de cada acción había pasado ya a 1.6 euros.

Jazztel hasta 20 megas

En 2005 Jazztel lanzaba una conexión de ADSL2+ para particulares, la famosa "hasta 20 megas" que nunca son 20. Aunque con un comienzo complicado, la compañía no era capaz de poner en marcha todas las peticiones de nuevos clientes y mantenía duros enfrentamientos con Telefónica, ese fue el momento en el que la compañía comenzó con su apuesta de ADSL a bajo precio.

A finales de 2005 Jazztel ya superaba los 100.000 clientes de Banda Ancha fija, pero todavía era una porción muy pequeña de un mercado con más de cinco millones de líneas en funcionamiento. En 2006 se producía otra incorporación importante a la compañía, la de José Miguel García como máximo responsable ejecutivo de la compañía, mientras se realizaba una nueva ampliación de capital para salvar a la empresa. Y aunque a trompicones las cosas empezaban a funcionar en Jazztel.

Además Pujals no tuvo miedo al gigante e insistió en llevar reiteradamente ante la CMT y distintos tribunales a Telefónica. Los incumplimientos de sus funciones como operador dominante eran constantes, lo que hizo que el regulador impusiese distintas multas y obligaciones al ex-monopolio. Finalmente ambas compañías se sentaron e hicieron las paces en un acuerdo extrajudicial.

La crisis como gran aliado

Aunque Jazztel no llegó a dar beneficios netos hasta el año 2010 el negocio por lo menos empezaba a no ser tan desastroso, se reducía la deuda mientras el número de clientes empezaba a crecer. En 2008 Jazztel empezó a ofrecer servicios de telefonía móvil como operador virtual y lanzó una modalidad de conexión a Internet de 6 Mbps. Pero el año clave sería 2009.

Aquellos usuarios que seguían en Telefónica-Movistar porque era el "operador de siempre" comenzaron a mirar más al bolsillo, lo que hizo que en 2010 Jazztel superase los 850.000 clientes de Banda Ancha fija

Además de ofrecer una mayor velocidad de subida gracias al Anexo-M, la apertura de su segundo call-center en Chile y la llegada de la factura única a todo el territorio nacional Jazztel emprendió hace cinco años una ampliación de capital en la que dio cabida en su accionariado a acreedores con una importante quita, lo que alivió en gran manera su asfixia económica.

Y ya en plena crisis y con las disputas con Telefónica resueltas Jazztel, que siempre ha querido ver su oferta reconocida como low-cost, empezó a crecer con fuerza. Aquellos usuarios que seguían en Telefónica-Movistar porque era el "operador de siempre" comenzaron a mirar más al bolsillo, lo que hizo que en 2010 Jazztel superase los 850.000 clientes de Banda Ancha fija, aumentando con creces su ritmo de captación.

Evolución de líneas de Banda Ancha fija de Jazztel
Evolución de líneas de Banda Ancha fija de Jazztel

2010 también fue el año en el que Jazztel lanzó una conexión VDSL2 de hasta 30 Mbps, poco útil si no se vive al lado de la central. En el aspecto de la televisión la compañía decidió abandonar el experimento de Jazztelia TV para ofrecer servicios de manera conjunta con Digital+ y comenzó a ofrecer tarifas móviles para hablar y navegar.

Fue en febrero de 2011 cuando Jazztel por fin pudo anunciar su entrada en beneficios, habiendo obtenido 7.2 millones de euros en 2010. Introducida en tiendas físicas, hasta entonces se centró en una televenta en ocasiones muy molesta, Jazztel siguió creciendo con fuerza hasta lograr superar la barrera del millón de líneas de Banda Ancha fija durante 2011.

El móvil como nuevo motor de crecimiento

El móvil como nuevo motor de crecimiento

Ya en 2012 y antes de que Movistar anunciase su Fusión Jazztel comenzaba a apostar fuerte por la convergencia fijo-móvil, ofreciendo una línea móvil gratuita con 100 minutos y 100 MB al mes al contratar su ADSL. Además tras años en los que la percepción del servicio de atención telefónico no era muy buena Jazztel anunció la apertura de su primer call-center en España, concretamente en Guadalajara.

Ese mismo año también fue muy importante para Jazztel, ya que conscientes de que su crecimiento en el mercado de Banda Ancha fija no podía seguir sosteniéndose en el viejo par de cobra decidieron apostar por la fibra. Dicha apuesta se tradujo en la firma de un acuerdo para compartir despliegues verticales con Movistar, el tramo más costoso de los despliegues de fibra, y el acuerdo para la financiación del despliegue de fibra con ZTE.

Con la captación de clientes de ADSL bastante estancada a la espera de la fibra Jazztel se centró en el aspecto móvil y convergente. Su estrategia pasaba por ofrecer distintos packs de fijo más móvil, de manera que sacrificando el ARPU (ingreso medio por cliente) conseguía captar un gran número de clientes. De esta manera la compañía ya contaba con 800.000 líneas en julio de 2013, cifra casi doblada un año después.

El final de esta historia probablemente ya lo conozcáis. Tras reconocer conversaciones con TeliaSonera para hacerse con Yoigo los franceses de Orange se han apresurado a ofrecer a los accionistas de Jazztel 3.400 millones de euros en efectivo, una oferta que parece que no rechazarán. Orange se hará con una compañía con la que podrá seguir haciendo frente a Movistar y Vodafone en un mercado con cada vez menos actores.

En Xataka Móvil | Todo sobre la compra de Jazztel por parte de Orange

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos