Compartir
Publicidad

¿Frío en invierno? Esta empresa quiere poner sus servidores en tu casa para darte calor

¿Frío en invierno? Esta empresa quiere poner sus servidores en tu casa para darte calor
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los inviernos pueden ser muy crudos y esto puede repercutir significativamente en el precio de la factura de la electricidad a final de mes. ¿Y si aprovecháramos el calor que dan ciertos dispositivos para ahorrar? Eso es lo que proponen desde Cloud&Heat, una compañía alemana de alojamiento y procesamiento en la nube con una idea bastante original: en lugar de centros de datos, utilizar casas particulares para alojar sus servidores.

Para ello han construido armarios especiales a prueba de incendios que utilizan el calor generado por los propios servidores para calentar edificios o agua, ya bien sea como principal sistema de calefacción o como uno complementario a otro ya existente. Cada uno de ellos incluye varios sensores, de tal forma que, cuando no hace falta dar calor (pensemos en el verano), almacena agua caliente y lo sobrante automáticamente lo expulsa fuera del edificio.

La instalación no es barata: para poner uno de estos armarios en una casa, el propietario debe desembolsar primero 12.000 euros. A cambio, Cloud&Heat se hará cargo de los costes de mantener el armario (electricidad, conexión, mantenimiento) durante 15 años, en los cuales la casa en cuestión disfrutará del calor que los servidores generan. Desde la empresa, eso sí, no han dado más detalles sobre cuánto calienta realmente cada armario.

¿Y los datos que aloja cada servidor? Eso de que los servidores estén en domicilios particulares no suena especialmente seguro, aunque los responsables de este proyecto aseguran que están cifrados y nadie podrá acceder a ellos. Se almacenan, como suele ser ya habitual, de forma redundante, por lo que si uno de estos armarios se destruye, no habría realmente grandes pérdidas.

Radiador Servidor
Servidores con forma de radiador, de Qarnot

Por ahora, eso sí, Cloud&Heat sólo opera en Alemania, aunque en Francia existe otra iniciativa similar de nombre Qarnot Computing. Lo que proponen los franceses es algo diferente: los propios servidores tienen forma de radiador y son mucho más discretos que los armarios gigantes de los alemanes. ¿Llegará el día en el que todos tengamos uno de estos sistemas en casa?

Vía | Slate

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio