Compartir
Publicidad
Estos son Los Ganglios, el grupo que mejor ha entendido Internet y lo ha llevado a la música
Otros

Estos son Los Ganglios, el grupo que mejor ha entendido Internet y lo ha llevado a la música

Publicidad
Publicidad

Es posible que no sepas quiénes son Los Ganglios, pero si estás mínimamente atento al vocabulario de los memes y a los vídeos que circulan por grupos de Whatsapp y de cachondeíto en Facebook -que por desgracia demasiado a menudo no citan los orígenes de lo que se está viendo-, es posible que hayas oído alguna de sus canciones.

Por ejemplo, 'LOL', una extrañísima y ridículamente pegadiza crítica / celebración de las arbitrarias siglas que usamos para expresar emociones en Internet: “Si algo te hace gracia pones LOL”, “Si algo te estremece pones OMG”, “Si algo no lo entiendes pones What The Fuck”. Si eso no te suena quizás sí lo haga el tremebundo estribillo, acompañado de unos acordes de teclado a lo Sonido Destroy de los noventa: “Escasez lingüística en la red”, subidón incluído.

La robótica enunciación de las letras, la casi retro elección del acompañamiento musical o el peculiarísimo sentido del humor, entre espontáneo y lleno de referencias cruzadas, son características esenciales de Los Ganglios, y se repite en otros éxitos como 'La guapa y los ninjas', una desternillante historia de sensualidad y nin-jitsu que incluye imágenes como “Es mejor perdonar a los ninjas porque tienen en su casa unas uñas de cuchilla” entre sampleados de declaraciones de José María Aznar.

Entre la chanza pretecnológica y la sofisticación posmoderna

Son uno de los mejores y más inclasificables secretos de nuestra música: graciosos e inteligentes, pero prescindiendo de la pose de sobrados que tanto daño hace a los grupos que hacen letras con humor, Los Ganglios son a la vez cachondeo verbenero y uso de la tecnología (memes, youtubes delirantes, fotomontajes, grabaciones caseras) que todos tenemos a mano. Hemos hablado con ellos para que nos expliquen su relación con la tecnología.

La robótica enunciación de las letras, la casi retro elección del acompañamiento musical o el peculiarísimo sentido del humor, entre espontáneo y lleno de referencias cruzadas, son características esenciales de Los Ganglios

El equilibrio de Los Ganglios entre la chanza pretecnológica y la sofisticación posmoderna, entre la parodia chanante y el guiño intelectual sigue manteniendo intacto todo su misterio después de cuatro discos y un buen sinnúmero de vídeos (pretenden hacer uno por cada tema de su último disco, y acaba de aterrizar 'Los arquitectos', tras la hilarante 'Vivencias propias'). Con este nuevo trabajo, 'Segunda escucha', recién llegado a las redes, el enigma se mantiene, y más potente que nunca: autobiografías costumbristas como 'S.A.N.Z.' se dan la mano con la chorrada pura y sofisticada ('Solfeo') o enigmas inexpugnables ('Fortunata y Jacinta').

El anterior disco de Los Ganglios, el excelente 'Lubricante' (donde se daban cita clásicos absolutos de la banda como 'LOL', 'Al final', 'Viejo sátiro hipertenso' o 'VHS') se plegaba al método de autofinanciación por crowd-funding que les permite prescindir de sellos establecidos. Fue GOR, de hecho, el que editó 'La guapa y los ninjas', una recopilación de 15 temas escogidos de entre más de cien grabaciones como el tema del título, 'El subiduki', 'Hay' o 'Color de rosa'.

Tres discos después, el sonido y el humor de Los Ganglios, que ellos definieron como sonido PORC para autodefinirse en las entrevistas y no perder demasiado el tiempo -ya que son los únicos que lo practican- sigue inclasificable. Bakalao, cumbias, hardcore punk, baladas y tecnopop se dan la cita en un batiburrillo entre inocente y autoconsciente que de momento no parece agotarse, al menos no mientras se saquen de la manga discos tan redondos como este 'Segunda escucha', rebosante de abstracción, chascarrillos, localismos, humor esquinado y experimentos sonoros.

Bakalao, cumbias, hardcore punk, baladas y tecnopop se dan la cita en un batiburrillo entre inocente y autoconsciente que de momento no parece agotarse

Lo que sigue presente en sus canciones, por activa y por pasiva, es la devoción del grupo (cuyos componentes y colaboradores van rotando, pero en el que permanecen fijos los hermanos Xoxé Tétano y Rafael Filete, a los que se suman Leli Loro y Mariana Scaravilli) por la tecnología en sus múltiples formas: desde el arte audiovisual de sus vídeos a temáticas ocasionales, pasando por guiños a la ciencia-ficción, Internet o las profesiones del futuro ('Infocreación' en cabeza, por supuesto). Hablamos con su vocalista y frontman Xoxé Tétano para que nos aclare la peculiar vinculación de la banda con la tecnología.

Hablamos con Xoxé Tétano, vocalista y frontman de Los Ganglios

Hemos encontrado a Los Ganglios de 'Segunda Escucha' más analógicos y tradicionales que nunca. De acuerdo, los discos de Los Ganglios siempre han sido variados en cuanto a temática, pero lo cierto es que ha desaparecido casi por completo la obsesión de Los Ganglios por los ambientes post-apocalípticos y los guiños al cine y la literatura de ciencia-ficción, y que antes encontrábamos en temas como 'Badajoz 2222', 'Hay', 'Eres Mutante', 'Nubes de Cianuro' o 'Badajoz No Es Hiroshima'.

Hay una explicación para todo ello: “Todas esas canciones que mencionas estaban originalmente dentro de una maqueta que hicimos inspirada en un futuro nuclear al estilo de videojuegos como "After the War”. Un tiempo nos dio por hacer maquetas temáticas”, dice Tétano.

xoxe tetano

Y no es el único tema relacionado con las ficciones fantásticas que tienen en su haber: “Tenemos una maqueta antigua en la que contábamos una historia de zombis de principio a fin a través de las canciones”. Pero lo cierto es que no siempre han estado empantanados en esas temáticas: “El disco “Cataclismo Electoral” giraba en torno a la historia política. La ciencia ficción es buen tema, siempre nos ha gustado, aunque últimamente la hemos aborrecido un poco, nos cunde más lo puramente cotidiano”.

Todo lo puramente cotidiano que pueden ser 'Pierrot' o 'Ceguera de rap', se entiende. Pero sí es cierto que hasta en las ideas más costumbristas de Los Ganglios surge lo tecnológico. O a la inversa, porque "Escasez lingüística en la red", el mítico estribillo de 'LOL', es a la vez aguda observación y resumen de toda una era.

"La ciencia ficción es buen tema, siempre nos ha gustado, aunque últimamente la hemos aborrecido un poco, nos cunde más lo puramente cotidiano"

La tecnología está presente en todo y es normal que aparezca a las canciones”, nos cuenta Tétano. “Nosotros personalmente no somos especialmente viciosos de internet ni de los móviles. Pero hoy son asuntos clave en la manera de comportarse y relacionarse, es parte de lo cotidiano, y por eso nos interesa”. Es decir, que tienen que hacer un esfuerzo consciente por evitarlo: “En nuestro nuevo disco "Segunda Escucha" hemos intentado no hablar de cosas de estas, pero aún así se menciona una pantalla en una canción”.

Los Ganglios Rafael Filete, Leli Loro y Xoxé Tétano

Nos gusta ir cambiando de herramientas cuando hacemos música”, nos cuenta Tétano cuando pasamos a cuestiones más melódicas. Llama la atención cómo a veces Los Ganglios parten de una base más vinculada al rock, incluso con progresiones de acordes robadas al punk y al hardcore, y lo convierten en tecnopop.

Cualquier asiduo a los conciertos de Los Ganglios sabe que va a salir de allí bailando cumbia, bakalao, rock urbano y tecno flojeras, entre otras cosas. Por tanto, cabe preguntarse si la filiación de Los Ganglios a las máquinas a la hora de componer es casual.

La respuesta es tan poco reveladora como cabría esperar: “Para componer podemos usar tanto una guitarra española como un sintetizador o una caja de ritmos, pero intentamos alejarnos del ordenador en las primeras etapas. Creemos que las herramientas que usas marcan mucho el proceso y el resultado final. A veces mareamos mucho las canciones hasta que están acabadas y durante ese tiempo hay momentos en los que el ordenador estorba, pero hay otros en los que es clave”.

Es decir, tecnología para la música solo cuando es necesaria: “Nos gusta mucho el punk y además es fácil de tocar y muy bueno para directo. Y también nos gusta el techno, para limpiar la casa nos ponemos listas de bacalao y mákina de los 90 y 2000, hardstyle, house…”.

"No somos especialmente viciosos de internet ni de los móviles. Pero hoy son asuntos clave en la manera de comportarse y relacionarse, es parte de lo cotidiano, y por eso nos interesa"

Lo importante es que esa variedad de estilos no les encasilla en lo musical, más bien al contrario: “Pero en todos los géneros hay cosas que nos interesan. Nos gusta la música en general, escuchamos salsa romántica, Neue Welle, punk y rock español, dub, surf… Si Los Ganglios pudiésemos hacer zarzuela o tocar la guitarra criolla también lo meteríamos en el repertorio, pero desgraciadamente no es el caso. Sobre todo escuchamos cosas en castellano”. En definitiva… ¿qué es lo que más ha influido a Los Ganglios a la hora de dar forma a su música?. La respuesta te sorprenderá… o no: “Kiko Veneno”.

También en lo externo es sencillo encontrar guiños a la tecnología o a formas alternativas de difusión, distribución y financiación que no encajan con las vías tradicionales.

Por ejemplo, muy moderno es el uso que Los Ganglios hacen de lo audiovisual, no solo como videoclips o promoción, sino también para lanzar pequeñas canciones (como sus consejos de seguridad vial, sus felicitaciones navideñas antivicio o sus tutoriales para componer house music que se te salga del pellejo), que a veces solo existen en formato vídeo, y que en determinados momentos son tan sofisticadas que hacen pensar que en realidad estamos ante titanes del diseño gráfico, el montaje audiovisual o similares.

Los Ganglios

Sin embargo, su discurso no está nada comprometido con estos ámbitos: “Modernidad y sofisticación no es lo que buscamos, intentamos ser sinceros en nuestras creaciones. Nos mueve la necesidad de expresar nuestras cosas, y para ello usamos tanto letras como imágenes, en algunos casos se nos subordinan ambas cosas mutuamente y ocurre que no se entienden la una sin la otra”, dice Tétano.

Es asombroso que algunas de estas piezas tengan ya una década de antigüedad, pero conserven toda su frescura: “El primer video que subimos a youtube es de verano de 2006. En ese momento vimos que era una forma de mostrar cosas a mucha gente, y hemos seguido usándolo también para buscar material e inspiración a la hora de hacer videos y canciones”.

"Modernidad y sofisticación no es lo que buscamos, intentamos ser sinceros en nuestras creaciones. Nos mueve la necesidad de expresar nuestras cosas, y para ello usamos tanto letras como imágenes"

También en lo económico Los Ganglios recurren a Internet y las nuevas tecnologías: sus últimos dos discos han sido financiados por crowd-funding, sistema en el que encuentran indudables ventajas: “Con el crowdfunding nos ha ido bien, porque es un sistema que nos permite gastar un poco más en la producción del disco que si fuera de nuestro bolsillo. En ambas ocasiones hemos recaudado la cantidad que pedíamos y un poquito más. Gracias a esto podemos permitirnos contratar a músicos colaboradores y no tener que escatimar en la calidad de la edición. También nos gusta el sistema porque la gente que participa se siente involucrada”.

Y para el futuro, más retrotecnología: “Todavía no nos hemos puesto a pensar en el método que usaremos para la próxima, de momento queremos hacer un videoclip para cada canción de "Segunda Escucha", luego ya veremos”. Revolucionando desde las bases. Keep that base, que dicen ellos mismos en inmortal sampleado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio