Publicidad

Ésta ha sido mi experiencia utilizando sistemas de lectura rápida

Ésta ha sido mi experiencia utilizando sistemas de lectura rápida
26 comentarios

Publicidad

Publicidad

A principios de mes, en Xataka hablábamos de Spritz: una herramienta de lectura rápida que nos permitía leer textos hasta a 1000 palabras por minuto. Algo en apariencia útil y que nos obligaba a mantener la mirada en un punto fijo mientras asistíamos a la lluvia incesante de letras.

Escéptico sobre este tipo de sistemas, eché un ojo al post que hicieron los compañeros de Xataka Android donde hablaban de tres alternativas a este sistema, Spritz todavía se encuentra en desarrollo, y decidí darle una oportunidad para ver si realmente era tan interesante como parecía.

Cuando leer deja de ser un placer

Por mi profesión, y formación académica, buena parte de mi tiempo cada día lo reparto entre la escritura y la lectura. No sólo por trabajo sino también por placer: me encanta sentarme y disfrutar de un buen libro o pasar el rato en el transporte público con algún artículo archivado en Pocket.

El tiempo es oro y un recurso muy limitado. Al final, cada día tengo que plantearme en qué invertirlo y no siempre, como seguro os pasa a muchos de vosotros, puedo hacer todo lo que me gustaría. Gestión, coste de oportunidad, eso me hace también elegir bien lo que leo.

Normalmente intento curar el contenido que voy a leer: elegir lo que más me interesa en función de dónde se ha escrito, el tratamiento, el autor… Si son cosas rápidas suelo leer en diagonal siempre y localizar las ideas clave del texto. Son muchas horas delante del ordenador haciendo esto y he logrado bastante refinar este proceso.

Con las aplicaciones que recomendaba Alejandro en Twitter decidí probarlas e instalarlas en el móvil. Tras una configuración previa, poniendo todas a 200 palabras por minutos, envío el primer texto largo para empezar. Voy a por algo conocido, de mi puño y tecla además: un artículo que escribí la semana pasada sobre Samsung en el mercado profesional.

Empiezo a ver cómo van apareciendo las palabras y me doy cuenta a los minutos de que si bien es cierto que me quedo con las ideas me cuesta tener un esquema mental con todo lo que estaba diciendo. Pruebo con otro texto, esta vez uno que no había escrito, y veo que la sensación es la misma.

¿Condensar el tiempo de lectura o la información?

Los sistemas de lectura rápida se basan en mantener la concentración sobre un punto de la pantalla. Las palabras van pasando mientras fijamos nuestra atención sobre un punto. Algo que resulta antinatural si tenemos en cuenta que parpadeamos para refrescar la imagen. Además, esta actividad no está hecha para todo el mundo.

Las tres aplicaciones que hay en Android funcionan bien. El problema no es su diseño o cómo muestran las palabras sino el hecho de tener que estar centrado sobre un punto. Con artículos cortos es más útil que con los largos pero para mí es una barrera muy grande ver un texto, elaborado y bien maquetado, es troceado y mutilado por una aplicación que no para de arrojarnos cachos de forma rápida.

Un texto, y quizá en este aspecto tengo una mentalidad más conversadora, es un bloque. Más largo o más corto, con su introducción, su desarrollo, sus conclusiones. Desde que empezamos a leer en internet, además tenemos enlaces que nos envían de un texto a otro para ampliar más información. Eso es un texto y aunque no tenga todo el tiempo del mundo, me gusta que la lectura sea algo pausado y que pueda disfrutar.

Es cierto que me gustaría leer más de lo que me gustaría pero tras estar probando durante días este sistema tengo mis dudas sobre su utilidad real. Con esto no quiero sonar vehemente y condenarles a su desaparición. Simplemente que no es un sistema hecho para mí, y por extensión creo que para nadie a quien le guste disfrutar de leer.

Es cierto que es rápido, que te permite coger ideas más rápido pero eso me lleva a un debate que me gustaría se reproduciera en los comentarios. ¿Qué prevalece? ¿Condensar el tiempo de lectura como hacen estas aplicaciones o condensar más la información? Esto último me lleva al caso de aplicaciones como Circa.

Es cierto que leer rápido y leer breves resúmenes no son técnicas incompatibles pero prefiero más los acercamiento de pequeñas píldoras de información donde se resuma lo más importante de un tema y, si me interesa, ir a por el texto completo más desarrollado.

Todavía hay mucho camino que recorrer y es interesante que haya desarrolladores trabajando en esta dirección para buscar nuevas formas de leer. Sin embargo, mi opinión es que estas tecnologías convivirán con los sistemas actuales de lectura, independientemente de cuál sea la pantalla.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir