Compartir
Publicidad

El cable submarino que conecta Bilbao con EEUU consigue un nuevo récord: 26,2 Tbps de transferencia

El cable submarino que conecta Bilbao con EEUU consigue un nuevo récord: 26,2 Tbps de transferencia
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De Bilbao (España) a Virginia Beach (Estados Enidos), el proyecto MAREA conecta el viejo y el nuevo continente mediante un cable submarino de aproximadamente 6.600 kilómetros de longitud. Propiedad de Facebook y Microsoft, este cable acaba de conseguir un nuevo récord: velocidades de transferencia de 26,2 terabits por segundo.

Ni conexiones inalámbricas ni satélites, lo que realmente conecta diferentes partes del mundo mediante Internet son cables submarinos. A día de hoy sigue siendo mucho más eficiente por costes y capacidad conectar el mundo mediante cables que mediante redes satélite, aunque haya propuestas incluso de rayos láser.

Precisamente el mayor cable submarino del mundo en cuanto a capacidad es MAREA, que sale desde Bilbao en España y llega hasta Estados Unidos. Su capacidad teórica es de 160 Tbps. Se trata de su capacidad teórica porque normalmente cuando se construyen estos cables o los de fibra óptica en general se hacen mucho más grandes de lo necesario por los costes de construcción, para que si en el futuro se necesite más capacidad, no se tengan que ampliar de nuevo la red.

Da Cable MAREA entrando en el océano. Vía Microsoft.

Para llegar a dichos 160 terabits por segundo el cable está compuesto por 8 cables de fibra con una capacidad de 20 Tbps cada uno. Sin embargo, en un experimento reciente se alcanzaron nuevas velocidades de transferencia récord de 26,2 Tbps. Esto supone aumentar las posibilidades del cable submarino aproximadamente un 20 por ciento frente a lo que originalmente se pensaba que podía alcanzar. Conseguir velocidades tan altas durante más de 6.000 kilómetros de distancia es desde luego asombroso.

Para conseguir estas nuevas velocidades el equipo de investigadores de Infinera, la empresa que se ha encargado de hacerlo posible, utilizó una transmisión algo distinta. Generalmente se opera con una banda continua de espectro óptico, ellos en cambio separaron digitalmente la luz de cada láser en múltiples subportadores (cuatro en este caso) para conseguir llevar más información.

Ofc Carriers Banda continua de espectro óptico y separación digital de la luz láser en subportadores.

Abre nuevas posibilidades, aunque quede mucho trabajo por hacer

¿Por qué es importante esto? Más allá del nuevo récord de velocidad y el hecho de que se transmitan en segundos semejantes cantidades de datos, hay una razón económica. Los investigadores han conseguido demostrar que se puede sacar más partido a los cables ya existentes de fibra sin necesidad de modificarlos o ampliarlos. De agradecer para las empresas si se tiene en cuenta que una instalación así puede costar cientos de millones de euros.

No obstante, se trata sólo de un experimento y pasará un tiempo hasta que veamos estas velocidades utilizadas en los cables submarinos. Porque actualmente ni siquiera los 20Tbps (por 8 cables, 160 Tbps) teóricos se utilizan. La tasa de transferencia media del cable MAREA ronda los 9,5 Tbps por segundo. Aunque se disponga de la infraestructura, aún hay mucho que mejorar para conseguir las velocidades máximas que ofrece el cable.

Vía | The Verge
Más información | Business Wire
Imagen | Microsoft

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio