Compartir
Publicidad

Ni microLED ni 8K ni QD-OLED: lo último son las pantallas de madera, y la de mui Lab promete hacernos la vida mucho más confortable

Ni microLED ni 8K ni QD-OLED: lo último son las pantallas de madera, y la de mui Lab promete hacernos la vida mucho más confortable
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La capacidad de sorpresa de muchos de los usuarios que adoramos la tecnología está bajo mínimos. Y es normal que sea así porque el ritmo trepidante con el que se mueve el mundo a nuestro alrededor nos invita a no dejarnos engatusar con facilidad. Sin embargo, de vez en cuando, y solo muy de vez en cuando, aparece un producto distinto. Original. Una solución amparada en una idea innovadora que no tiene que ser necesariamente muy ambiciosa, pero que tiene la capacidad de sorprendernos.

El dispositivo que podéis ver en la fotografía de portada de este artículo lo hemos descubierto rebuscando en IFA más allá de las propuestas de las grandes compañías multinacionales. Y nos ha sorprendido. Su responsable es mui Lab, una startup japonesa que ha conseguido financiar su invención gracias a una campaña de financiación colectiva en Kickstarter. Y es lo que parece: un travesaño de madera. Pero también es una pantalla; una que nos propone una relación muy diferente con la tecnología con la que interactuamos todos los días.

Es una idea muy sencilla, pero tiene un potencial interesante

El punto de partida de los creadores de este original dispositivo está enraizado en esos principios de la filosofía Zen que defienden la importancia de valorar la sencillez y lo natural por encima de otras cualidades. Según ellos la madera nos invita a interactuar con el dispositivo utilizando nuestros dedos, como si se tratase de una pantalla táctil, pero su tacto nos ofrece una sensación agradable y relajante. Y es probable que sea así porque es cierto que la madera es mucho más cálida que el vidrio, el plástico o el metal, que son los materiales con los que estamos acostumbrados a interactuar cuando utilizamos nuestros dispositivos.

No obstante, su propuesta, a la que simplemente llaman mui, también es una pantalla capaz de mostrar información extraída de determinados servicios web y con la cual podemos controlar algunos de nuestros dispositivos. Utilizándola podemos recibir mensajes de texto de nuestros amigos y familiares, definir alarmas, actuar sobre la configuración del termostato de nuestra casa, consultar el parte meteorológico y la hora, recibir mensajes de voz, etc. Al parecer sus creadores han puesto a punto un paquete de desarrollo que está a disposición de los programadores que quieran crear nuevas aplicaciones para mui.

Muifuncion

Este dispositivo no es demasiado grande (mide 674 x 85 x 26 mm) y pesa solo 1,2 kg, por lo que no debería resultar muy difícil instalarlo. Tiene conectividad WiFi y Bluetooth, y también incorpora un altavoz interno y un micrófono pensado para recoger nuestra voz y permitirnos interactuar con él de forma natural, como si se tratase de un altavoz inteligente, aunque esta última prestación aún está siendo desarrollada.

No cabe duda de que mui es un dispositivo sencillo y relativamente poco ambicioso, pero es evidente que también es original y nos propone una relación diferente con la tecnología. Además, puede ayudarnos a aliviar nuestros maltrechos ojos después de estar todo el día utilizando pantallas convencionales, de las que emiten una enorme cantidad de luz hacia nuestras pupilas. Y esto no está nada mal. Pero es caro.

Para hacernos con él tenemos que dirigirnos a la web de Indiegogo y desembolsar los 497 euros que sus creadores nos piden si nos acogemos a la oferta de lanzamiento. En adelante costará 904 euros, una cantidad lo suficientemente alta para que muchos potenciales compradores pierdan su interés en este dispositivo. Estará disponible a partir del próximo mes de noviembre.

Más información | mui Lab

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio