Compartir
Publicidad

Guía de compras de hoverboards y patinetes eléctricos: en qué hay que fijarse antes de comprar y qué modelo elegir

Guía de compras de hoverboards y patinetes eléctricos: en qué hay que fijarse antes de comprar y qué modelo elegir
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya está aquí la Navidad y con ella, irremediablemente, también los regalos. Y son, precisamente, tanto los hoverboards como los patinetes eléctricos uno de esos caprichos tecnológicos que suelen aparecer de forma bastante frecuente en la lista de deseos.

Aunque es cierto que podemos encontrarlos, incluso, en tiendas de juguetes realmente no se trata de juguetes y, como la mayoría de vehículos, están sometidos a una reglamentación.

Qué dice la legislación

Para la DGT este tipo de vehículos, denominados Vehículos de movilidad personal (VMP), no son catalogados vehículos de motor y, por tanto, no es necesario disponer de carné o licencia para conducirlos ni tampoco es obligatorio contratar un seguro.

Así se informa de ello en la Instrucción 16/V-124 sobre Vehículos de Movilidad Personal. Por tanto, corresponde a los ayuntamientos legislar sobre ellos y redactar una normativa para su utilización en cada ciudad.

Una utilización que, desde los consistorios, deberán autorizar en las aceras, zonas peatonales, parques o paseos. Y, en caso de asimilarlos a ciclos y bicicletas, será aplicable lo dispuesto en la legislación de tráfico.

De todas maneras, si no existiese una reglamentación específica en nuestra ciudad, el artículo 121.4 del Reglamento General de Circulación nos indica:

Los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de éstas que les estén especialmente destinadas, y sólo podrán circular a paso de persona por las aceras o por las calles residenciales debidamente señalizadas con la señal regulada en el artículo 159, sin que en ningún caso se permita que sean arrastrados por otros vehículos.

Por lo tanto, podríamos desplazarnos por las aceras a paso de peatón aunque, en el artículo 121.2, nos indica:

Sin embargo, aun cuando haya zona peatonal, siempre que adopte las debidas precauciones, podrá circular por el arcén o, si éste no existe o no es transitable, por la calzada:

a) El que lleve algún objeto voluminoso o empuje o arrastre un vehículo de reducidas dimensiones que no sea de motor, si su circulación por la zona peatonal o por el arcén pudiera constituir un estorbo considerable para los demás peatones.

Por lo tanto, bajo el amparo de esta norma, parece que tendríamos que desplazarnos por el arcén o por la calzada. Como podéis ver, por el momento, por dónde podemos utilizarlos es algo que todavía no está muy claro.

De todas maneras, en muchas ciudades, ya se están aprobando normas específicas que nos dejarán más claro su uso. Es es caso de ciudades como Barcelona (con una nueva regulación), Lugo (actualizada en 2013) o el ayuntamiento coruñés de Oleiros (expresamente prohibidos en las zonas peatonales).

En qué fijarse a la hora de comprar uno

Quizá lo más importante, además del precio, es que el producto cuente con el certificado de seguridad: UL-2272 (USA) o SGS (Europa). Este sello se encuentra en el propio aparato y, en caso de dudar de su autenticidad (por ejemplo, si nos aventuramos a comprar en China), podemos contactar tanto con UL como con SGS para cercionarnos.

Sin uno de estos certificados quizá deberíamos replantearnos la compra del producto ya que, sobre todo, afectan a la seguridad eléctrica del aparato.

Un aparato que, recordemos, cuenta con baterías en su interior y que, en el pasado, fueron retirados de la venta en tiendas como Amazon. ¿La causa? Algunos de ellos no habían pasado las homologaciones de seguridad y se incendiaron debido a unas baterías de dudosa calidad.

Sgs

Otro punto importante es el tipo de producto que buscamos. No es lo mismo un hoverboard para jugar con los peques en el patio y que, con toda probabilidad, acabará abandonado en el fondo del trastero que un patinete eléctrico que vamos a utilizar de forma regular para desplazarnos. Especificaciones como el tiempo de carga, velocidad máxima, autonomía o peso son muy importantes y un factor diferencial.

Y es que, mientras un Mi Electric Scooter cuenta con suficiente autonomía para 30 kilómetros circulando a 25 km/h, un Chic C1X se conforma con entre 17 y 20 kilómetros a una velocidad máxima de 12km/h.

Por último, pero no menos importante, es el tema de la garantía. Si compramos el producto en el lejano oriente ya sabemos que la garantía nos la dará la tienda y aunque, en teoría, serán 12 meses quizá debamos conformarnos con los 90 días de PayPal.

Si, por el contrario, optamos por adquirir el producto en España contaremos con 2 años de garantía y, en el caso de compras online, con 14 días para desistimiento desde la recepción del producto y sin necesidad de justificar nuestra decisión y sin penalización de ninguna clase.

Algo importante a tener en cuenta si compramos el producto movimos por la moda y, finalmente, no termina de convencernos.

Patinete vs. Hoverboard

Las diferencias entre un patinete y un hoverboard parecen evidentes, pero no está de más aclararlo.

Un patinete eléctrico cuenta, además de con una rueda delantera y otra trasera, con manillar. Sin embargo, en un hoverboard, las ruedas se encuentran situadas en paralelo y no dispone de manillar.

Los patinetes, generalmente, son más fáciles de conducir que los hoverboards ya que, en estos últimos, resulta algo más complicado mantener el equilibrio durante mucho tiempo.

Qué patinete o hoverboard elegir

Primeramente, decantarse por uno u otro. Si lo vas a utilizar para trayectos largos, en la mayoría de los casos, quizá resulte más útil (y cómodo) un patinete. Eso sí, al disponer de mayor autonomía su tiempo de carga también es mayor

Si, por el contrario, prefieres algo fácil de transportar, rápido de cargar y más enfocado al ocio el hoverboard puede ser una mejor opción.

En cuanto a marcas y modelos, puedes encontrar una gran cantidad en el mercado. Por supuesto, como ya hemos comentado, es muy importante que, escojas uno u otro, disponga de certificado de seguridad.

Además, de cara al futuro, resulta recomendable que se trate de modelos comercializados de forma oficial en nuestro país. Esto es importante, tanto para un eventual uso de la garantía, como también para una probable búsqueda de repuestos en el futuro.

Patinetes eléctricos

Xiaomi Mi Electric Scooter

Xiaomi Scooter

El Xiaomi Mi Electric Scooter es de los modelos con mejor relación calidad/precio. Este patinete plegable cuenta con batería para 30 km y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 25 km/h. Aunque existe una versión descafeinada, más enfocada a los peques, con solamente 20km de autonomía (Young Edition). Además, incluye faros LED, resistencia IP54, frenos de disco y conectividad con nuestro smartphone.

Precio: 349,99 euros

iWatRoad R5

Iwr Black

Con él podremos recorrer entre 12 y 15 km, a una velocidad máxima de 22km/h, con una carga de 120 minutos. Cuenta con iluminación LED frontal, baterías LG y solamente 9,6kg de peso.

Precio: 399,95 euros

JDBUG 312

jdbug

Alcanza los 18 km/h gracias a un motor de 300W. Su batería permite una autonomía de entre 15 y 20 km y destaca por su limitador de velocidad con un práctico modo peatón que baja la velocidad a 6 km/h.

Precio: 359 euros

Elektrik Karbon

Karbon

Uno de los patinetes más ligeros del mercado (7,5kg), fabricado en fibra de carbono, que alcanza los 25 km/h. Y, gracias a una batería LG, podremos circular entre 20 y 25 km. Además, es resistente al agua e incluye suspensión delantera y luces LED.

Precio: 449 euros

Razor E300

E300 Blue

Pese a sus 21kg de peso, es capaz de alcanzar los 24km/h. Sin embargo, ese sobrepeso, se traduce en una tabla mayor y neumáticos más anchos. Eso sí, su autonomía apenas alcanza los 40 minutos.

Precio: 341,90 euros

Egret One V3

Egret One V3

Este patinete alemán es uno de los modelos de mayor precio (999 euros) pero también de los pocos preparados para ser homologado como Vehículo Ligero Eléctrico Personal por la UE y, de este modo, aumentar su velocidad hasta los 35 km/h. Eso sí, de fábrica se entrega con una limitación a 20 km/h. Cuenta con una autonomía de 25 km.

Precio: 999 euros

"Hoverboards"

SmartGyro X2 UL

Smartgyro

Este hoverboard permite alcanzar los 12km/h y cuenta con una autonomía de hasta 20km. Incluye ruedas de 6,5 pulgadas, luces LED, apagado automático, altavoces y conectividad Bluetooth.

Precio: 209 euros

SK8 Go

Sk8

Un hoverboard con una autonomía de 20 km con el que podremos alcanzar los 12km/h. Incluye Bluetooth, altavoz y luces LED.

Precio: 199 euros

Run & Roll Smart Go Cool

Runroll

Este hoverboard destaca por su mayor altura del chasis al suelo, que nos permite circular más cómodamente por ciudad. Además, incluye Bluetooth, altavoces estéreo y luces LED. Es capaz de alcanzar los 27 km/h.

Precio: 329 euros

Bluoko B1

Bluoko

La empresa madrileña se decanta por baterías Samsung para su hoverboard B1. Con una carga de sólo 2 horas es capaz de proporcionar autonomía para recorrer entre 20 y 25 km a una velocidad máxima de 15 km/h. Además, incluye conectividad Bluetooth.

Precio: 269 euros

Chic C1X

Chic

Uno de los hoverboard más económicos (con certificado SGS, por supuesto) que alcanza los 12 km/h y cuenta con una autonomía de 17 a 20 km. Además, dispone de servicio técnico en España.

Precio: 179 euros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio