Publicidad

Vortex es un ordenador compacto preparado para jugones y la realidad virtual, a precio de lujo
Ordenadores

Vortex es un ordenador compacto preparado para jugones y la realidad virtual, a precio de lujo

Con mucha personalidad en su diseño pero unas formas que bien podríamos comparar con las del Mac Pro - compacto, mini-torre, algo cilíndrico -, el nuevo Vortex de la compañía MSI llega al mercado para demostrar que en un espacio reducido pueden meter todo lo necesario para que el más exigente de los jugadores se sienta colmado con la experiencia.

Quien dice juegos, también habla de realidad virtual, ya sabemos lo altas que son las exigencias necesarias para echar a andar con garantías los cascos que van apareciendo en el mercado. Insisto, Vortex es relativamente pequeño, no mide más de 27 centímetros de alto y pesa menos de cuatro kilos.

El volumen que ocupa Vortex es de 6,5 litros y consigue puntuaciones superiores a 21.000 en 3DMARK 11

Al margen de su llamativo diseño, el ordenador cobra mayor interés cuando conocemos que hay espacio para un Core i7 de la familia Skylake (6700K), hasta 32GB de memoria RAM, y dos ranuras para tarjetas gráficas Nvidia.

Obviamente también es una estación de trabajo muy potente, así que cada uno le de la orientación que quiera a esta pequeña bomba en forma de ordenador.

Como podéis comprobar en la siguiente imagen, el diseño interior y distribución de los componentes es bastante especial, recordándonos a la disposición empleada por Apple en su Mac Pro:

Explode 1

Un equipo diseñado desde cero: disposición de elementos, refrigeración, alimentación de 450W

Vortex en dos sabores

Es posible crear una estación de trabajo en formato pequeño, incluso hay lugar para dos tarjetas gráficas en las dos configuraciones que han creado para dar vida a este Vortex. Ambas son conocidas como MSI Vortex G65, pero se diferencian por el apellido SLI-011 o SLI-002, esta última como opción más potente.

Ambas llevan el mismo procesador sobre una placa Z710, un par de de discos SSD de 128GB (M.2), y un disco de 1TB de 7.200RPM. La principal diferencia está en las gráficas - no son versiones para portátiles - y cantidad de memoria disponible:

  • SLI-011: 2 módulos de RAM DDR4 de 8GB, 2 tarjetas Nvidia GeForce GTX 960 con 3GB por cada una
  • SLI-002: 4 módulos de RAM DDR4 de 8GB, 2 tarjetas Nvidia GeForce GTX 980 con 8GB por cada una
Vortex Final Gtx980 10 1

Gracias a las conexiones de vídeo se puede sacar potencia para mover seis monitores sin mayor problema.

En conectividad va sobrado, vemos que hay un par de puertos Thunderbolt 3, dos HDMI - son 1.4 -, otras dos salidas mini DisplayPort, o cuatro puertos USB 3.0.

Dispone de controladores Gigabit Ethernet ‘Rivet Networks Killer E2400’ y para el WiFi, un Killer Wireless-AC 1535 (802.11ac) que soporta DoubleShot-X3 Pro.

El litro de ordenador a precio de oro

El Vortex es pequeño pero se paga bien caro. La configuración más barata que sirve MSI sale por 2.200 dólares. Podemos subir al escalón superior si tenemos 4.000 dólares. Crecemos en posibilidades con respecto a otra de las estrellas de la GDC 2016, el pequeño Skull Canyon, pero nos situamos a precio de Mac Pro.

El MSI Vortex G65 cuenta con la aplicación Dragon Center, nos permite cambiar las luces de la carcasa del equipo, monitorizar el rendimiento del mismo, y ajustar parámetros según nuestras necesidades. Podéis conocer mejor al pequeño ordenador en su vídeo de presentación:


Más información | MSI

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio