Compartir
Publicidad
La polémica de los MacBook Pro con Core i9 continúa: el parche mejora su rendimiento claramente, pero sigue sin ser el esperado
Ordenadores

La polémica de los MacBook Pro con Core i9 continúa: el parche mejora su rendimiento claramente, pero sigue sin ser el esperado

Publicidad
Publicidad

La llegada a las tiendas de los nuevos MacBook Pro ha sido muy agitada. Más, incluso, de lo que con toda probabilidad esperaba Apple, aunque en esta ocasión por circunstancias poco «cómodas» para los de Cupertino. Hace unos días os explicamos que algunos de los primeros análisis del modelo con pantalla de 15 pulgadas y microprocesador Intel Core i9 arrojaban un rendimiento claramente inferior al esperado en tareas que imponen una carga de trabajo muy fuerte a la CPU, como, por ejemplo, el renderizado de vídeo con Adobe Premiere Pro.

Uno de los analistas que llevó a cabo una revisión más profunda de la nueva máquina de Apple fue Dave Lee, y de sus conclusiones parecía desprenderse con bastante claridad que el sistema de refrigeración diseñado por Apple para sus MacBook Pro no es capaz en estas circunstancias de evacuar con eficacia el calor disipado por la CPU. Y esto parece provocar un descenso de la frecuencia de reloj de tanta envergadura que su rendimiento, según sus pruebas, se veía seriamente reducido.

Apple asegura que su última actualización del firmware soluciona el problema actuando sobre el sistema de administración térmica de este MacBook Pro

La magnitud de esta controversia fue tal que Apple no tardó en manifestarse para reconocer que el problema existe, pero también que podían resolverlo publicando una actualización del firmware que gestiona el funcionamiento del sistema de administración térmica. El parche llegó hace un par de días y Dave Lee ha repetido sus pruebas para comprobar si realmente resuelve el problema y el procesador Core i9 por fin es capaz de entregar el rendimiento que podemos esperar de él.

El parche funciona y el rendimiento mejora con claridad

Antes de seguir adelante me parece importante que tengamos en cuenta que los resultados que ha obtenido Dave Lee a priori parecen coherentes, y, desde luego, son muy interesantes, pero lo prudente es que dejemos un poco de margen a la incertidumbre hasta que poco a poco tengamos acceso a los análisis de más medios. Nosotros, por supuesto, haremos lo que esté en nuestra mano para probar a fondo en nuestro propio laboratorio uno de los nuevos MacBook Pro con microprocesador Intel Core i9 lo antes posible.

Macbookprodet

El rendimiento mejora mucho, sí, pero esta CPU parece que sigue sin entregarnos todo su potencial en este chasis

Y, ahora sí, sigamos adelante. Dave Lee ha repetido exactamente las mismas pruebas que llevó a cabo en su primer análisis de este equipo, pero esta vez aplicando previamente el nuevo parche que Apple ha publicado para resolver este problema. ¿El resultado? Su rendimiento en la prueba de renderizado de vídeo con Adobe Premiere Pro mejora claramente. De hecho, ahora el MacBook Pro con CPU Intel Core i9 aventaja con mucha claridad al MacBook Pro más potente del año pasado con procesador Core i7, algo que no sucedía antes de aplicar el parche.

Un dato curioso es que la productividad de este equipo en esta prueba después de aplicar el parche es prácticamente idéntica a la que ofreció a Lee antes de instalar esta actualización, pero metiendo el equipo previamente en el congelador para refrigerarlo «a lo bestia». Esto parece indicar que el parche de Apple funciona correctamente, y que, efectivamente, el rendimiento de este MacBook Pro mejora claramente, pero, ¿realmente permite entregar al Core i9 el 100% de su potencial?

Parece que la CPU Intel Core i9 sigue sin estar del todo cómoda

Para averiguar si este procesador de Intel consigue entregar su máximo rendimiento sin verse coartado por el sistema de refrigeración del MacBook Pro Lee lo ha comparado con otros cinco ordenadores portátiles con Windows 10, todos ellos con procesadores de la familia Core i9. Eso sí, varios de estos equipos eran máquinas para juegos e incorporaban sistemas de refrigeración más ambiciosos en chasis con un volumen claramente superior al del portátil de Apple.

Estas últimas máquinas son mucho más voluminosas, más ruidosas y menos estilizadas que el MacBook Pro, pero, según las pruebas de Lee, permiten al Core i9 superar los 4,5 GHz sin problema y sin evidenciar signo alguno de inestabilidad. Sin embargo, el MacBook Pro y los equipos con un chasis más compacto que también cuentan con un Core i9, como el XPS 15 de Dell y el ZenBook Pro de Asus, apenas consiguen superar la frecuencia de reloj base de este chip, que es 2,9 GHz. Aun así, al parecer estos dos últimos equipos también ofrecen un rendimiento ligeramente superior al del MacBook Pro, probablemente debido a que su chasis es algo más voluminoso y consiguen refrigerar la CPU un poco mejor.

Macbookprodet2

Estos resultados parecen apuntar con bastante claridad algo que es posible intuir de forma razonable: los chasis más finos y estilizados pueden limitar de una forma muy notable la eficiencia del sistema de refrigeración, y, en consecuencia, también el rendimiento de la CPU, sobre todo si es un microprocesador tan rápido como el Core i9 de Intel. Este MacBook Pro de Apple es fino, relativamente ligero, bastante silencioso y también estilizado, pero parece que la combinación de su chasis y su sistema de refrigeración no permite a su CPU entregarnos todo su potencial, algo que otras máquinas más ruidosas, voluminosas y menos elegantes sí consiguen.

Parece razonable pensar que no podemos pedirlo todo. En cualquier caso, esperamos poder ofreceros pronto los resultados de nuestras propias pruebas para comprobar si podemos confirmaros los resultados de Lee. O no. Os seguiremos contando.

En Xataka | Los MacBook Pro con CPU Intel Core i9 parecen tener un problema serio con el calor: este es el reto que Apple tiene por delante

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos