Compartir
Publicidad

ASUS Zenbook 3, Transformer Mini y 3 Pro, primeras impresiones: cuestión de milímetros

ASUS Zenbook 3, Transformer Mini y 3 Pro, primeras impresiones: cuestión de milímetros
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La era post-PC se resiste a llegar, y en ASUS continúan prolongando el limbo actual de portátiles, tablets e híbridos aportando sus últimas propuestas en forma de ultrabook y, como ellos bautizaron, transformables. Computex 2016 ha sido el evento elegido para la presentación del nuevo Zenbook 3 y los Transformer 3 mini, 3 y 3 Pro, tres dispositivos con los que busca ofrecer lo más potente en el menor espacio posible.

Una presentación conjunta con los nuevos miembros de la familia Zenfone y que, pese s pertenecer a grupos distintos de productos, las líneas de actualización han girado también entorno al diseño y a la construcción en metal. Y en partícula aquí ASUS ha querido simplificar la unidad de trabajo al máximo sin sacrificar la potencia y el rendimiento. ¿Lo habrá conseguido? De momento los hemos podido probar y ya tenemos unas primeras impresiones.

La mínima expresión de ordenador

Cuando la tendencia es la movilidad, cualquier cambio que signifique una mejora en este sentido es bien recibida y aclamada si lo merece, y esto parece que es lo que persiguen muchos fabricantes tanto en ordenadores como en teléfonos móviles y tablets. El pasado lunes ASUS sacaba pecho y encogía en milímetros con las dimensiones del Zenbook 3 y, no en vano, logra llevarse el récord en delgadez superando al que se plantea como uno de sus principales rivales: el Macbook.

Viendo las fotos del Zenbook 3 es casi innecesario explicar la sensación que se tiene al agarrarlo y sostenerlo

Si vemos el perfil de este ordenador en las fotografías probablemente no sea casi necesario explicar la sensación que se tiene al agarrar el equipo y sostenerlo: la delgadez y la ligereza son extremas y la sensación no es la de sujetar un portátil, sino de una carpeta y no con mucho relleno. Resulta difícil creer que pesa más de medio kilo y no menos.

Zenbook 3

Esto, no obstante, dibuja un interrogante en cuanto al mantenimiento de la temperatura. Hablamos de un i7 con 16 GB de RAM, su placa, su disco y todo lo demás en poco más de miedo centímetro. Un procesador sobrepasa los 100ºC al funcionar, y es ahí donde interviene el sistema de refrigeración. ASUS aquí vuelve a sacar pecho y a reducir centímetros con un sistema de refrigeración de tan sólo 3 milímetros: ¿será esto suficiente para disipar la temperatura y que no nos queme al usarlo?

Es fácil que salten las dudas con las dimensiones, y por desgracia los primeros instantes con el equipo no son suficientes para valorar si esta milimétrica ventilación efectivamente atenúa esos grados de más. En nuestra experiencia no sentimos la emisión de calor destacable a través de las teclas que se da en condiciones de sobrecalentamiento, si bien algunos dispositivos sí estaban algo calientes en su base (aunque hay que tener en cuenta que hablamos de dispositivos que permanecen encendidos entre 10 y 12 horas siendo utilizados constantemente).

Más metal

Los tablets con Windows 10 se colocan históricamente en una especie de división no escrita entre los portátiles y los tablets propiamente dichos al tener un sistema operativo algo más completo (de ahí el 2-en-1). Una opción más ligera y táctil que busca hacer las veces de ordenador con las fundas-teclado y que de nuevo es la apuesta de ASUS con los Transformer, aunque tras ver el Zenbook cualquier cosa parece demasiado grande.

Transformer 3 Pro
Los Transformers comparten el diseño y la construcción, en metal y con bordes en ángulo

No obstante, aquí tenemos dos tamaños para elegir. El diseño es compartido en todos los modelos de transformable, con unos bordes en ángulo y construcción en metal, también con la lámina que actúa de atril y que permite una inclinación de hasta los 170º. Un diseño muy, muy Surface, con construcción en aluminio y que pese a acabar en ángulo no resulta incómodo. Son también aparatos ligeros, pesando entorno al medio kilogramo y que en el caso del Transformer Mini es algo más manejable por el tamaño (no es pequeño, son 10,1 pulgadas, pero son menos que las 12,6 de los otros dos).

Transformer 3

Pensados para ser ese 2-en-1 pudimos probarlos con las fundas-teclado. Éstas se enganchan con una conexión única en su base de manera bastante fácil y rápida quedando bien ancladas (es magnético). Aquí la calidad de los acabados y la sensación de tecleo depende del modelo, siendo mejores en la funda para los transformables grandes, y los touchpad funcionan sin problemas con una sensibilidad adecuada. Aquí hay un buen trabajo por parte del fabricante, dado que son fundas delgadas que añaden escasos milímetros a los dispositivos.

Transformer 3

El irregular reparto de los píxeles

Estos cuatro productos suponen un pequeño abanico de opciones para quien busca un equipo con el que trabajar lo más ligero, delgado y potente posible, pero hay una característica que determina la experiencia final: la visualización de la pantalla. A falta de probarlos en exteriores, nos encontramos paneles con brillo, contraste y color aceptables (sólo en el Mini echamos en falta algo más de brillo y contraste).

Transformer Mini ASUS Transformer Mini
Si somos de pupilas minuciosas nos costará perdonar el FullHD del Zenbook 3 o los 1280 x 800 del Transformer Mini

Lo mismo ocurre con los ángulos de visión. Aquí aprobamos a todos los dispositivos con mejor nota para "los grandes", algo positivo y necesario teniendo en cuenta que aquí presumen de esa inclinación de 170º para los Transformers. Eso sí: los más exigentes echarán en falta algo de detalle en cuanto a la resolución del Zenbook 3 y los tablets a excepción de los 3 y 3 Pro, dado que son los únicos que llegan a 2880 x 1920 píxeles (unos 275 píxeles por pulgada). ASUS calló (¿estratégicamente?) en este sentido para el resto y si somos de pupilas minuciosas nos costará perdonar el FullHD del Zenbook 3 o los 1280 x 800 del Transformer Mini.

Transformer 3 Pro ASUS Transformer 3 Pro

En cuanto al aprovechamiento del frontal con la pantalla, aquí el Zenbook 3 sí logra destacar y recuperar ese espíritu implícito de joya de la corona (que puede que busquen, además, con el borde dorado). ASUS ha logrado aquí un 82% de ratio pantalla-frontal que se agradece en la visualización, dejando unos bordes bastante pequeños. Además, se trata de dispositivos táctiles (todos) y la sensibilidad es aceptable en todo caso.

Zenbook 3

Como en el caso del Zenfone Ultra, hablando del sonido tenemos también el toque de Harman Kardon. En estas situaciones es complicado valorar la calidad dada la contaminación acústica del emplazamiento, pero es una buena prueba para comprobar la potencia y los dispositivos llegan a un buen máximo de volumen (entorno a los 125 decibelios en estas "condiciones especiales). Aunque en cuanto a los Transformers de nuevo aquí nos encontramos con la cuestionable ubicación de los altavoces (cuatro para el Zenbook 3 y los tablets de 12,6 y dos para el mini), dado que se sitúan en la parte inferior de los laterales y, según nuestro agarre, podremos taparlos.

Transformer Mini ASUS Transformer Mini

Versatilidad y potencia en menos de un centímetro

Ya hemos comentado antes el hecho de que en principio los dispositivos de ASUS no llaman la atención en cuanto a temperatura y pudimos usarlos sin percibir exotermia en ningún caso. Eso sí, aquí tuvimos ciertas limitaciones para ponerlos a prueba en cuanto a lo que suele ser más exigente a nivel de ejecución como reproducción multimedia y juegos debido al escaso software del que disponían.

Dentro de estas condiciones los dispositivos se portaron bien en todo caso, tanto a nivel de apertura de los programas, como en desempeño, como en respuesta táctil. Los vídeos se disfrutan especialmente en el Transformer 3 Pro, por diagonal y por condiciones de la pantalla (brillo y resolución), también por el audio. Son equipos de hecho bastante versátiles y ayudan algunos añadidos de software como los gestos con tres y cuatro dedos o el poder abrir directamente algunas apps trazando una "V" o una "D" en la pantalla bloqueada (abriendo apps como la cámara).

Los cuatro dispositivos ofrecen la posibilidad de configurar el acceso con Windows Hello

Un punto en común en los cuatro dispositivos es la posibilidad de configurar el acceso con Windows Hello. Aquí depende del hardware de cada dispositivo, pudiendo acceder por reconocimiento facial en el caso del Transformer 3 Pro y por lector de huellas en el Zenbook 3, Transformer 3 y Transformer mini. El reconocimiento facial es posible gracias a cámaras frontales algo mejores que en el resto de equipos, si bien aquí nos encontramos con lentes más bien básicas como solemos ver en las cámaras subjetivas de estos dispositivos.

Zenbook 3

Los Transformers 3 y 3 Pro incorporan además una cámara trasera de 13 megapíxeles. A falta de ver el comportamiento en condiciones de luz algo mejores, en interiores el resultado no destaca con la presencia del ruido que se suele ver en estas condiciones para lentes similares. También notamos cierto lag al ejecutar la app de cámara sin que llegue a preocupar.

Transformer 3 Pro

Con ganas de comprobar las promesas

De momento estos cuatro dispositivos prometen una experiencia correcta a varios grados, adaptándose a los distintos niveles de exigencia en cuestión de visualización, sensibilidad del panel y presión de las teclas. En esto último destaca el Zenbook, con una sensación al teclear bastante más agradable que en el resto de dispositivos. Y otro añadido en cuanto a la interacción usuario-dispositivo es el stylus para los tablets, con dos botones y algunas funciones añadidas.

Zenbook 3 Zenbook 3

Se trata de cuatro dispositivos bastante conseguidos, con sensaciones encontradas cuando hablamos del Transformer Mini que quizás queda demasiado por detrás de sus hermanos mayores en cuanto a visualización y al tacto de la funda-teclado y la presión de las teclas. Falta por comprobar qué tal andan de autonomía, con el ojo puesto sobre todo en esas 9 horas que promete el fino Zenbook 3 y su efímero sistema de ventilación de 3 milímetros (con carga rápida) o las 11 horas del Transformer Mini.

Transformer Mini y Stylus

Sobre el papel tenemos además en el caso del Transformer 3 Pro un dispositivo que soporta la realidad virtual al conectar la unidad gráfica ROG XG Station 2. Porque aquí hemos de recordar que la delgadez implica el sacrificio de algunos puertos (dejando un sólo USB tipo-C en el caso del Zenbook) y para ampliarlas hemos de conectar algún hub como el ASUS Universal Dock. Veremos más adelante si finalmente estos dispositivos salen bien parados en los análisis a fondo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio