Compartir
Publicidad

MP3 de PROPORTA a fondo - review

MP3 de PROPORTA a fondo - review
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los reproductores de música en formato MP3 han marcado un hito en la historia desde hace unos pocos años. Son reproductores portátiles y autónomos con una autonomía de varias horas sin necesidad de ser conectados a la red eléctrica para ser cargado.

Todos tenemos uno, o al menos conocemos a alguien que lo tenga. Hoy os vamos a presentar el Proporta SD MP3 Player, de la empresa Proporta, que hemos podido probar durante unas semanas.

Nos ha dado la sensación de ser un reproductor de gama media, sin pantalla y sin memoria interna, ya que funciona mediante tarjetas de memoria. Su funcionamiento es correcto para su principal uso: escuchar música.

Pack de PROPORTA
Según recibí el paquete, vi que el reproductor venía en una cajita junto con el cable miniUSB, un miniCD de 8 cm. Con los drivers para Win98 (ya que en WinXP y superiores no necesita) y un pequeño díptico con las instrucciones de funcionamiento. Todo es correcto y su finalidad se cumple, excepto el manual, quizás algo pequeño (apenas son 2 páginas y en inglés.) de todas formas, el funcionamiento del reproductor es muy básico.

PROPORTA
Logo de PROPORTA

Las medidas del MP3 de Proporta son de 58x58x14 (mm), realmente pequeño. Su peso, 32 gramos, bastante ligero, y parece un reproductor muy compacto y que aguanta bien los golpes. Usa una única pila AAA, y admite recargables. Su principal característica, como ya hemos dicho, es que hace uso de tarjetas de memorias flash SD y MMC en vez de tener una memoria interna fija. Esto es uno de los grandes puntos de este reproductor, ya que (por ejemplo) si tenemos alguna tarjeta de memoria de este tipo que no usemos (por ejemplo, de una cámara digital, o de alguna PDA) podemos usarla en éste reproductor Proporta.

En nuestro caso, hemos probado con una tarjeta SD de 128 Mb. de la marca Extrememory. El funcionamiento ha sido correcto y no nos ha dado ningún problema, excepto al sacar la tarjeta, que parece como que se traba con la pestañita que tiene en un lateral para el modo “solo lectura”. De todas formas, haciendo un pelín más de fuerza se saca sin problemas, sin romperse ni nada por el estilo, y sigue funcionando a la perfección.

Respecto al funcionamiento del reproductor, decir que tiene cinco botones (Play/pause, nexttrack, previoustrack, y volumen + y -). Los botones son grandes y nos acostumbraremos rápido a su posición para así saber qué apretamos sin mirar. Se enciente manteniendo apretado el botón de Play/Pause, y esperando. Primero, una luz roja nos avisa de que va a encenderse, y al soltar el botón, se enciente. Su funcionamiento es:

  • Luz roja: Arrancando, transmitiendo archivos o batería baja.
  • Luz azul: dependiendo de la frecuencia de parpadeo, indica en reproducción o en pausa.

Una de las cosas que también me han llamado la atención es la duración de la batería con tan solo una pila recargable de la marca GP. Tras casi dos semanas de prueba, con unas 2 horas de media aproximadamente de uso, el reproductor ni siquiera ha gastado el 25% de la batería (se ha verificado con otro reproductor, un Creative MUVo V200 en cuya pantalla viene marcado el estado de la batería). Según la información que Proporta nos ha proporcionado, la batería es de mayor duración debido al uso de tarjetas en vez de memorias internas, ya que su consumo es mucho menor. Además, no tiene pantalla, con lo que su gasto de energía es aún menor.

PROPORTA

Como resumen, decir que el reproductor de PROPORTA es un buen reproductor de gama media, que su uso principal es reproducir música y que lo hace de maravilla. Quizás se echan en falta unos auriculares de regalo, aunque al menos para mi, es preferible que no me regalen unos malos, a que me los regalen. El uso de las tarjetas flash únicamente es muy positivo, tanto para la duración de la batería como por la posibilidad de intercambiar las tarjetas con otros dispositivos como cámaras digitales y PDAs. El precio de la unidad del MP3 de PROPORTA es de casi 45 euros, y el de una tarjetas de memoria flash de 512 Mb, unos 30. Por un total de 75 euros podemos tener un buen reproductor de música, si nos parece poca capacidad, podemos comprarnos otra memoria, y además, usarlas en diferentes dispositivos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos