El primer gran barco autónomo ya se desplaza 500 millas sin ayuda humana. Es solo el principio

El primer gran barco autónomo ya se desplaza 500 millas sin ayuda humana. Es solo el principio
8 comentarios

Se habla mucho de coches autónomos, pero lo cierto es que esa tecnología está dando muchas mejores noticias en el mar. Un barco de mercancías llamado Suzaku ha logrado completar el primer trayecto comercial y autónomo del mundo, y lo ha hecho gracias a pruebas preliminares y, sobre todo, a un avanzado sistema de inteligencia artificial.

Un éxito prometedor. El barco Suzaku llevaba una carga de 749 toneladas y ha recorrido 491 millas (790 kilómetros) sin intervención humana el 99% de ese trayecto. El viaje, con una duración de 40 horas, tuvo como origen la Bahía de Tokyo y como destino en el puerto de Tsumatsusaka en la Bahía de Ise.

Bienvenida, Orca AI. El secreto de este éxito está en el sistema de inteligencia artificial utilizado en el trayecto. Su nombre es especialmente conveniente: Orca AI, y se trata de un desarrollo que hace uso de diecioho cámaras que proporcionan una visión 360º —pero nada de LiDAR, como dicen en Tesla— con la que es posible ofrecer detección, seguimiento, clasificación y estimación de distancia con otras naves y obstáculos en tiempo real.

El sistema lleva un año siendo entrenado para este trayecto, y eso le permitió atravesar con éxito una de las zonas marítimas con mayor congestión del mundo. Durante su viaje, el barco realizó de forma autónoma 107 maniobras para impedir colisiones, y evitó a entre 400 y 500 barcos.

Una potencial revolución.. Los proyectos que rodean a los barcos autónomos son menos conocidos, pero llevan también tiempo en desarrollo. En 2018 la división marítima de Rolls Royce colaboró con Intel para crear el Falco, un ferry convencional al que añadió ese "kit" de inteligencia artificial para dotarlo de autonomía en la navegación.

El año pasado ya hablamos de los "barcotaxis", y la empresa noruega Yara International también tiene preparado su Yara Birkeland, su primer buque de carga autónomo y, atención, eléctrico. Las ideas aquí son también variadas, y lo demuestra el IBM Mayflower que quiso cruzar el atlántico de forma autónoma y siendo alimentado por paneles solares.

... con retos por delante. Otras empresas como la surcoreana Avikus plantean esa misma revolución, aunque los sistemas, afirman en Nikkei Asia, no están aún preparados para largos trayectos sin algún tipo de asistencia humana. Hay otro problema: la regulación internacional, que debe ser actualizada antes de que esta tecnología se pueda implementar de forma masiva.

La Unión Europea ya contempla ese futuro, y tiene una guía operativa para los llamados Maritime Autonomous Surface Ships (MASS). En ello está también la International Maritime Organization (IMO), la agencia de Naciones Unidas responsable de proteger el medioambiente marino. Este organismo incluso define cuatro niveles de autonomía, similares a los que se usan en coches.

Orca1

Todo son (o parecen ser) ventajas. Según un estudio de Allianz, los accidentes marítimos son provocados en un 75-96% de los casos por errores humanos, y la tecnología de navegación autónoma podría hacer más seguros esos viajes. Además, indica, este tipo de sistemas son capaces de seguir las rutas de navegación de forma más precisa, lo que también ayuda a ahorrar combustible. Y luego está lo otro: se reducirían de forma notable los costes asociados a las tripulaciones, aunque ahí se derive un potencial problema serio por el desempleo que estos sistemas podrían generar.

Vacaciones en el mar. Estos sistemas no solo son muy interesantes para el transporte de mercancías, sino también para los viajes de placer. Se construyen unas 500.000 embarcciones ade recreo al año, y hay por tanto una oportunidad para dotarlas de estos sistemas y permitir que sus propietarios no tengan que invertir tiempo y dinero en sacarse el PER (Patrón de Embarcaciones de Recreo), el popular título para poder navegar con este tipo de naves.

Temas
Inicio