Hora de limitar la velocidad de los coches a 200 km/h: la DGT ya coquetea con una futura regulación

Hora de limitar la velocidad de los coches a 200 km/h: la DGT ya coquetea con una futura regulación
162 comentarios

Si hay alguien que deja titulares polémicos en España relacionados con el mundo del motor ese es Pere Navarro. El director de la DGT siempre ha apostado por reducir la velocidad en carretera, como limitar todas las vías secundarias a 90 km/h o todas las calles de un carril por sentido a 30 km/h. Y en su última entrevista también ha dejado contundentes titulares.

"Ir a más de 200 km/h en España es delito, con lo cual, comprarte un coche que vaya a esa velocidad al único sitio que te puede llevar es a la cárcel, pero se venden". La frase ha quedado grabada en Intermitentes.tv, un espacio de Fundación Abertis donde ha sido entrevistado Pere Navarro.

No es la única frase polémica que el director de la DGT ha dejado durante la entrevista. En la misma también señala que aquellos vehículos que alcanzan estas velocidades no deben venderse en Europa, donde "todo está limitado". Y avisa de un futuro donde no se podrán superar los límites permitidos con este margen. "El coche tiene toda la cartografía, por lo tanto sabe la velocidad de cada tramo, lleva el lector que puede leer las señales de circulación con lo cual esto se procesa. Vale te dejo un margen pero punto, hasta aquí hemos llegado. No vas a poder ir a más".

¿Dónde ponemos el límite?

Aunque polémicas, las declaraciones de Navarro sostienen una afirmación irrefutable: ir a 200 km/h es más peligroso e inseguro que ir a 120 km/h. También es evidente que las consecuencias de un choque a alta velocidad son mucho más graves pero, ¿dónde ponemos el límite? En la misma entrevista, Navarro señala a Volvo como el camino a seguir.

La compañía sueca anunció que limitaría todos sus coches a 180 km/h. Volvo siempre ha destacado por implementar medidas de seguridad pioneras pero no parece que limitar un coche a 180 km/h o 200 km/h vaya a cambiar mucho las cosas. También generaliza Navarro con su idea prohibir vehículos que superen la velocidad máxima permitida por amplio margen. ¿Qué sucede con aquel que se compra un coche deportivo, cumple las normas de tráfico y quiere exprimirlo a fondo en un circuito? ¿Y quien viaja a Alemania y quiere circular por encima de los 120 km/h en una Autobahn?

Y las dudas nos asaltan con otra afirmación. Si el coche deja un margen para superar la velocidad máxima permitida, ¿dónde ponemos ese límite? Porque ir a 140 km/h siempre será más peligroso que ir a 120 km/h. Y aún más peligroso ir a 160 km/h. Teniendo en cuenta que la propia DGT eliminó el margen de 20 km/h para adelantar en vías secundarias, ¿por qué permitir que un coche pueda superar la limitación de la vía?

Apertura Velocidad

Y, pese a todo, puede que haya llegado el momento

Hasta ahora, las declaraciones de Pere Navarro siempre han ido en la línea de proteger la seguridad. Es uno de los motivos por los que la Unión Europea ha dado el visto bueno para incorporar de serie, obligatoriamente, el asistente inteligente de velocidad en todos los coches, como parte de su proyecto Vision Cero en el que se incluye un buen paquete de ayudas ADAS a la conducción.

Pero, más allá de Volvo, quien se ha posicionado o ha implementado limitaciones de velocidad lo ha hecho por motivos muy distintos. En Alemania se lleva tiempo debatiendo sobre si ha llegado la hora de poner límites a las Autobahn, aquellas autopistas con tramos en los que no existe una velocidad máxima autorizada, y que vuelve a estar candente después de que el dueño de un Bugatti Chiron se grabara conduciendo a 417 km/h.

Quienes aducen motivos para defender una limitación en estos tramos señalan la protección del medio ambiente como uno de sus grandes motivos. Según la Agencia Federal del Clima alemana, limitar la velocidad en las Autobahn ahorraría la emisión de dos millones de toneladas de CO2 anuales.

Una cifra que los defensores de la vía libre no consideran suficientemente importante y a la que atacan señalando que, en primer lugar, ésta es casi imposible de calcular, pues se debe tener en cuenta el peso del coche y la velocidad a la que circula. Además, para hacernos una idea, en 2020 Alemania registró unas emisiones de 65,325 megatoneladas de CO2. Es decir, el ahorro sería de un 0,003% del total.

Y aunque haya quien rechace las declaraciones de Navarro o califique las medidas alemanas como paternalistas, lo cierto es que cada vez más fabricantes están limitando sus vehículos, aunque no hagan campaña de ello, como Volvo. Uno de los motivos principales: la llegada del coche eléctrico.

Renault Megane E Tech 2022 1600 15

Con la intención de proteger componentes o impedir que un conductor "funda" la autonomía de sus baterías, no son pocos los fabricantes que limitan la velocidad máxima de sus modelos eléctricos. Renault ya anunció que sus próximos modelos también estarán limitados a un máximo de 180 km/h para mejorar la seguridad. El Renault Mégane E-Tech, su versión eléctrica, ya está limitado a 160 km/h.

Skoda hace lo propio con el Enyaq. El SUV tiene versiones limitadas a 160 km/h y la RS, la más deportiva, alcanza los 180 km/h. Y la cosa se complica con modelos más pequeños. Un Peugeot e-208 está limitado a 150 km/h. El Volkswagen ID.3 más potente que se vende en España está limitado a 160 km/h y el Renault ZOE más modesto se queda en 135 km/h. Y estos son sólo unos pocos ejemplos.

Ya sea por motivos de seguridad, de ecología o de autoprotección en nuevos modelos, las limitaciones de seguridad están llegando para quedarse.

Temas
Inicio