Compartir
Publicidad

Vídeo 4K/UHD y LTE Broadcast, las apuestas inmediatas de Qualcomm

Vídeo 4K/UHD y LTE Broadcast, las apuestas inmediatas de Qualcomm
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La presentación de los Qualcomm Snapdragon 805 se produjo hace unos meses, pero hasta ahora algunas de las apuestas reales que este fabricante ponía sobre la mesa no estaban del todo claras. Es lo que Qualcomm ha aclarado ahora con un evento en París en el que hemos podido entender dos de los pilares del futuro inmediato de estos microprocesadores móviles.

La primera de esas apuestas es tendencia desde hace tiempo: el soporte de codificación, descodificación y reproducción de contenidos UHD (aunque también Qualcomm mantiene la denominación 4K que no es correcta). La segunda, la puesta en escena de LTE Broadcast, una tecnología que quiere ofrecer una nueva opción a la hora de consumir contenidos en redes móviles localizadas.

Jugando a predecir el futuro

Raj Talluri, uno de los máximos responsables del desarrollo de los procesadores Qualcomm Snapdragon, nos hablaba de cómo el proceso de diseño de estos chips es largo y costoso: desde que el equipo de ingenieros de Qualcomm comienza a perfilar estos desarrollos hasta que llegan a nuestros dispositivos pasan la friolera de 3 años.

Qualcomm

Por supuesto, en ese tiempo ocurren otras muchas cosas, y tendencias que parecían válidas en ciertos momentos no lo son tanto dos o tres años después. Predecir cómo estará el mercado y qué necesitarán los usuarios con tres años de antelación supone todo un reto, pero parece que en Qualcomm están acertando. La relevancia de la eficiencia energética y del uso de arquitecturas multinúcleo es una de las pruebas, pero sus ingenieros tenían especialmente claro que uno de los factores clave a corto plazo sería la evolución en las resoluciones de pantalla y en los contenidos.

Esa predicción, como decíamos, se ha cumplido. Mientras que 2013 fue claramente un año definido por las pantallas de 5 pulgadas y las resoluciones 1080p, este año ya estamos comenzando a ver pantallas 1440p y diagonales que gradualmente también son cada vez mayores. En realidad una cosa tiene especial relación con la otra: las resoluciones 1440p no tienen tanto sentido (a priori) en pantallas de 5 pulgadas, pero sí gana enteros en diagonales algo más elevadas.

Preparaos para las 4K en tablets, pero también en móviles

Sin embargo, en Qualcomm creen que esa evolución en resoluciones no se detendrá ahí, y de hecho sus nuevos Qualcomm Snapdragon 805 destacan por ese soporte nativo de codificación y descodificación hardware de contenidos de vídeo en resolución UHD.

Qualcomm

Esas resoluciones llegarán más temprano que tarde a los tablets, afirmaba Talluri, y el salto a los smartphones no tardará mucho más. La pregunta, claro, es si ese nuevo salto cualitativo compensa realmente y si esa definición tiene sentido en dispositivos móviles. Por supuesto, para Qualcomm la tiene.

Talluri mostró datos que aparentemente apoyaban esa propuesta, y que se basaban en los conceptos de agudeza visual (visual acuity) e hiperagudeza. El primer concepto define la capacidad que el ojo humano tiene de diferenciar puntos en una imagen -por ejemplo, en una retícula que alterna puntos o píxeles blancos y negros- y que sitúa la capacidad media del ojo humano en una densidad de 344 ppp.

El segundo, que era uno de los pilares del razonamiento de os ingenieros de Qualcomm, era esa llamada hiperagudeza, que hace que en realidad podamos percibir hasta 10 veces más la definición convencional y que hace que el ojo humano aparentemente no tenga problema en apreciar densidades de hasta 573 ppp.

Qualcomm

Esas densidades de píxel, por supuesto, apoyarían esa propuesta de Qualcomm y darían sentido a esa tendencia que parece inevitable y que hará que tarde o temprano contemos con pantallas 4K (o más bien, UHD). El problema, claro es si un usuario final realmente apreciará la diferencia, algo que en teoría sí parece factible, pero que deberá demostrarse en dispositivos dirigidos al usuario final. Hace poco que nuestro compañero Juan Carlos López realizaba un estudio al respecto, y sus conclusiones parecían también defender el sentido de esas propuestas… hasta cierto punto.

En Qualcomm trataron de demostrar esa capacidad con un prototipo de tablet con pantalla 4K de 10,1 pulgadas. Aunque apenas pudimos estar en contacto con el dispositivo, la sensación que nos dejó ese prototipo no era ni mucho menos concluyente. La definición era claramente notable, sí, pero ¿realmente diferenciaríamos una pantalla 1440p -que parece el siguiente paso en el mercado- de una pantalla 2160p (UHD)? En mi caso -y tengo la suerte de ver muy bien- las dudas son enormes.

Incluso si esas dudas se disipan en el mercado de los tablets, donde esas pantallas UHD/4K parecen tener quizás algo de sentido, las cosas se ponen mucho más crudas en las “pequeñas” pantallas de los smartphones, que con densidades de píxel de más de 500 ppp ofrecen un reto al ojo humano. Lo hemos visto recientemente en el LG G3, un dispositivo con pantalla de 5,5 pulgadas y resolución 1440p: la definición de esa pantalla es excepcional, sí, pero hay muy pocos casos aislados -zoom en las fotos, vídeos que aprovechen dicha resolución- en los que realmente esa definición parezca tener sentido en pantallas de esas dimensiones.

Un punto importante en ese salto cualitativo es el impacto que estas nuevas resoluciones tienen en la batería de nuestros dispositivo móvil, y que según Qualcomm es poco significativo: un 10% en la autonomía de las baterías según sus estudios preliminares, que serán compensados, claro está, por esa mayor definición y las ventajas que según este y otros fabricantes aportarán dichas resoluciones.

La GPU Adreno 420 demuestra sus poderes

Con o sin fundamento, lo cierto es que el Snapdragon 805 es un nuevo salto evolutivo en la formidable carrera que nos están brindando los procesadores de Qualcomm. Las mejoras técnicas son especialmente dramáticas en la GPU integrada en estos procesadores: llega Adreno 420.

Qualcomm

Esta GPU permite no solo la codificación y descodificación UHD de la que hablábamos, sino que también permite renderizar la interfaz de usuario en esas resoluciones. Eso hace que toda la experiencia se beneficie de esa gran definición, además de preparar a todos los terminales móviles para un futuro en el que los contenidos UHD, afirman en Qualcomm, estarán tan extendidos como hoy lo están los contenidos Full HD (1080p).

Entre las tecnologías implicadas en ese soporte de resoluciones UHD está la descodificación hardware de vídeo con el codec HEVC H.265, un estándar que necesita un 25% menos de ancho de banda para mantener la calidad de la imagen y que al ser tratado por la GPU libera totalmente a la CPU del proceso.

En esa GPU también se integran dos procesadores de imagen (ISPs) que proporcionan capacidad gigapixel: esto no significa, como nos explicaba Talluri, que podamos obtener de una vez imágenes de este tamaño con los futuros sensores de las cámaras integradas en los móviles. Lo que sí permite es el procesamiento instantáneo de grandes cantidades de información: podremos sacar capturas de mayor resolución en menos tiempo, pero además podremos disfrutar de diversas opciones de post-procesado.

En las demos que mostraron en Qualcomm pudimos comprobar efectos como el enfoque a posteriori que ya llevamos algún tiempo viendo en diversas plataformas, pero también otros destacados como la posibilidad de mezclar en tiempo real una foto realizada con flash con la misma fotografía sin flash. El resultado es una toma con un equilibrio notable que evita el ruido de las tomas sin flash pero que también evita la sobreexponsición de los sujetos sobre los que aplicamos el flash. El soporte de grabación 4K también es otro de sus puntos fuertes a la hora de convertir a los futuros dispositivos móviles en potentes cámaras de vídeo UHD, y de hecho ya hablamos de los sorprendentes resultados que es posible obtener con este tipo de tecnología, algo que se puede comprobar también en este vídeo.

Otra de las tecnologías implicadas en las demostraciones técnicas era la que afectaba al escalado de vídeos 1080p, que gracias al soporte HQV hace que el Snapdragon 805 -y más concretamente, su GPU- sea capaz de mejorar de forma clara esa calidad de vídeo. Ese post-procesado que normalmente se integra en las actuales televisiones forma ya parte de estos chips móviles, y lo cierto es que la ventaja visual era evidente en los ejemplos que nos mostraron en Qualcomm.

Curiosamente apenas hubo tiempo dedicado a un tema especialmente relevante para muchos usuarios: el de los juegos móviles. Con GPUs como Adreno 420 las mejoras en títulos móviles pueden ser evidentes, y aunque vimos demostraciones técnicas basadas en el motor Unreal, de momento parece que los desarrolladores de videojuegos móviles tendrán que recorrer aún un largo camino para demostrar la capacidad de estas GPUs n este ámbito.

En general los casos de uso propuestos por Qualcomm parecían a priori casi anecdóticos: el nivel de detalle que podemos obtener en un juego, un vídeo o una foto en una pantalla móvil es ya excelente, y algunas de las posibilidades de estos nuevos chips parecen tener sentido solo en pantallas en las que realmente podamos disfrutar de una experiencia UHD/4K.

Qualcomm

Por supuesto, hay un escenario en el que esa gran preparación para contenidos UHD tiene sentido: si utilizamos el tablet o smartphone como mero dispositivo de reproducción, para luego aprovechar pantallas 4K de dimensiones mucho más elevadas. Conectar estos dispositivos a televisiones 4K de gran tamaño -el sentido común apunta a diagonales por encima de las 50 pulgadas- sí permitiría darle sentido a la potencia de estos micros en este apartado, y como opción adicional lo cierto es que ese soporte es bienvenido.

La televisión 4K también quiere llegar al móvil (más o menos)

En la segunda parte de la demostración técnica llevada a cabo por el equipo de Qualcomm entraba en escena una nueva propuesta en el segmento de los contenidos de vídeo en dispositivos móviles. Se trata de la tecnología LTE-Broadcast (también conocida como 4G Multicast o eMBMS).

Qualcomm

Laurent Fournier, uno de los responsables del desarrollo y despliegue de este proyecto, explicaba como la evolución de las redes 4G/LTE ha sido realmente rápida. En concreto, afirmaba, la adopción de estas nuevas redes es cuatro veces más rápida que la que existió ante la adopción de las redes 3G. Y aún así, a la conectividad LTE aún le queda mucho camino por recorrer, y por ejemplo pronto podremos disfrutar de redes LTE a 300 Mbps.

Esa capacidad de transmisión de datos posibilitará nuevos casos de uso, y entre ellos está el disfrute de contenidos UHD a través de dispositivos móviles. En Qualcomm están trabajando en el desarrollo de la citada LTE-Broadcast, una tecnología que hace uso de los nuevos modems y soluciones RF360 Qualcomm Gobi y que crean una curiosa alternativa a las conexiones Unicast tradicionales. En lugar de que cada usuario demande ciertos datos, el proveedor de servicios -la operadora, el proveedor de contenidos, etc- podrá realizar una emisión broadcast con una cobertura que dependerá del número de antenas instaladas para proporcionar esa señal.

Qualcomm

La idea de Qualcomm se demostró en el torneo de tenis de Roland Garros, donde Qualcomm trabajó en colaboración con Orange y con la televisión francesa para emitir el contenido en vídeo grabado desde las tres pistas principales del complejo a dispositivos móviles con soporte de esta tecnología. La idea es la de que un usuario que se encuentre en cierta pista pueda tanto disfrutar de ciertos detalles de la retransmisión que no capta desde donde está como de lo que ocurre en otras pistas, y siempre, claro, con calidad UHD.

El uso de la tecnología es local, y no supone una plataforma que a priori -aunque su cobertura puede ser más amplia en el futuro- pueda proporcionar una televisión móvil con calidad UHD a gran escala. Aún así, en Qualcomm defienden que hay muchas situaciones en las que LTE-Broadcast puede complementar la experiencia de usuario. Por ejemplo, en eventos en los que podamos disfrutar tanto del evento como de retransmisiones de detalles que no podemos captar (conciertos, ciclos de conferencias), actualizaciones OTA para ciertas áreas de cobertura, recurso para zonas en las que ocurren por ejemplo desastres naturales, o también medio para la descarga en broadcast de contenidos como revistas o periódicos digitales.

Más información | Qualcomm

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio