Compartir
Publicidad

Teléfonos móviles, ¿son una amenaza para las consolas portátiles?

Teléfonos móviles, ¿son una amenaza para las consolas portátiles?
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los teléfonos móviles podrían sustituir a las consolas portátiles en poco tiempo. Es la premisa con la que partimos en este post. ¿Llegaremos a un acuerdo?

Tenemos como claro ejemplo el iPhone, del que dicen que tiene mucho potencial como consola de juegos, gracias a su gran pantalla y el juego que da el acelerómetro, aunque no deja de ser un teléfono (para mí no lo es) con el que se puede jugar. Sin embargo, su procesador es más potente que el de las consolas portátiles actuales, la pantalla tiene más resolución y la forma en que podemos actuar con la misma es la más avanzada.

nokia_ngage.jpg

Pero no es el único caso de teléfonos que se pasan al lado oscuro del juego portátil. Todos recordamos el intento que hizo Nokia con su engendro N-Gage (bluff del año 2005 para los lectores de Xataka) y que tras abandonarlo, recupera con otra filosofía con la plataforma de juegos N-Gage para sus terminales más completos, los serie N. Este estilo es más acertado, y si recibe el respaldo de la industria, puede dar que hablar. A otro nivel, pero puede tener su mercado. Solo le falta que encuentre la forma de aplicar la facilidad de juego de las consolas portátiles al diseño de los terminales. Es hasta ahora el principal obstáculo con el que se han encontrado los fabricantes de teléfonos móviles. Seguramente la pantalla táctil sea lo que estaban esperando todos, ya que los intentos con accesorios no han dado el fruto deseado. Si la autonomía de la batería también mejora, la escalada de teléfonos móviles pensados para jugar con ellos puede crecer de forma exponencial. Lo que no tiene sentido es que por jugar un rato, uno se quede sin batería para usar el teléfono.

acelerometro-en-los-moviles.png

Junto con la pantalla táctil, la otra tecnología que está dando mucho juego en los teléfonos es el acelerómetro. Siempre que funcione bien. Ya no hay teléfono que tenga pretensiones de ser para jugadores y que no cuente con él. Un ejemplo actual es el Sony Ericsson F305, pero los juegos no suelen ser muy variados. El HTC Diamond por ejemplo incorpora uno muy logrado.

golfdrivingrange_2.jpg

Respecto al papel que pueda jugar el iPhone dentro de la industria de los videojuegos, Iwata lo tiene muy claro, y ya analizó el asunto en una entrevista para Forbes. En ella, alababa el producto que Apple ha conseguido colocar en el mercado, pero afirmaba no estar para nada preocupado de que pudiera comerle terreno a la Nintendo DS. Sin embargo, si hay una consola que puede temer por esta escalada de los teléfonos como elementos para jugar, es la pequeña de Nintendo, pues el tipo de jugador, los propios juegos y su potencia están al alcance del teléfono de Apple.

iphone070808acd.jpg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos