Compartir
Publicidad
Samsung Galaxy A8: la pantalla "infinita" se democratiza, la cámara dual pasa al frontal
Móviles

Samsung Galaxy A8: la pantalla "infinita" se democratiza, la cámara dual pasa al frontal

Publicidad
Publicidad

Los nuevos Samsung Galaxy A8 llegan con muchas sorpresas, pero hay dos especialmente destacables: la pantalla "Infinity Display" casi sin marcos llega a estos modelos de gama media, que además le dan protagonismo absoluto a los selfies.

Lo hacen con una cámara dual que esta vez no está en la parte posterior, sino en el frontal. Una curiosa apuesta que desde luego diferencia a estos modelos de sus antecesores y que se refuerza con temas importantes como la resistencia al agua y al polvo.

Ficha técnica del Samsung Galaxy A8

Samsung Galaxy A8 (2018)
Pantalla
Super AMOLED 5,6 pulgadas
Resolución 2.220 x 1.080 píxeles
Procesador
Snapdragon 615
Núcleos
8 núcleos (2,2 GHz Dual + 1,6 GHz Hexa)
GPU
Adreno 405
RAM
4 GB
Memoria de almacenamiento
32/64 GB (ampliables vía Micro SD)
Software
Android 7.1.1 Nougat
Navegación
GPS, BeiDou, GLONASS
Conectividad
WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, ANT+, NFC, MST, LTE Cat. 9
Batería
3.050 mAh no extraíble con carga rápida
Cámara trasera
16 megapíxeles con apertura f/1.7
Cámaras frontales
Cámara dual de 16 megapíxeles + 8 Mpíxeles, apertura f/1.9
Otros
Lector de huellas dactilares, resistencia al agua/polvo, USB-C
Dimensiones y peso
149,2 x 70,6 x 8,4 milímetros
169 gramos
Precio
499 euros

Id acostumbrándoos a las pantallas infinitas

Samsung lleva tiempo apostando por las pantallas curvas, pero en este 2017 hemos visto cómo esa propuesta iba más allá con pantallas con aún menos marcos como las de los Galaxy S8/S8+ o los Note 8.

Galaxy A8 Orchid Grey

En los nuevos Galaxy A8 desaparece la pantalla curva, pero lo que se quedan son las pantallas sin marcos que han conquistado a buena parte de la gama alta y que serán sin duda una constante a partir de ahora en el diseño de móviles de todo tipo de gamas.

De hecho en los Galaxy A8 encontramos una interesante diagonal de 5,6 pulgadas que lo convierte en un dispositivo más compacto que sus hermanos mayores pero igualmente llamativo por ese buen tamaño de pantalla.

La resolución de 2.220 x 1.080 píxeles confirma el uso de la relación de aspecto 18.5:9 que Samsung ya venía utilizando en otros dispositivos, y además mantienen la tecnología Super AMOLED que permite por ejemplo contar con el modo de pantalla Always-on.

Muchos aciertos aquí, y no parece especialmente preocupante no contar ya con esas llamativas pantallas curvas que aportan un toque diferencial en el diseño de sus dispositivos más ambiciosos pero que a nivel práctico no son tan importantes.

Diseño con un acierto clave: la posición del sensor de huellas

En ese diseño con esquinas suavemente redondeadas también queda patente la tendencia por los materiales que parecen ser protagonistas en estos momentos: el cristal y el metal dominan todo el chasis.

Curiosamente la apuesta ha ido cambiando de forma total respecto al tema del grosor: en los Galaxy A7 de 2015 se iba a un grosor ínfimo (6,3 mm), mientras que los Galaxy A7 de 2017 tenían ya 7,9 mm de grosor. En los Galaxy A8 ese grosor es aún mayor, y tenemos un dispositivo casi "gordito" de 8,4 mm.

Lo que es realmente destacable de ese diseño más compacto gracias a esa diagonal más reducida es no obstante la nueva posición del sensor de huella dactilar, que como en modelos con pantallas "infinitas" pasa a la parte posterior. Lo hace en una posición mucho más adecuada, ya que Samsung lo sitúa por debajo de la cámara.

Esta decisión por fin corrige las críticas que muchos habíamos hecho sobre el sensor de huella de los Galaxy S8/S8+ y los Note 8, que mantenían ese sensor a la derecha de la cámara, algo que lo hacía ergonómicamente menos accesibles y provocaba potenciales confusiones a la hora de usarlo.

El efecto bokeh y la cámara dual pasan al frontal

Otra de las grandes tendencias de los últimos meses es ese "modo retrato" que ha conquistado a usuarios y fabricantes. Las cámaras duales que facilitan la aplicación del famoso efecto bokeh (enfocan el objeto o persona en primer plano, desenfocan el fondo) se habían integrado hasta ahora en la parte posterior la mayoría de las veces, pero eso cambia en los Galaxy A8.

De hecho la cámara posterior cuenta con un único sensor de 16 Mpíxeles y apertura f/1.7, mientras que en el frontal como decimos es donde encontramos la cámara dual que combina un sensor de 16 Mpíxeles con otro de 8 Mpíxeles, ambos con apertura f/1.9.

Eso permitirá a los amantes de los selfies aprovechar esa cámara para explotar ese tipo de capturas, aprovechando el efecto bokeh en estas capturas. La función de Enfoque Dinámico permitirá ajustar ese desenfoque a nuestro gusto tanto antes como después de tomar la fotografía, y esos sensores prometen según Samsung buenos resultados incluso en condiciones de poca luz.

Una propuesta hardware compensada

Samsung no ha dado datos sobre el procesador específico que usa en este modelo, pero se trata de un modelo octo-core con 2 núcleos "rápidos" a 2,2 GHz y otros seis núcleos algo más lentos, a 1,6 GHz (Actualización: posteriormente se ha revelado que ese procesador es un Qualcomm Snapdragon 615).

Galaxy A8 Black

Lo que sí sabemos es que este Galaxy A8 llega con 4 GB de capacidad y una capacidad de entre 32 y 64 GB que se puede ampliar con otros 256 GB adicionales en una tarjeta Micro SD opcional. Poder seguir accediendo a esta opción sigue siendo una de las apuestas acertadas de Samsung, sin duda.

La batería de 3.000 mAh parece suficiente para ofrecer una autonomía que nos permita utilizar este smartphones sin problemas durante toda una jornada, y como era de esperar soporta carga rápida (pero no inalámbrica).

Una de las notas destacadas de este modelo es que es el primero de la familia A de smartphones de Samsung que es compatible con sus gafas de realidad virtual, Samsung Gear VR.

Aún más importante es la certificación IP68 que garantiza la resistencia al agua (inmersión de "hasta 1,5 m en agua dulce y hasta 30 minutos"), y también es relevante el soporte de las tecnologías NFC y MST que permiten ofrecer Samsung Pay para pagos móviles.

Precio y disponibilidad del Samsung Galaxy A8

El nuevo modelo de Samsung que tratará de conquistar la gama media aparecerá a principios de enero de 2018, y lo hará en tres colores distintos_: negro, gris orquídea y dorado. El precio del Galaxy A8 es de 499 euros.

Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos