Compartir
Publicidad

Motorola Razr. Análisis (II)

Motorola Razr. Análisis (II)
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cerramos el análisis del Motorola Razr con un paseo por su comportamiento a nivel de hardware, desde los habituales test sintéticos, hasta la reproducción de vídeo o la calidad de las llamadas.

No nos esperan sorpresas desagradables en esta entrega final del análisis. El Razr da la talla como superphone, aunque nosqueda el sabor agridulce de seguir esperando a su actualización a Ice Cream Sandwich, un detalle que no sería necesario si no siguiesen con esa costumbre de personalizar los sistemas operativos.

Motorola Razr. Hardware

El corazón del Razr es un procesador de doble núcleo Texas Instruments OMAP 4430 a 1.2Ghz. La potencia del terminal queda patente en todas las operaciones incluso a pesar de los abundantes efectos visuales que Motorola ha metido en la última versión de Motoblur. En este sentido, Ice Cream Sandwich funciona mejor que esta versión modificada de Gingerbread, pero el procesador tiene músculo de sobra para llevar el peso extra.

Motorola Razr

El Motorola Razr tiene una memoria de 1GB de RAM con 16GB de almacenamiento interno ampliable mediante tarjetas MicroSD. En el resto de aspectos, Texas Instruments no es un novato en la fabricación de SOC, así que todo el resto de componentes integrados en el chip funcionan muy satisfactoriamente, desde el GPS a las comunicaciones.

Conexiones y Multimedia

Un primer detalle a tenr en cuenta es que, aunque la calidad del altavoz del Razr es mejor que la del Galaxy Nexus, este último incorpora sistemas de cancelación de ruido que hacen que las llamadas tengan mejor calidad de audio. En ningún momento queremos decir que el Razr sea malo en este sentido. simplemente el modelo de Samsung es mejor.

Las conexiones WiFi n y Bluetooth 4.0 con LE+EDR funcionan a las mil maravillas. El Razr sopore Tethering de WiFi como la mayor parte de Android de su categoría y lo hace con efectividad, aunque todo depende de nuestra conexión. A pesar de no ser tan rápido en HSDPA como el Galaxy Nexus, con las conexiones actuales no notareis apenas diferencia.

A nivel físico, las conexiones del Razr son más prácticas. En especial el puerto externo de Tarjetas MicroSD, que le da un toque de versatilidad que no tienen otros.

Test sintéticos y baterías

Después de instalar y chequear los correspondientes test sintéticos, los resultados no arrojan sorpresas. El Razr es un excelente soporte para vídeo, navegación o videojuegos. Su puntuación, de hecho, es superior al Samsung Galaxy Nexus en todos los test. Es probable que esto se deba a que las aplicaciones de testeo actuales no están optimizads para Ice Cream Sandwich. Muchas de ellas, de hecho, han experimentado retardos extraños durante su ejecución en el Galaxy Nexus.

Motorola Razr

Test sintéticos aparte, el Razr responde con soltura a cualquier maniobra sucia que le hagamos durante la navegación, cambiando bruscamente de zoom, con varias aplicaciones abiertas, juegos… La reproducción de vídeo es particularmente buena y el único elemento que no nos ha gustado mucho de su rendimiento es la animación de tránsito entre pantalla vertical y horizontal, un pelo lenta.

Cualquiera diría que el Razr lleva una batería con un perfil tan diminuto, pero así es. De hecho, es una 1.780mAh con una autonomía teórica de 9.2 horas en conversación y 304 en espera. La realidad es que el Razr ostenta un rendimiento energético excelente. Lo empezamos a utilizar a las 9 de la mañana cargado hasta los topes. Nos dieron las 10 de la noche y aún le quedaba un 20 por ciento. Como todos, hay que cargarlo todos los días si lo llevamos siempre conectado, pero al menos no nos dará sustos a media jornada.

Ice Cream Sandwich y Motoblur

Motorola Prometió que su Razr se actualizaría a Ice Cream Sandwich. El parche parece en camino a juzgar por una filtración ocurrida hace tan sólo unos días en la que se ven las primeras pantallas del terminal con Android 4.0 personalizado por Motorola.

Sigo manteniendo la opinión de que la personalización de los sistemas operativos es una manía irritante y obsoleta de algunos fabricantes, amen de un estorbo mayúsculo al buen funcionamiento de un sistema operativo y de sus actualizaciones. Motoblur no me parece una excepción en este sentido, aunque la versión integrada en el Razr cuenta con algunos detalles interesantes, como el widget desplegable de contactos o la organización de fotos y vídeos en plan escritorio de la Microsoft Surface.

Motorola Razr

Al menos, Motoblur no interfiere demasiado con el funcionamiento del Razr, pero si Motorola hubiera ofrecido sus widgets y personalizaciones como una descarga o aplicación opcional, ahora no estaríamos todavía esperando a que personalicen Ice Cream Sandwich. Lento y mal, Motorola.

Motorola Razr. La opinión de Xataka

El Motorola Razr es un señor terminal a nivel de hardware, con un diseño realmente bonito, amor por los detalles y mucho recorrido por delante. Eso , al menos, si Motorola no acaba condenándolo a muerte con el retraso de su actualización de software, o con el lanzamiento del Razr Maxx 4G con batería de 3.330 mAh.

Que se sepa, el Maxx está reservado al mercado estadounidense, pero lo mismo sacan una versión equivalente en el próximo Mobile World Congress. Detalles como este son los que hacen que muchas personas decidan esperar por si acaso antes de comprar el terminal y acaben decidiéndose por otro como el Galaxy Nexus, que sí trae ya Ice Cream Sandwich. Excelente el Razr, no tan excelente su política comercial.

Motorola Razr, partes del análisis

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de Motorola España y Vodafone. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Motorola

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos