Publicidad

Los beneficios de Samsung caen bruscamente en el tercer trimestre, la culpa es de los móviles
Móviles

Los beneficios de Samsung caen bruscamente en el tercer trimestre, la culpa es de los móviles

Publicidad

Publicidad

Samsung Electronics ha compartido hoy sus resultados financieros correspondientes con el tercer trimestre. El gigante de la electrónica no había registrado unos beneficios tan bajos en los dos últimos años. Nos tenemos que remontar al segundo trimestre de 2011.

Lo primero que se nos viene a la cabeza es la salud de su negocio de telefonía, otros dispositivos móviles, y componentes asociados. Ahí parece estar su dolencia, y posiblemente tenga una solución complicada.

El interés global por los dispositivos más asequibles ha hecho daño a Samsung, y las empresas chinas están sabiendo comerse ese terreno

Hablando de cifras, los beneficios del periodo que comprende los tres últimos meses hasta septiembre, fueron de 3.900 millones de dólares.

Una cifra que suena muy bien para cualquier compañía, pero que supone una caída muy importante con respecto a los 9.600 millones registrados el año pasado. Es un 60.1% menos.

En cuanto a ingresos, se ha registrado una caída del 20%, quedándose en 45.000 millones de dólares.

Aunque Samsung no habla de unidades vendidas en sus informes, sí podemos interpretar que en este asunto no van mal, incrementando los números que tienen que ver con gama baja y media - se esperan 102 millones de unidades -. El problema está en el poco margen que le dejan esos productos, ya que el precio medio de producto ha bajado por culpa de la competencia china.

Los móviles pesan demasiado en el negocio de Samsung

Si nos paramos a hablar de tablets, no hay cifras, pero sí nos cuentan que las ventas se han incrementado en el tercer trimestre, lideradas por el buen funcionamiento de los modelos Galaxy Tab S y Tab 4.

El negocio de las pantallas siempre ha sido uno de sus fuertes, y los números mantienen con salud a la división, con una ligera caída. Actualmente la demanda LCD está compensando el gasto que están realizando con OLED y las bajas ventas que están registrando en el inicio de la comercialización de la tecnología.

Spen Del Note 4 Review 1

Desde el punto de vista de los ingresos por la realización de componentes, a Samsung también le repercute que las ventas se estén produciendo en la gama más baja de dispositivos, donde ella no fabrica prácticamente elementos para otros competidores.

Competencia en todos los niveles

Por arriba, en la gama de dispositivos más cara, le ataca Apple con sus nuevos productos, también tenemos a los demás fabricantes poniéndose las pilas con soluciones tan atractivas como las suyas. El Galaxy Note 4 es una maravilla como producto, pero no parece ser un revulsivo suficiente.

Pero parece claro que su competencia más dura está en los dispositivos más asequibles, donde multitud de marcas chinas, unas más conocidas que otras - Xiaomi, Lenovo, Huawei -, no paran de robarle terreno. Para más inri, sus vecinos de LG están viviendo una tendencia completamente opuesta y positiva.

Ahora mismo Samsung tiene un problema para diferenciar su oferta de la del resto de competidores, necesita aportar un plus en los diferentes escalones de precio si quiere reclamar la atención entre tanta alternativa. El mercado está saturado.

Podemos ver el asunto con la perspectiva de los años - gracias a Horace Dediu -, y comprobar que al margen de tendencias, el resto de competidores siguen lejos en cuanto a unidades distribuidas cada trimestre (otra cuestión es el beneficio que le saquen):

B1lclsxceamlx6w

En cuanto a las expectativas de venta, el futuro se presenta incierto, pero la propia Samsung espera un incremento en beneficios para el cuarto trimestre. La razón la tendríamos en la demanda de nuevos televisores para la época navideña - UHD, curvados -. También esperan un mejor funcionamiento de la división que se encarga de crear procesadores y chips de memoria.

Más información | Samsung

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir