Compartir
Publicidad
Publicidad

iPhone, lo que dejamos atrás y lo que podría venir

iPhone, lo que dejamos atrás y lo que podría venir
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras pasar un buen rato con la historia del iPhone, vamos a repasar lo que nos ofrecía (y todavía ofrece) el iPhone de primera generación.

El iPhone no es el producto perfecto, ninguno lo es, pero ha diseñado una perfecta cortina de humo en forma de logo de la manzana, pantalla multitáctil y sistema operativo que le permiten tener importantes fallos sin que casi nadie levante la voz. Piden cambios y mejoras pero no se rasgan las vestiduras.

Y si encima el iPhone llega gratis de la mano de Telefónica (asociado a un nuevo contrato que presta atención especial al tráfico de datos e Internet), como se rumorea esta mañana, los próximos años se plantean apasionantes en el mundo de la telefonía.

El punto de partida del iPhone es cubrir un mercado no muy bien desarrollado pero que tiene el mejor de los futuros: dispositivo de acceso a Internet en combinación con un reproductor de medios espectacular. Lo hace con una pantalla multitáctil de 3.5 pulgadas con resolución de 320×480, resistente a los arañazos y que brilla por sí misma. Los rumores sitúan un modelo esta misma tarde que podría aumentar la resolución y optar por la tecnología OLED, de mejor rendimiento y sobre todo, consumo, el elemento más temido del iPhone que viene.

La tecnología multitáctil es aprovechada a la perfección por el sistema operativo, que ha supuesto una revolución y ha puesto un nuevo reto sobre la mesa de los fabricantes de telefonía móvil: la interfaz y experiencia de usuario. Pese al cerramiento inicial, el iPhone se ha abierto un poco más con la salida del SDK, aunque Apple sigue teniendo el control. Para esta tarde se espera que se de un paso más adelante y se presente lo más parecido a un OSX Mobile, algo muy lógico.

Para aprovechar las funciones de su navegador Safari integrado (el soporte para flash debería también llegar en este segundo modelo), el iPhone optó en su primer modelo por la conectividad WiFi y EDGE, que es seguramente lo que más se ha recriminado al teléfono. El nuevo iPhone debería llegar con al menos 3G, algo casi seguro, pero lo lógico sería pensar en un modelo que opte por conectividad que no quede desfasada en un año. Un iPhone con HSDPA es más que probable. Con esa conectividad, la compra y gestión de canciones de la tienda iTunes podría hacerse vía tráfico de datos, no solo con Wifi como hasta ahora. La inclusión de bluetooth más eficiente, poco probable, es otro de los elementos más demandados para la nueva versión.

Wikipedia-English_Main_Page_on_iPhone_landscape.jpg

El chip GPS es otra de las mejoras que se pueden esperar para el nuevo iPhone de Apple. Por un lado entraríamos en el jugoso mercado de las búsquedas y servicios locales asociados a nuestra localización exacta, y además se potenciaría la subida de imágenes con geoposicionamiento, tan de moda. Para ello, la discretísima cámara de fotos del actual iPhone debería mejorarse. Se habla de un modelo con cámara de 3.2 e incluso 5 megapíxeles, pero ya veremos la calidad de la misma. La posibilidad de grabar vídeo con la misma también es muy solicitada. Y la inclusión de una cámara frontal para videoconferencia es otro "debería estar" que es casi seguro una vez que se alcance la conectividad 3G al menos. El autofocus y el flash no deberían tampoco faltar.

El diseño del teléfono de Apple no tiene mucho que reprocharle. Elegante, quizás es demasiado grande y grueso, pero para tener una pantalla de 3.5 pulgadas hay que sacrificar algunos aspectos. El nuevo modelo debería ser más delgado y con ligeros cambios en el diseño de la parte posterior, pero nunca revolucionario. Se podrían incluir nuevos colores, entre ellos el elegante negro. Un cambio en el diseño también podría llevarnos a la posibilidad de usar nuestros propios auriculares sin tener que comprar un adaptador a Apple, el rey de este tipo de productos extras pero necesarios en sus productos.

iphone_rotado2.jpg

En la actualidad, la capacidad de 16 Gb es lo máximo a lo que se puede acceder, y aunque no han sido mucho los rumores relacionados, es lógico que se anuncie un modelo con 32 GB de disco para almacenar fotos, música y vídeos. Los que piensen en radio FM o una ranura para tarjetas de memoria, mejor que busquen otra alternativa.

Del resto de rumores de los últimos meses, parece que efectivamente se cambiará el sistema de venta del teléfono, sin muchas exclusividades y con la posibilidad de subvencionar el terminal con precios que podrían incluso verse reducidos a los 100 euros famosos.

Actualización: ya se ha presentado el iPhone 3G.

Más información | Wikipedia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos