Publicidad

Esta capa de electrodos quiere acabar con el problema de las pantallas rotas en los smartphones

Esta capa de electrodos quiere acabar con el problema de las pantallas rotas en los smartphones
49 comentarios

Uno de los males más temidos cuando tenemos un smartphone es que se le rompa la pantalla. Son frágiles y muchas veces el diseño no ayuda (con esos marcos tan finos) a que gane robustez. A priori parecía que la solución a este problema pasaría por cambiar los materiales para que absorbieran más los golpes pero parece que la respuesta podría estar en cambiar el frontal de los próximos teléfonos.

Científicos de la universidad de Akron, Estados Unidos, especializados en polímeros han publicado un paper donde hablan de un nuevo material compuesto de una capa flexible transparente similar a la capa de óxido de indio y estaño que se utiliza a día de hoy en la mayoría de los smartphones del mercado. ¿La principal propiedad de este material? Que es más flexible y por tanto resistente a los golpes.

Flexible no sólo es sinónimo de curvo

Según las pruebas realizadas por este grupo de investigadores, la capa se puede doblar hasta mil veces sin que se rompa, según las pruebas de estrés que han realizado. Además se mantienen las propiedades de conductividad eléctrica de una pantalla de óxido de indio y estaño por lo que la respuesta al tacto no se ve comprometida cuando la utilicemos.

¿Es más cara que la tecnología que se utiliza ahora? Según sus creadores no, se puede fabricar a gran escala y de forma más asequible. Si alguna vez se os ha roto la pantalla del móvil sabéis que el repuesto de la pieza, sin contar el servicio técnico de por medio, no es precisamente el componente más barato.

En el paper se menciona una palabra que a día de hoy me produce sentimientos enfrentados en el mundo de los smartphones: flexible. Es inevitable pensar en el LG G Flex, un terminal que si bien nos trajo una pantalla de estas características presentaba algún que otro problema a la hora de competir en calidad con otros terminales de características similares.

Veremos si esta investigación, además de las que realizan las empresas de forma privada, sirven para mejorar uno de los aspectos más críticos de casi todos los smartphones, su robustez a la hora de aguantar impactos. Es cierto que no se les puede pedir que aguanten todo pero al menos que no nos dejen con el corazón en un puño cuando veamos cómo vuela hacia el suelo.

Vía | ACS Publications

Foto | Flickr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio