Compartir
Publicidad
¿Cuál es el mejor smartphone de 2015? Los gama alta de referencia en la actualidad frente a frente
Móviles

¿Cuál es el mejor smartphone de 2015? Los gama alta de referencia en la actualidad frente a frente

Publicidad
Publicidad

Se acerca el final de año, los Premios Xataka y una de las batallas clásicas en Xataka es nuestro enfrentamiento entre los llamados a ser mejores smartphones de gama alta de este curso. Y en Xataka los tenemos todos juntos. Hemos dejado fuera a los que consideramos como referentes en el segmento phablet porque a ellos les toca otra lucha aparte.

Para nuestro One to One en vídeo los smarpthones que hemos dispuesto en el cuadrilátero han sido en su gran mayoría los flamantes finalistas que habéis votado la comunidad de Xataka como finalistas para los Premios Xataka de este año, con un cambio en Huawei y la entrada del referente de HTC: el Galaxy S6 Edge, el iPhone 6s, el Sony Xperia Z5, el LG G4, el Huawei P8, el HTC One M9 y el todavía no estrenado Lumia 950 al que hemos podido acceder en exclusiva.

Gama alta, ¿precio o acabados?

La primera duda que nos planteamos en nuestro enfrentamiento tiene que ver con precio y acabados. Gama alta suele significar para la mayoría de usuarios terminales con un precio alto pero al que exigirle un exquisito acabado porque en algunos casos, ese acabado se relaciona con cierto status social de forma semejante a como ocurre con el mundo de los vehículos.

Lo habitual es que el metal y el cristal sean los elegidos por las marcas, pero hay en esta comparativa un par de excepciones.

La más significativa es la del Lumia 950, que incluso rechaza el marco de metal y se queda con un cuerpo de policarbonato de colores, de buena calidad, pero alejado de toda su competencia. Esto no quita que estemos ante el Lumia con mejor acabado y diseño a nivel de dimensiones y peso, de siempre.

El otro gama alta que pasa de incluir en su acabado el cristal o metal es el LG G4, que opta por carcasas de plástico que simulan el acabado metálico y la que nos parece más exclusiva, con piel natural.

1024 2000 8

Hablando de dimensiones, este 2015 Samsung ha batido con cierta diferencia a todos sus rivales consiguiendo el terminal más ligero y delgado (por no hablar de la doble curva que le aporta lo que decíamos de exclusividad y apariencia de cara a enseñar el terminal en público), con el LG G4 repitiendo como el que mejor aprovecha sus dimensiones para meter la mayor pantalla y el iPhone 6s no sabiendo sacar ventaja de sus dimensiones más reducidas.

En diseño diferenciador, acabado y dimensiones, el Samsung Galaxy S6 Edge ha sido el mejor de este 2015

Algo también común a los diseños de este año es que, salvo la excelente excepción del cristal y la doble curva del Galaxy S6 Edge, lo que ha marcado la apariencia del resto de modelos de 2015 ha sido el continuismo, con apenas pequeños detalles respecto a lo presentado el año pasado.

1024 2000 10

Las 5 pulgadas son de la gama alta

Tras movimientos básicamente hacia más tamaño de pantalla, ya parece que podemos establecer la gama alta de referencia en un margen muy ajustado alrededor de las cinco pulgadas. Hay modelos en los extremos, como el iPhone con sus 4,7 pulgadas o el LG G4 que se va a las 5,5 pulgadas (pero por dimensiones, concepto y no tener otro mejor de más diagonal, se queda en esta gama), pero lo habitual es que cuando aspiramos a comprar un smartphone de gama alta asumamos que estaremos hablando de modelo de 5, 5.1 o 5.2 pulgadas.

Pensar en la gama alta es hablar de diagonal alrededor de las 5 pulgadas, donde hay dos grupos diferentes: los que no quieren pasar de 1080p para no penalizar la batería, y los que lo dan todo con densidades de casi 600 ppp

La relación entre diagonal y dimensiones físicas es muy importante en estos terminales. Como hemos adelantado, el G4 es el rey indiscutible, pero también es importante lo que Samsung ha conseguido con su S6 Edge y Microsoft con su Lumia 950. En el camino contrario están en primer lugar el HTC One M9 o los clásicos en nuestras quejas: Xperia Z5 y iPhone 6s.

2560 3000 3

Asociado a la pantalla no podemos obviar el tema de los paneles, donde en la gama alta las diferencias de calidad no son muy significativas, así como la resolución. En este apartado tenemos dos grupos bien definidos. Por un lado los que, para gestionar mejor rendimiento y sobre todo batería, se quedan en resoluciones que no superan los 1080p, con el caso más llamativo del iPhone 6s que no mejora los datos de resolución del año pasado y queda como el peor en densidad de píxeles, casi con la mitad que el mejor.

¿Y quién es ése terminal con mejor densidad de píxeles sin renunciar a un panel de calidad? Pues en realidad es una pareja - hasta que el Z5 Premium llegue al mercado - formada por el Galaxy S6 Edge y el Lumia 950, en ambos casos con panel 1440p y densidades que rozan los 600 ppp. El otro terminal que escoge esta resolución 2K es el LG G4.

A favor del iPhone de Apple está claramente la elección de la tecnología Force Touch, que como no nos cansamos de repetir, con el apoyo de los desarrolladores, está llamado a ser un valor a imitar en muy poco tiempo por la gama alta Android, como ya está iniciando Huawei por ejemplo con su Mate S.

1024 2000 12

Samsung y Apple, a la cabeza en potencia

La gama alta de este año 2015 nos ha dejado una cosa muy clara: Samsung y Apple son los que mandan en temas de procesadores. El primero por potencia bruta y capacidad de desarrollo de su propia solución, y Apple por parte de lo segundo de Samsung pero también una optimización máxima de su software y hardware para, sin las mismas cifras brutas en RAM o núcleos del procesador, alcanzar la cima junto con los coreanos en rendimiento de sus gama alta este año.

Mientras el resto de fabricantes decidían si arriesgar o no con los polémicos Snapdragon 810, Samsung y Apple se alzaban con la cabeza destacada a nivel de rendimiento usando dos estrategias diferentes

La única excepción la encontramos en Huawei con sus propios procesadores, pero no han dado la talla para esta gama este año, ni en potencia ni en eficiencia energética. En esos puntos también han demostrado poderío las soluciones de Samsung y Apple mientras el resto de fabricantes se enfrascaban en una de las decisiones más difíciles del año a nivel de especificaciones.

1024 2000 13

Si nos seguimos fijando en la ficha técnica, hay bastante igualdad excepto por la memoria interna del modelo de entrada en la gama alta. Aquí Apple no asume que 16 GB en un terminal como el iPhone 6s es ridículo, mientras que la competencia pone al menos 32 GB como base de la memoria interna de sus terminales. En cuando a posibilidades de ampliación, LG y Sony son quienes dejan la puerta abierta para que mejoremos ese apartado con tarjetas de tipo microSD.

Pasando a hablar de autonomía, no hay grandes novedades ni aspectos a reseñar. El día de uso y poco más (o incluso menos) es "la ley" entre los mejores del año que reflejamos en este One to One, así que hay que fijarse en otros aspectos como la carga rápida o inalámbrica para poder desequilibrar la balanza. Por cierto, el esperado puerto USB-C para carga, salvo por el caso del Lumia 950, brilla por su ausencia. Cuando llegue, al menos esperamos que la evolución sea completa, con todas las ventajas que nos debería dejar este tipo puerto.

Continuidad y pequeñas mejoras ha sido la tónica de iOS 9 y Android 6.0 en este 2015. Lo verdaderamente relevante esperamos que llegue con la ambición de Windows 10 en sus nuevos Lumia de gama alta

Si nos fijamos ahora en el sistema operativo, la gran esperanza de ver un salto de calidad hay que ponerla en Windows 10 y Microsoft con sus Lumia de gama alta que llegarán en unas semanas al mercado. Nos parece que será su última oportunidad para buscar al menos un nicho de usuarios relevante, pero ahí les queda siempre el reto de conseguir algo de ecosistema. Y llevan muchos años ya prometiéndolo.

Del lado de iOS 9 y Android 6.0, no ha llegado al mercado con novedades a nivel de interfaz. Del lado de iOS nos quedamos con la multiventana que aplica especialmente al iPad y iPhone 6s Plus, y en Android, dos apuntes: mejor gestión de energía pero sobre todo la duda que nos deja siempre el tema de las actualizaciones. Inaudito que hablando de gamas altas de muy alto precio, las actualizaciones lleguen en otros segmentos y a veces haya que esperar a la salida de una nueva versión para empezar a ver smartphones de más de 500 euros actualizarse a la anterior.

Y no nos olvidemos de la huella dactilar como método para identificarnos. Aquí Apple sigue en cabeza pero con una propuesta de Samsung que ya casi la iguala y una llegada a lo grande de Sony, que tiene la solución mejor pensada cuando disponemos del terminal ya en la mano.

La cámara: igualdad pero también variedad

Mucha igualdad pero también variedad para escoger la cámara de uno u otro smartphone. Desde el año pasado la gama alta ya podemos decir que ofrece unas cámaras que en general no defraudarán a los usuarios y que todavía han afinado más sus resultados en ese 2015. Si empezamos a hablar de megapíxeles y tamaños de sensor, no hay apenas novedades en el frente. Los tamaños se mantienen como los de la generación anterior, y parece que la carrera por los megapíxeles ha quedado ligeramente en pausa. Pensar ahora mismo en más de 14-16 megapíxeles es absurdo.

En los extremos nos encontramos con en primer lugar con Apple y los "nuevos" 12 megapíxeles de su iPhone 6s. Mantiene su idea de cámara casi perfecta para apuntar y disparar, pero con un necesario aumento de megapíxeles. Del otro lado queda tanto Microsoft con los 20 megapíxeles de su Lumia 950 y encima de todos, Sony con los 23 megapíxeles de su Xperia Z5, que es también el de mayor tamaño de sensor.

1024 2000 11

Las mejoras reales que hemos visto este 2015 en estos terminales tienen que ver con la velocidad de enfoque gracias a la llegada masiva de los sistemas híbridos, así como la de disparo. Y más controles manuales, donde LG G4, Lumia 950 y Galaxy S6 Edge ganan gracias a la posibilidad de guardar las fotos en formato RAW.

En el modo de vídeo, se reafirma la grabación 4K como lo mínimo que debemos exigir, y aquí la estabilización apunta a "vital" para conseguir resultados magníficos, con el Galaxy S6 Edge a la cabeza junto con el iPhone 6s. Pero no os vayáis lejos porque nuestra comparativa final de 2015 está cerca y podremos cerrar más el círculo alrededor de los mejores smartphones fotográficos de este 2015.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio