Compartir
Publicidad

Así buscan los aspirantes el trono de Samsung

Así buscan los aspirantes el trono de Samsung
74 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Marzo de 2010. Ahí comienza la "leyenda" de la familia Galaxy S de Samsung con el primer modelo, un terminal que ha acabado convirtiéndose en referente del ecosistema Android sin discusión alguna. Hasta el año pasado.

En 2012 pocos podían discutirle el liderazgo en Android al Samsung Galaxy S3. Si nos vamos a 2013 y el Galaxy S4, ya podemos hablar de un acoso en toda regla de los principales candidatos a ser el siguiente terminal franquicia bajo Android. Y no pienses que el asalto al primer lugar entre los terminales Android ha sido con estrategias similares. Más bien lo contrario. LG, Sony y HTC quieren el trono de Samsung y así es como lo están buscando.

HTC One: lo máximo en diseño a toda costa

Tener de los mejores terminales del mercado incluso en diferentes plataformas (os recuerdo que el HTC 8X fue en su momento el mejor Windows Phone disponible) pero permanecer en apuros debe ser duro. Por este motivo la apuesta de HTC con su One del año pasado fue valiente, arriesgada pero firme. Y este año insisten en su estrategia.

HTC ha decidido atacar el primer cajón del pódium de Android desde la excelencia a nivel de diseño y acabado

HTC ha apostado a todo o nada. Ha decidido atacar el primer cajón del pódium de Android desde la excelencia y el nuevo HTC One M8 es el claro ejemplo. Si con el M7 ya consiguió ser referente en el campo del acabado metálico para terminales Android, el M8 lo mejora todavía más. Y el precio al que estará disponible (729 euros) junto con las declaraciones de sus responsables lo convierten instantáneamente en el modelo aspiracional para el que quiera lo máximo en acabado y sensación premium bajo Android.

Este acercamiento al máximo escalón bajo Android ya no es tan sencillo por diversas razones, entre ellas que el mercado está ahora más repartido y con menos desigualdad, pero por otro lado cada vez es más necesario un aspecto muy diferenciador para escaparse de la monotonía que hemos visto en estos dos últimos años.

Estrategia de HTC: si quieres la máxima exclusividad bajo Android, el HTC One M8 debe ser tu elección.

Xperia Z: cámara de muchos megapíxeles y resistencia al agua por bandera

Sin excesivo ruido pero con mucha insistencia, la familia Xperia Z, al ritmo de dos terminales por año (al menos el año pasado) ha conseguido crear una saga que el usuario puede reconocer por su diseño, acabado en cristal y sobre todo, por ser un smartphone resistente al agua que podemos sumergir. ¿Es el primero que lo hace? No, pero sí se ha ganado ser la referencia si nos referimos a la gama alta y al que todos señalarán si les pedimos que nos digan un terminal que podamos sumergir. ¿El nuevo Galaxy S5 también es resistente? Cierto, pero me juego una cena a que no puede sacarle tanto provecho mediático como ha conseguido Sony con sus Zs.

Xperia Z2

La familia Xperia Z también suma su sensor siempre en las alturas en cuanto a resolución (el del Z2 ya alcanza los 20 megapíxeles, cifra que no pasa desapercibida para el consumidor de la calle) así como un diseño muy recto, arriesgado pero con el cristal y algo de exclusividad por bandera. Otros detalles que interesa tener en cuenta es su modo Stamina, el que mejor funciona por ahora para optimizar la duración de la batería.

Estrategia de Sony: si quieres un diseño diferente, cámara plena de megapíxeles y poder sumergir sin preocupaciones el teléfono, la familia Xperia Z te espera

LG: batería y pantalla como estrategia de largo plazo

El tercer fabricante que aspira al trono bajo el ecosistema Android es LG. Como HTC y Sony, el año pasado pusieron sobre el terreno de juego su mejor modelo hasta la fecha el LG G2. En este caso, los coreanos han optado por la discrección para asaltar posiciones entre los más vendidos, tal y como han hecho en la gama media y baja estos últimos años.

Así, sin ruido pero con gran relevancia en el mercado nos encontramos con el LG G2 y su énfasis en poder tener una pantalla grande en un cuerpo esbelto y cómodo de manejar, con el toque diferente en forma de botón de control trasero, pero ante todo, la apuesta por la autonomía. Si a nivel de diseño uno se pediría el One y en resistencia el Z2, al buscar autonomía el usuario ya puede decir que su elección sería el G2.

LG G2 análisis en Xataka

A la espera de lo que nos tengan preparado con el LG G3, la marca coreana ya se ha ganado ser a la que citar si de autonomía hay que hablar. Y por lo que cuentan desde la propia marca, quieren que esa sea su seña de identidad.

Estrategia de LG: si tu prioridad es la batería y tener la máxima pantalla en un terminal cómodo de manejar, tu elección es el la familia LG Gx
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio