Publicidad

Los menores de 14 años podrán salir a la calle incluso para pasear, pero acompañados por un adulto

Los menores de 14 años podrán salir a la calle incluso para pasear, pero acompañados por un adulto
59 comentarios

Publicidad

Publicidad

En la quinta semana desde que entró en vigor el estado de alarma, los niños, posiblemente el colectivo para el que más se había pedido suavizar el confinamiento, van a poder salir de nuevo a la calle, aunque con muchas limitaciones.

Aunque inicialmente estaba contemplado que solo pudiesen salir los niños de hasta 14 años -la llamada "edad pediátrica"- únicamente acompañando a adultos en tareas esenciales, como hacer la compra, ir a la farmacia o al centro de salud, finalmente el Ministerio de Sanidad amplió el espectro y anunció que permitiría también la salida para dar paseos, sin ejercer actividades esenciales y siempre acompañados por un adulto con quien convivan habitualmente. Esto incluye tanto a progenitores y otros parientes como a cuidadores.

Paseos permitidos desde el 27 de abril

La medida, rectificada tras las dudas que planteaba la original por permitir salidas a espacios cerrados y con más gente, pero no al aire libre en zonas desiertas, ya ha sido aprobada por el Consejo de Ministros, aunque no entrará en vigor hasta el lunes 27 de abril. Los casi siete millones de niños españoles en esta franja de edad podrán volver a pisar la calle para dar paseos en un país que está actuando de forma excepcionalmente responsable en cuanto a cumplimiento del confinamiento.

Los mayores de 14 años tendrán las mismas consideraciones que hasta ahora: pueden salir solos, pero por las mismas causas que un adulto

Los adolescentes de entre 14 y 18 años mantienen el mismo status que antes: pueden salir, como podían salir hasta ahora, ya que según María Jesús Montero, portavoz del Gobierno, "un niño de 4 o 5 años no puede salir a comprar el pan o a la farmacia, pero un menor de 15, 16 o 17 sí, y lo podrá seguir haciendo sin inconveniente".

La ministra ha explicado que el riesgo de transmisión de la enfermedad por parte de los menores es "muy bajo", motivo por el cual se ha tomado esta medida pese a que la prioridad sigue siendo "evitar el hipotético retroceso en la lucha contra el coronavirus". También ha señalado que es responsabilidad de los adultos velar por el comportamiento de los niños que salgan a la calle. Entre la aprobación de esta medida y su entrada en vigor el día 27 habrá nuevos detalles que se perfilarán a lo largo de los días.

El Comité para los Derechos del Niño hizo un llamamiento hace unos días para que los países "exploren alternativas y soluciones creativas" con tal de relajar el confinamiento para los más pequeños, ya que según un informe publicado por la Plataforma por los Derechos de la Infancia, las medidas tomadas por España son las más duras del mundo en lo que se refiere a los niños, seguidas por Italia, quien sí les permite salir con algunas restricciones y que ahora España va a replicar.

La situación en otros países

  • Italia. El país europeo que más muertes ha sufrido por el COVID-19 permite a los niños salir junto a sus padres para tareas esenciales, en las inmediaciones de su domicilio; pero también les deja salir de casa para hacer deporte o pasear, igualmente cerca de su hogar y manteniendo la distancia de seguridad obligatoria.

  • Francia. En el país galo, los niños, al igual que los adultos, pueden salir de casa para hacer deporte o pasear a partir de las siete de la tarde. Los límites fijados son una hora de tiempo máximo, a un kilómetro de distancia del hogar como muy lejos, y únicamente junto a adultos con quienes convivan de forma habitual.

  • Alemania. Los germanos pueden salir a la calle de dos en dos, al contrario que en España, pero las familias están exentas de este límite y pueden salir en grupos mayores. El contacto físico debe ser “reducido al mínimo”, incluyendo la distancia de metro y medio con cualquier otra persona.

  • Bélgica. Los niños, como los adultos, pueden hacer ejercicio fuera de casa, y los que tienen cinco años o menos también pueden desplazarse en coche junto a sus padres hasta un parque. Los que tienen hijos más mayores han de llegar a pie. En cualquier caso, han de cumplir la distancia de seguridad de un metro y medio.

  • Reino Unido. Los niños británicos pueden salir de casa junto al resto de miembros de su familia con quienes compartan hogar, una vez al día, para pasear o hacer deporte.

  • Dinamarca. El primer país europeo en reabrir los centros educativos, el pasado 15 de abril. Aunque no de forma total, únicamente lo hicieron un 35% de los colegios daneses de educación primaria, y dejando el número de alumnos por aula en un máximo de 12 (las clases se van diciendo en subgrupos). La educación secundaria se espera que regrese el 9 de mayo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios