Compartir
Publicidad

El corazón de esta mosca de la fruta late al ritmo de un láser

El corazón de esta mosca de la fruta late al ritmo de un láser
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ciencia lleva años investigando en cómo controlar las funciones corporales de los animales y hasta ahora la mayoría de estos trabajos han estados relacionados con la cirugía como método de modificación física. En Harvard han presentado un estudio muy interesante dentro del campo de la optogenética o lo que es lo mismo: la utilización de métodos genéticos para controlar eventos específicos en las células de los tejidos vivos.

Las pruebas de este equipo de investigación han demostrado que es posible controlar el corazón de una mosca de la fruta (animal utilizado con frecuencia en la ciencia por compartir el 80% del genoma con el humano) utilizando pulsos láseres. Puede parecer una curiosidad pero esta investigación abre muchas posibilidades en el estudio de la cardiología y en la creación de nuevos tipos de marcapasos menos invasivos.

Hacia la creación de marcapasos menos invasivos

Este grupo de investigadores cogió una mosca de la fruta y la modificaron genéticamente con un tipo de célula que contiene una proteína que responde a la luz y que se encuentra en algunos tipos de alga. Hecho esto, empezaron a emitir una luz láser en el abdomen del insecto para activar esta proteína y que el corazón de la mosca comenzara a latir. Diez pulsos láser por segundo, diez pulsaciones del corazón de la mosca.

No es la primera vez que se utiliza la optogenética con el fin de crear marcapasos para animales pero según explican los investigadores de este trabajo, su método se puede utilizar en todas las fases de crecimiento de un animal. De hecho, incluso apuntan a que esta luz se podría utilizar para controlar problemas cardiacos en moscas que tienen tendencia a sufrir ataques al corazón.

En el caso de los humanos todavía es muy pronto para hablar de la creación de marcapasos que fueran por fuera del cuerpo y no requieran ningún tipo de cirugía para su instalación. En IEEE Spectrum, uno de los autores de esta investigación explica que sería posible usar pulsos láseres para activar determinadas células y proteínas pero todavía hay mucho que hacer ya que este tipo de luces tienden a esparcirse una vez entran en el cuerpo.

Si tenéis curiosidad por la investigación científica relacionada con la cardiología, hace poco vimos cómo era posible curar agujeros en el corazón con una inyección. También vimos algunos prototipos de marcapasos que se pueden instalar sin necesidad de operaciones a corazón abierto. Si alguna vez has tenido curiosidad por lo que pasa con los marcapasos cuando morimos, aquí tienes la respuesta.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio