Publicidad

Cómo funciona el líquido en las paredes que repele a quien orine en la calle

Cómo funciona el líquido en las paredes que repele a quien orine en la calle
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

El inicio del verano es también detonante para la temporada de fiestas populares, y con ellas también llegan los problemas para las empresas de limpieza que contratan numerosos ayuntamientos: orinar en la calle es una práctica común en esas fiestas, pero hay sistemas que tratan de ponerle las cosas difíciles a los que tratan de hacerlo con capas repelentes al líquido que hacen que si se te ocurre orinar en una pared acabes teniendo un disgusto que no esperabas.

En los Sanfermines de este año van a utilizar un producto llamado Ck-Splash Back que como indican los responsables de su aplicación "consigue que la orina rebote en la fachada y que la persona que orine se moje el pantalón y los zapatos". ¿Cómo funcionan estos productos?

Capas hiper-hidrofóbicas, la solución

Ya hablamos en el pasado de Ultra-Ever Dry, un producto utilizado en las calles de Hamburgo para evitar que algunos vándalos orinen en las calles de la ciudad. El principio activo de ambas soluciones es el mismo: se trata del principio de interacción hidrofóbica.

Este efecto es por ejemplo responsable de la separación de una mezcla de aceite y agua en sus dos componentes, y de hecho su presencia en nuestro planeta es constante. Aunque la sensación es que las capas hidrófobas "repelen" el líquido, lo que hay es una ausencia de atracción. Este tipo de principio se usa en procesos de separación química que permite elimitar sustancias apolares (hidrófobas) de sustancias polares.

El producto utilizado tanto en los Sanfermines de este año como en Hamburgo aprovechan ese principio: se impregna la superficie con un spray que hace que esa pared quede protegida, algo que hace que mejora también el efecto de los productos de limpieza que se aplican en las calles para eliminar el olor a orín.

En el caso del producto aplicado en Hamburgo la duración de esa capa oscilaba entre 2 y 8 meses, pero no era un producto barato: cada 6 metros cuadrados tenían un coste de 500 euros. En el Ayuntamiento de Pamplona "estiman que los orines en San Fermín le cuestan a la ciudad unos 10.000 euros en gastos de limpieza y desinfección", indicaban en Europa Press.

Sin embargo el coste en productos de limpieza sin la aplicación de estas medidas puede ser también elevado, y desde luego esa capacidad "disuasoria" de las capas hidrófobas puede servir para que uno se lo piense dos veces antes de ponerse a orinar en la calle.

Vía | EuropaPress
En Xataka | NeverWet, adiós a las manchas con este recubrimiento superhidrofóbico

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir