Compartir
Publicidad
Publicidad

Clases de spinning por internet: uno de los próximos grandes negocios según Silicon Valley

Clases de spinning por internet: uno de los próximos grandes negocios según Silicon Valley
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todo lo relacionado con el fitness y la salud parece un buen negocio hoy en día: cada vez son más las personas que deciden cuidarse a través del ejercicio físico, que deciden mejorar su salud o que simplemente lo hacen por estética. Si a esto le añadimos la integración de la tecnología a la hora de hacer deporte, creamos una pareja incombustible.

Peloton Interactive es una de las startups tecnológicas que se ha subido a la ola del fitness y que ha sabido aprovechar el impulso que ha llevado a otras empresas al éxito. Con sus clases de spinning on-line, tanto grabadas como en directo, está tratando de recaudar mediante un fundraising la cifra de 120 millones de dólares a una valoración de 1200 millones (si bien en inicio esperaban llegar a los 150 millones de dólares) llevando el ejercicio hasta las casas de más de 40.000 estadounidenses, según datos de la empresa.

El modelo de negocio: el fitness en casa funciona

spinning-on-line

La industria del deporte se va adaptando a los tiempos, no solo para seguir en pie, sino para ganar más adeptos cada día: muchas de las empresas relacionadas con el deporte han desarrollado sus propias aplicaciones de fitness on-line (como es el caso de Nike con su Nike Run Club y su Nike Training Club) o han comprado las de terceros (como en el caso de Under Armour y la compra millonaria de MyFitnessPal y Endomondo) para estar presentes tambiénen el mundo virtual.

El negocio del fitness on-line generó en 2016 un 7,7% del gasto total en deporte en norteamérica: una cifra que sigue subiendo desde el 4,8% del año 2014.

Actualmente nos encontramos en un momento en el que nos movemos deprisa: trabajo, familia, reuniones, presentaciones... Muchas obligaciones que nos hacen difícil planificar nuestro tiempo libre o comprometernos con un gimnasio o un entrenador personal. Aquí es donde algunas empresas como Peloton Interactive han visto la oportunidad de negocio: en la posibilidad de llevar el fitness a nuestras propias casas y poder disfrutar de nuestras clases en el momento en que queramos.

Y es que en eso se basa el negocio de Peloton Interactive: su mayor activo es una aplicación móvil (disponible para ios solo en Estados Unidos) a través de la cual podemos acceder a un elevado número de clases de spinning on-line tanto en vivo como ya grabadas a un precio de 39 dólares al mes: aproximadamente lo que puedes gastar en la cuota de un gimnasio, pero bastante más caro que otros sistemas de entrenamiento on-line, que se mueven con precios más bajos. Si dispones de una bicicleta de spinning en casa (y quieres empezar a utilizarla y dejar de usarla como perchero carísimo), esta puede ser una de las maneras de ponerte en forma.

Por otro lado, si no dispones de bicicleta, Peloton Interactive puede enviarte una de las bicis fabricadas por ellos a un precio de 1.995 dólares (más 250 dólares en gastos de envío), que incluye la bicicleta y la tablet a través de la cual veremos las clases.

Fitness donde quieras y cuando quieras

spinning-on-line

Por supuesto, Peloton Interactive no es la primera empresa que ha hecho del fitness en casa su negocio: otras empresas como BeachBody, que facturó según sus datos más de un billón de dólares en 2015 y cuenta con 23 millones de clientes en todo el mundo, llevan ya tiempo ofreciendo programas de entrenamiento bajo demanda. En España tenemos el ejemplo de Aomm.tv, una de las startups españolas en Sylicon Valley, que ofrece clases de Yoga y Pilates guiadas en vídeo y a las que podemos acceder a través de nuestra tablet o teléfono.

Si hablamos concretamente de clases virtuales de spinning, en España contamos con Bestcycling: esta empresa, que lleva formando a instructores de spinning desde 1998, dio hace poco el paso hacia el mundo on-line y actualmente ofrece clases de spinning en streaming que pueden ser utilizadas por usuarios privados en sus casas. También disponen de un sistema específico para profesionales que permite mejorar la experiencia del usuario en las clases presenciales, ofreciendo muchas herramientas que pueden ser de utilidad para el instructor de spinning, como gráficas para proyectar durante la clase. Todo a un precio bastante más barato que Peloton Interactive: entre cinco y nueve euros al mes, dependiendo de la oferta a la que nos suscribamos.

Fitness bajo demanda en los gimnasios

spinning-on-line

Los gimnasios son otro de los potenciales clientes de este tipo de entrenamiento: algunas cadenas como la holandesa Basic-Fit llevan ya tiempo incluyendo una oferta de clases virtuales en sus gimnasios low-cost. Se trata de clases grabadas en vídeo en las que el "profesor virtual" hace las veces de entrenador, con las ventajas y desventajas que puede suponer esto para el usuario.

Si bien la gran ventaja de estas clases on-line es que podemos acceder a ellas en cualquier momento, no podemos olvidar que hace al usuario prescindir de las correcciones e indicaciones personalizadas que pueda realizar un entrenador que se encuentre presente en la sala. No hay correcciones, no hay indicaciones personales, no hay interacción entre el profesor y el alumno: simplemente se sigue el vídeo y se realizan los ejercicios.

Por supuesto, esto es una forma de abaratar costes en los gimnasios: no hay necesidad de contratar personal especializado para dar las clases si disponemos del vídeo y tampoco de tener clases vacías por no disponer de personal necesario. Una buena jugada para las empresas pero no tan buena para el usuario final.

Imágenes | iStock, Freeletics, Lynne Hand

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos