Compartir
Publicidad

Los científicos que lograron tomar el control de la evolución se llevan el Nobel de Química de 2018

Los científicos que lograron tomar el control de la evolución se llevan el Nobel de Química de 2018
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha llegado el momento del "patito feo" de los Nobels: quizá uno de los menos glamourosos, pero sin duda uno de los más importantes. La Real Academia de las Ciencias de Suecia ha concedido Frances H. Arnold, George P. Smith y Gregory P. Winter se llevan el premio Nobel de Química por "tomar el control de la evolución y utilizar los mismos principios – cambio genético y selección – para desarrollar proteínas que resuelven los problemas químicos de la humanidad".

¿Tomar el control de la Evolución?

Dokxtfow0aavgcg

Por un lado, Frances Arnold dirigió la primera evolución dirigida de enzimas, las proteínas que catalizan las reacciones químicas. Las enzimas producidas a través de la evolución dirigida se han utilizado para fabricar prácticamente todo, desde biocombustibles hasta fármacos.

George Smith desarrolló los primeros métodos para utilizar los fagos – virus capaces de infectar exclusivamente bacterias – para desarrollar nuevas proteínas. Mientras que Sir Gregory Winter ha utilizado el método de Smith para producir nuevos fármacos capaces de neutralizar toxinas, contrarrestar enfermedades autoinmunes y abordar la metástasis de una forma nueva.

La lista de espera

Aunque uno de los favoritos era Stuart L. Schreiber por sus hallazgos pioneros en la lógica de la transducción de señales y la regulación de genes, nuestros candidatos al Nobel de Química, no lo hemos ocultado nunca, son John Goodenough (junto con M. Stanley Whittingham) por el desarrollo de las baterías de ión litio en los años ochenta y Francis Mojica por el descubrimiento de CRISPR. Desde aquí seguimos apostando por ellos.

En la lista de espera están, como otros años, Harry Gray y Steve Lippard como fundadores de la química bioinorgánica; Jens Nørskov y sus trabajos en catálisis; Henry J. Snaith, Tsutomu Miyasaka, Nam-Gyu Park y la ciencia aplicada de la perovskita fundamental en la fabricación de células solares; o John E. Bercaw, Georgiy B. Shul’pin y Robert G. Bergman por su papel clave en la activación del enlace carbono-hidrógeno también estaban en las quinielas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio