Japón es una civilización superior. Su último invento, un puff transportable, es el enésimo ejemplo

Puff Portatil
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Japón vuelve a demostrar por qué es uno de los países más innovadores del mundo. El 'wearable' que os traemos hoy quizás no sea el más avanzado ni el más tecnológico, pero es una muestra de cómo se puede ofrecer algo distinto cuando desaparece el miedo a ser demasiado peculiar.

La empresa Takikou Sewing es la encargada de presentarnos el nuevo 'puff portátil', con forma de cebolla. Un producto pensado para llevarlo puesto y poder dormir o descansar en cualquier momento.

“El concepto nació de la idea de un cojín que permitiera dejarte llevar por completo, en cualquier momento y lugar. Ponértelo y relajarte en tu sala de estar o en muchos otros lugares", explica a Reuters Shogo Takikawa, portavoz de esta empresa especializada en puffs, cojines y almohadas y que ha decidido presentar su modelo más arriesgado hasta el momento.

"Te hace un poco pesado en el medio", explica un usuario. “Pero es muy divertido". Ya tiene pinta. Un puff que va contigo y te permite en cualquier sitio no solo descansar, sino también apoyarse o colocar el ordenador encima.

"Es más ligero de lo que pensaba. Y da calorcito", explica otro usuario, que recomienda el puff para los días de invierno.

Puff ordenador
Imagen | Reuters

Takikou Sewing es una empresa situada en la ciudad de Okazaki, cerca de Nagoya, al sur de Tokio. A diferencia de las almohadas o los puffs habituales que fabrican, en este modelo el diseño se amolda a las curvas del propio cuerpo de quien lo lleva.

El puff portable tiene un peso de unos 5 kg para el modelo de adultos, aunque está disponible en tres tamaños (S, M y L), siendo el primero enfocado a niños de hasta 1 metro de altura.

El producto se ofrece en cuatro colores: verde, beige, marrón y gris oscuro.

Kiru170n 7

El precio del puff portátil depende del tamaño y está disponible para comprar desde principios de año en la tienda de Hanalolo en Rakuten. El precio inicial es de 7.800 yenes para el modelo pequeño, 9.800 para el mediano y de 15.800 yenes para el de adultos, que vienen a ser unos 112 euros.

Kiru170n 9

Según apunta Mainichi Japan, a finales de enero la foto de una modelo con este puf se volvió viral y en menos de una semana, la empresa recibió un total de más de 1.500 unidades.

El caso es que estos pufs se fabrican uno por uno a mano, por lo que los tiempos de envío son superiores a los dos meses. Recientemente se ha popularizado todavía más, apareciendo en varias cadenas de televisión locales. Japón vuelve a sorprendernos con un producto que difícilmente ninguna empresa occidental se habría atrevido a mostrar. Mucho menos a vender.

En Magnet | Un japonés perdió 200 veces en una máquina de gancho. La tienda quiso demostrar que no estaba trucada... Y perdió 300 veces

Comentarios cerrados
Inicio