Compartir
Publicidad

La defensa de las patentes une a Microsoft, Apple e IBM (entre otras)

La defensa de las patentes une a Microsoft, Apple e IBM (entre otras)
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siete gigantes de la tecnología, la automoción y la industria farmacéutica se han unido en un esfuerzo por tratar de defender el estado actual de la legislación que Estados Unidos mantiene a la hora de regular las patentes.

Apple, Dupont, Ford, GE, IBM, Microsoft y Pfizer forman la llamada Partnership for American Innovation (PAI), un consorcio que tiene un único objetivo: oponerse a los esfuerzos por hacer que el software y la biotecnología sean no patentables. La Corte Suprema de Estados Unidos está precisamente estudiando un caso sobre patentes software que podría suponer un cambio radical de las leyes sobre patentes en este apartado. Empresas tecnológicas como Twitter --que hace tiempo anunció que solo usaría las suyas en su defensa--, Netflix, LinkedIn, GitHub o Yelp ya remitieron a ese organismo un documento (PDF) en el que defendían que "la innovación se produce a pesar de la existencia de patentes software, no por ella".

La reforma propuesta en la llamada Innovation Act (PDF) ha sido apoyada por empresas como Google y Cisco, algo que no es extraño si tenemos en cuenta que al menos en el caso de Google esa guerra de patentes ha provocado el pago de miles de millones de dólares por licencias relacionadas con Android. No solo a ella, desde luego, sino a un buen puñado de empresas que desarrollan productos basados en esta plataforma.

Un debate con difícil solución

El mercado de patentes en Estados Unidos es frenético: todo es patentable, y eso da pie a las intensas batallas legales que estas firmas mantienen con todo aquel que trata de "tomar prestadas" algunas de las ideas que alguien ha tenido la feliz idea de registrar en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos (USPTO).

Ese debate, por supuesto no es nuevo: las patentes pretenden proteger al innovador y evitar copias indiscriminadas, pero también se critica el hecho de que en muchos casos ralentizan o degradan el ritmo de innovación.

Mientras que en Estados Unidos esas patentes software llevan en uso desde hace años, en la Unión Europea el tema generó una gran movilización mediática y social y sobre el papel no existen las patentes software. No obstante lo cierto es que se siguen concediendo patentes a proyectos software que tratan de disfrazarse a través de la necesaria interacción de ese software con el hardware. Este parece solo un capítulo más de un debate aparentemente interminable.

En Xataka | No, no fue un gran día para los innovadores En el blog salmón | Patentes, ¿proteger la innovación o impedir la competencia?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio