Publicidad

Cómo están luchando las empresas tecnológicas contra la ley que permite discriminar gays en Indiana

Cómo están luchando las empresas tecnológicas contra la ley que permite discriminar gays en Indiana
32 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una serie de leyes en favor de la discriminación se están aprobando en los últimos tiempos en Estados Unidos, y el fenómeno es especialmente significativo a nivel tecnológico en Indiana, donde la llamada Religious Freedom Restoration Act permite que se puedan negar servicios a los clientes basándose en sus creencias religiosas.

Esas lamentables actuaciones por parte de los gobernantes de estados como Indiana ha puesto en pie de guerra a diversas empresas tecnológicas. La celebración de las conferencias Indy Big Data el próximo de mayo podría cancelarse a la vista del boicot que Salesforce, Apple o Amazon están encabezando y al que se han sumado varias de las compañías que iban a participar en el evento.

Las tecnológicas contra la discriminación

El CEO de Apple, Tim Cook, ya escribió un artículo reciente en The Washington Post en el que criticaba duramente la aprobación de unas leyes que están "diseñadas para consagrar la discriminación" en las leyes estatales y que como destacaba "racionalizan la injustifica" yendo en contra "de los principios en los que nuestra nación fue fundada". Cook no se mordía la lengua al hablar del tema:

La comunidad empresarial americana se dio cuenta hace mucho de que la discriminación, en todas sus formas, es mala para los negocios. Nos esforzamos para hacer negocios de una manera justa y equitativa. Por eso, en nombre de Apple, levanto mi voz para oponerme a esta nueva ola de legislación, donde quiera que emerja.

Y es que como concluía Cook, "esta no es una cuestión política o religiosa. Es cuestión de cómo nos tratamos los unos a los otros como seres humanos". El mensaje del máximo responsable de una de las empresas tecnológicas más importantes de todo el mundo ha sido secundado por otros directivos como Marc Benioff, CEO de Salesforce, que declaró que se retiraban de todos los eventos en Indiana en los que tomaba parte su empresa, y que incluso amenazaba a este estado con la implantación gradual de sanciones económicas.

Amazon también ha cancelado su participación en el evento Indy Big Data, pero tan solo ha sido la última de una serie de cancelaciones de empresas como EMC, Platfora o Pivotal, que en diversos mensajes en Twitter criticaban esa discriminatoria ley. La propia organización del evento ha pedido "una corrección inmediata a la ley" al quedar claro que está teniendo un impacto muy negativo.

Las protestas y presiones no solo proceden del entorno tecnológico: los gobernadores de Nueva York, Connecticut y Washington han declarado que prohibirán viajes pagados por el estado a sus empleados en caso de que necesiten hacerlos. Lo mismo han anunciado alcaldes de Nueva York, San Francisco y Seattle, en una declaración de intenciones que quizá no tenga tanto impacto como la de esas acciones de las grandes de la tecnología pero que se suman a esa presión. Veremos qué hacen Indiana y el resto de los estados que comienzan a promulgar estas leyes.

Imagen | Time
Vía | Adage
En Xataka | Una semana jugando online siendo mujer

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios