Pekín sólo es el principio: casi ninguna ciudad sede de los JJOO de invierno tendrá nieve natural en 60 años

Pekín sólo es el principio: casi ninguna ciudad sede de los JJOO de invierno tendrá nieve natural en 60 años
35 comentarios

Uno de los aspectos más curiosos de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín es que han usado, por primera vez en la historia de esta cita deportiva, nieve 100% artificial. El uso de este recurso no era nuevo en unos JJOO invernales, pero nunca antes se había utilizado sin tener, al menos, una pequeña capa de nieve natural. Una circunstancia a la que vamos a tener que acostumbrarnos, ya que un reciente estudio de la Universidad de Waterloo, Canadá, señala que para 2080 muy pocas de las ciudades que ya han sido anfitrionas de los Juegos Olímpicos de invierno reunirán las condiciones necesarias para volver a acogerlos por culpa del cambio climático.

La investigación señala que incluso si se cumplen con los objetivos de emisiones establecidos por el Acuerdo Climático de París, ciudades históricas para los deportes de invierno como Chamonix, Cortina d'Ampezzo, Grenoble, Innsbruck, St. Moritz o Turín, que ya han acogido JJOO invernales, no tendrían nieve natural suficiente para celebrar con seguridad la cita olímpica para 2050. Es decir, en menos de 30 años.

Las perspectivas se agravan para 2080, cuando el estudio señala que sólo ocho de las sedes pasadas reunirían las condiciones necesarias: Vancouver, Calgary, Salt Lake City, Lake Placid, Lillehammer, Oslo, Sapporo y Nagano. Y eso si se cumplen con los objetivos de París, ya que de no hacerlo, para dentro de 60 años sólo Sapporo seguiría generando nieve natural suficiente como para que se volviesen a disputar en ella unos Juegos Olímpicos de Invierno.

Las condiciones adecuadas

Los autores del estudio consultaron a distintos entrenadores y atletas para establecer por consenso las condiciones óptimas para disputar unos Juegos Olímpicos de Invierno con seguridad. Los profesionales señalaron que se necesitan:

  • Temperaturas de entre menos 10 y menos un grados centígrados para unas condiciones óptimas, aunque pueden ser algo superiores. Por encima de los 10ºC es muy inseguro.
  • Más de 10 centímetros de nieve. En caso contrario, hay que completar ese grosor con nieve artificial.
  • Días con menos de un milímetro de lluvia, ya que por encima de esa cantidad se crea nieve húmeda, muy peligrosa para los deportistas.

Todas estas condiciones no se darían, según las estimaciones del estudio, en 13 de las 21 ciudades que ya han sido anfitrionas para 2080 si se cumplen los objetivos de emisiones establecidos por el Acuerdo Climático de París. Y sólo en una de las 21 si se incumplen.

El futuro de los JJOO de Invierno

Las perspectivas, por lo tanto, no son nada halagüeñas, por lo que parece que será obligatorio que los JJOO de Invierno comiencen a pensar en medidas para adaptarse al aumento de las temperaturas que se esperan. Esto no es algo nuevo, ya que los autores de la investigación señalan que el patinaje artístico, el curling o el hockey ya se trasladaron a recintos cerrados a partir de la década 1960 para controlar mejor las condiciones ambientales. Con anterioridad se practicaban en lagos congelados al aire libre.

Asimismo, los Juegos Olímpicos de Invierno cada vez son más dispersos para encontrar zonas más alejadas del calor de las ciudades. Los de Salt Lake City de 2002 tuvieron la mayoría de sus sedes en un radio de 65 kilómetros a la redonda de la urbe, los de Turín de 2006 ya se alejaron hasta 100 kilómetros, y los de Vancouver de 2010 hasta 120 kilómetros. En los actuales de Pekín, algunas pruebas ya se realizan a más de 200 kilómetros de la capital china.

Los autores del estudio señalan que esta será, previsiblemente, la estrategia que seguirán todas estas citas deportivas a partir de ahora: llevarán el nombre de la gran ciudad que las organiza, pero en realidad la mayoría de las pruebas se realizarán a muchos kilómetros de distancia, donde las condiciones climáticas sigan permitiendo que se lleven a cabo con seguridad. Y, además, como ya está haciendo China en Pekín 2022, la nieve artificial cada vez tendrá un peso mayor.

Temas
Inicio