Alguien ha creado lo más parecido a Venom en la realidad: un robot viscoso capaz de moverse y tragarse objetos

Alguien ha creado lo más parecido a Venom en la realidad: un robot viscoso capaz de moverse y tragarse objetos
4 comentarios

Este limo magnético ha sido creado con la idea de introducirse en nuestro cuerpo, moverse por él y buscar objetos. Una idea que puede llegar a salvar vidas pero que resulta horripilante de imaginar, sobre todo después de ver el vídeo donde se aprecia su viscosidad. No es un limo cualquiera, sino un revolucionario robot creado por el reputado profesor Li Zhang de la Universidad China de Hong Kong.

La investigación fue publicada hace unas semanas en la revista Advanced Functional Materials y se considera todo un hito en el desarrollo de estos robots basados en ferrofluidos, pues además de poderse mover hacia donde nos interese, también es capaz de cambiar y adaptar su forma para tragarse y transportar pequeños objetos.

Del tamaño de una pelota de ping pong

Recomendamos ver el vídeo de NewScientist que enlazamos justo sobre estas líneas donde se aprecia cómo se mueve y reacciona el robot-limo. Tenemos un 'soft robot' con unas características viscoelásticas muy particulares. Un limo del tamaño de una pelota de ping pong que ha sido construido a base de partículas magnéticas de alcohol polivinílico, bórax y neodimio.

Es decir, no tenemos un robot rígido del limo, sino que son partículas que pueden ser controladas por imanes y alcanzar una velocidad de hasta 30 milímetros por segundo.

Moverse Formas

La forma inicial es de una gota, pero puede adoptar otras formas como una 'C' o una 'O' para rodear y acabar engullendo pequeños objetos. Según explican los creadores, puede introducirse en rincones de hasta 1,5 milímetros y estirarse hasta siete veces su tamaño original. Es también autorreparable, lo que significa que puede estirarse y conectarse posteriormente por otros lados.

Las partículas originalmente son tóxicas para el cuerpo humano, pero el equipo de Li Zhang las ha rodeado con sílice para hacerlas técnicamente seguras. Según explica a The Guardian, el objetivo es utilizar el limo para introducirlo en el cuerpo y poder atrapar bolas magnéticas que puedan haber sido ingeridas, como ha llegado a ocurrir.

Estomago Slime

La creación de esta sustancia fue inspirada por el personaje de Marvel, Venom: "Cuando vimos Venom, sentimos que esa capacidad era la que queríamos: encontrar algo con una buena capacidad de deformación y una buena adaptabilidad al entorno. Comenzamos desde allí para encontrar el material y luego lo convertimos en el robot de limo", explica Sun Mengmeng, uno de los autores del estudio a SCMP.

Los robots flexibles en forma de limo ya existen desde hace tiempo, pero este es el primero que reúne distintas capacidades como moverse, introducirse por zonas estrechas, cambiar la forma y atrapar magnéticamente otros objetos. Una investigación que todavía tiene que dar pasos al frente para asegurar su posible uso para la medicina, pero cuyas propiedades físicas son de lo más llamativas.

Vía | NewScientist

Temas
Inicio